¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Global Allocation: Octubre ha sido una carnicería, en especial para la renta variable

Global Allocation

El gestor Luis Bononato nos trae el informe del fondo Global Allocation para el mes de octubre de 2018. En él nos explica cuál es su visión de los mercados.

Global Allocation

“¿Que cómo me arruiné? Al principio poco a poco. Luego de golpe.”
Ernest Hemingway

Octubre ha sido una carnicería, en especial para la renta variable. El pistoletazo de salida, sin embargo, lo dieron los bonos del gobierno, que aceleraron a principios de mes las progresivas caídas con las que llevan este año, subiendo con ello los tipos de interés de referencia para el resto de activos.

Al parecer este fue el motivo del inicio de las caídas, aunque lo cierto es que hemos visto caer mucho más los activos que tenían unas valoraciones más exigentes, como es el caso del Nasdaq 100 o del índice de pequeñas compañías Russell 2000.

Precisamente en estos dos índices concentramos nuestra exposición vendida durante prácticamente todo el mes, hasta que vimos que era posible un rebote.

El mes pasado titulamos el informe “THE TOP”, pues pensábamos que era inminente que viéramos los máximos en la renta variable de este ciclo económico (aunque preferimos llamarlo ciclo de crédito) que empezó allá por Marzo del 2009.

El guion que presentamos en el mes de Enero parece que se va cumpliendo paso a paso, y pensamos que efectivamente es muy posible que hayamos visto los máximos en la renta variable estadounidense.

Es por eso que decidimos, después de unos meses de espera, comenzar a tomar activamente posiciones a la baja en estos mercados. Al tiempo que compramos Phillip Morris, la tabaquera, pues pensamos que con una rentabilidad por dividendo por encima del 5% puede servir también de refugio si las cosas se ponen feas. De momento así ha sido, con abultadas subidas durante el mes a la contra del mercado.

Las posiciones compradas en los bonos estadounidenses, si bien inicialmente pensamos que servirán de refugio, ahora creemos que seguramente nos anticipamos demasiado al incluirlas en la cartera, por lo que las hemos bajado sustancialmente su exposición a ellos.

Nos parece que la posición fiscal en EE.UU. es más que comprometida, y no nos extrañaría ver incluso una bajada en el rating en los próximos meses, lo cual no creemos que favorezca a estos activos, especialmente a los de plazos más largos de la curva. Es cierto que mantienen una abultada diferencia con los bonos europeos, pero la Reserva Federal lleva unos meses vendiendo y sumado al enorme déficit que acumulan, no hace sino aumentar la oferta de bonos. Además los bancos centrales de otros países empiezan a desaparecer misteriosamente en los libros de peticiones de las últimas subastas. Por todo esto creemos que aunque los bonos puedan seguir sirviendo de refugio en caso de caídas abruptas en la renta variable, los que decidan protegerse de esta manera lo harán utilizando bonos con vencimientos comprendidos entre el 5 y el 10 años que es donde hemos centrado nuestra posición.

Seguimos manteniendo oro y plata, aunque tampoco han subido con la energía que esperábamos, contribuyendo negativamente a la rentabilidad del fondo en el año. Nuestra impresión es que estamos en los primeros compases de caídas mucho más abultadas. Estas primeras caídas suelen ser bruscas, pero igualmente suelen mantenernos en “vilo”, con rebotes bastante importantes que hacen que sea muy complicado mantenerse firme y no cerrar las posiciones cortas.

Es por eso que incluso a final de mes dimos la vuelta a la posición, para estar comprados durante el último día del mes y, de esta manera, aprovechar el rebote que hubo en los mercados. Debo reconocer que nos cuesta mucho esfuerzo estar del lado que pensamos más peligroso ahora mismo, y este es el estar comprados en el mercado de renta variable. Intentaremos estar lo más pendientes posibles de cualquier indicio de cambio que nos haga poner “en pausa” esta estrategia de posiciones cortas en renta variable, como lo es especialmente el mercado de crédito, que por cierto, sigue deteriorándose incluso los días de rebote.

Por otro lado, al cerrar la posición integra en los bonos estadounidenses, conseguíamos cerrar prácticamente nuestra exposición al dólar. Desde los niveles de entrada, sobre los 1,245, los actuales niveles de 1,135 nos parecían, por el momento, un primer objetivo alcanzado. A pesar de las importantes pérdidas en los bonos (Treasuries 15/11/44), en el cómputo global, gracias a la evolución del dólar estadounidense, han contribuido positivamente.

Recomendamos encarecidamente a aquellos que estos movimientos les pillen por sorpresa, que relean detenidamente los informes que hemos ido publicando durante el último año, y de los distintos avisos que hemos visto durante este periodo. Ya no hay más avisos, nos tememos.

Decía Hemingway “intenta comprender, no eres un personaje de tragedia”.

Global Allocation

  1. #1

    marcenick

    van por detrás del mercado... sin palabras

    ¿por qué comparan con el Eurostoxx50 (Europa) cuando no llevan Europa en la cartera? ¿queda más espectacular?

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar