Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Global Allocation: Las compañías “buenas”, nunca habían sido tan “malas”

Portada - Global Allocoation

 

El gestor Luis Bononato nos trae el informe del fondo Global Allocation para el mes de mayo de 2018. En el nos explica cúal es su visión de los mercados entre lo que destaca su posición prudente ante la situación en el mercado de deuda global y las perspectivas de riesgo.

 

“La paciencia es la fortaleza del débil, y la impaciencia la debilidad del fuerte”

Immanuel Kant

El mes de Mayo ha sido tormentoso. Para continuar con la nota que escribimos hace unos meses titulada “Primer Aviso”, podemos afirmar que hemos visto el segundo y el tercer aviso. El segundo vino de la mano de los países emergentes, los cuales en el informe de enero poníamos en ese orden, cuando hablábamos de los posibles “motivos” de caídas en los mercados.

Empezando por Argentina, que ha sufrido una fuerte devaluación en su moneda, y se ha extendido por otros territorios más lejanos, con Turquía como el más relevante. La subida de los tipos en EE. UU., y del dólar detrás, como principales motivos. El impacto en los mercados desarrollados apenas ha sido perceptible. El tercer aviso, más cercano, ha tenido como actor principal Italia y como secundario a España. Desde hace meses venimos advirtiendo de la inestabilidad política del país que puede llevarnos a ver problemas de los serios, en especial, en cuanto a la propia estabilidad del euro. Este “experimento” parece que no termina de pasar las distintas pruebas de fiabilidad, y cada vez parece más factible una ruptura del mismo. Son cosas que pasarán sin remedio.

Lo difícil es saber cuando. El Deutsche Bank, por cierto, está empezando a ponerse muy feo, también lo hemos nombrado últimamente… A principio de mes, viendo cómo nuestras posiciones cortas de bancos y en bonos europeos no terminaban de funcionar, con un goteo constante de pérdidas, y visto que los mercados no había manera de que pusieran en “precio” los riesgos políticos, sino más bien al revés, e influidos además por los constantes rumores de movimientos políticos encaminados a fortalecer la unión bancaria y fiscal europea, decidimos cambiar nuestras posiciones por otras que reflejaran lo mismo, aunque de manera que el tiempo juegue en nuestro favor, y no en contra. No sabemos si hemos sido impacientes o demasiado pacientes, pero nos preparamos para serlo aún más.

Así, cerramos todas las posiciones cortas, tanto en acciones (el S&P y los bancos europeos), como de bonos (bonos alemanes e italianos), y decidimos incrementar nuestra exposición comprada a los bonos en EE. UU.. Ahora mismo, nos parecen el único activo que tiene una rentabilidad razonable (sobre el 3%) para el riesgo que tienen. Este cambio nos ha dado algunos frutos, aunque nos hubiera venido aún mejor hacerlo después de las turbulencias de este mes, donde hemos visto caídas muy importantes tanto en los bonos italianos como en los bancos europeos. También han sido muy fuertes las subidas de los bonos alemanes, actuando como refugio.

De hecho, los bonos alemanes a 30 años han llegado a estar por debajo del 1% de rentabilidad tras las fortísimas subidas de precio. Este “refugio”, para quien lo quiera. La verdad es que nos parece un auténtico disparate, pero con los mercados nunca se puede poner límites, y más cuando cada día que pasa nos parece más difícil que el BCE pueda finalizar, algún día, con las compras de bonos soberanos y bonos de compañías. Estamos al parecer atrapados. En cuanto a nuestro principal indicador del riesgo, hemos visto cómo estos últimos seguían aumentando paulatinamente sus diferenciales, en especial los días de más revuelo. Poco a poco, los diferenciales que tocaban mínimos cerca de 25 pb a principio de año, están ya a 55 pb. Todavía no son niveles para salir corriendo, pero cuando pase algo, igual es tarde y la puerta de salida se hace pequeña para la fiesta que hay montada en la plaza. Igual ya no hay más avisos.

EUR IG All sectors OAS

 

El principal peligro parece, obviamente, el mercado de bonos de alto rendimiento (High Yield), así como el de préstamos sin garantías (Covenant-Lite Loans) y préstamos apalancados (Leverage Loans) que han alcanzado tamaños sin precedentes. Pongo los nombrecitos para que os vayan sonando, como pasa seguro con el término “subprime” (que por cierto en el segmento de automóvil está registrando ya impagos superiores a los de la crisis anterior).

Sin embargo, nunca antes ha habido tantas compañías en el escalón previo a convertirse en bonos basura como a día de hoy. Es decir, las compañías “buenas”, nunca han sido tan “malas”. Luego el problema será de las compañías de rating. Como dato, de las principales 1.500 compañías cotizadas en EE. UU., cerca del 15% no tienen suficientes ingresos para pagar los intereses de la deuda que tienen emitida. Lo que se denominan compañías zombis. Récord histórico, como no podía ser de otra manera. Me repito, pero como siempre digo: las crisis son siempre de crédito. Y las señales no son buenas. Básicamente, no hemos cambiado de opinión, sino que estamos intentando que la espera, aunque no nos de unos resultados espectaculares, no nos cueste dinero o mejor incluso si nos va dando algo. Aunque sea poco. Si cambiamos de opinión, ya os lo haremos saber. No sería la primera vez. Como decía Kant;

“El sabio puede cambiar de opinión, el necio, nunca.”

 

 

Global Allocation - Cartera 2018

  1. #1

    Nega16

    Tormentoso?

    El S&P ha subido un 2% al igual que la media de los ultimos cinco años.

    Donde ha sido la tormenta ?
    Que ha tenido de diferente de los ultimos cinco años?
    Eso es una rentabilidad anualizada del 24%, eso es tormentoso?

    yo flipo cada vez mas

  2. #2

    marcenick

    en respuesta a Nega16
    Ver mensaje de Nega16

    La de cantidad de compañías "buenas" que están marcando un día tras otro máximos y con potencial alcista con crecimientos en base a buenos resultados.

    Vale que no todas las compañías lo hacen, pero para esto está la gestión activa: para buscar las que funcionan.

    Pues nada, mientras tanto ahí refugiados están algunos esperando un cataclismo. (el arte de la paciencia)



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar