¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de inversión

Los mejores fondos de inversión

Calculadora Comisiones en Rankia
¿Quieres conocer las comisiones de tus fondos de inversión?

WerteFinder: No son tiempos normales y en cualquier momento pueden cambiar las perspectivas

WerteFinder

  • Índice ISM en EE.UU. con fuerte bajada en todos los componentes
  • Índices de sentimiento y otros indicadores en Europa con desaceleración
  • Consumo sigue siendo fuerte en China
  • Ventas al por menor en Europa con clara desaceleración
  • Matriculas de coches en Francia muy fuerte
  • Fracking en EE.UU. con nuevo récord
 

General

En tiempos normales podríamos calificar el entorno bursátil como satisfactorio. La economía global crece a un ritmo alto y los tipos todavía se mantienen bajos debido a una inflación muy moderada. No obstante, los tiempos no se pueden considerar normales porque el presidente americano pone en duda muchos de los pilares del orden económico que habían plasmado el entorno económico las últimas décadas. Cuando antes los inversores podíamos valorar las consecuencias de cualquier nueva política con suficiente tiempo, hoy en día son tuits de Trump que pueden cambiar las perspectivas de cualquier empresa, sector o país de forma rotunda. Esta forma de actuar aumenta la incertidumbre y los inversores piden una mayor prima de riesgo. Una mayor prima de riesgo se traduce inmediatamente en caídas de las bolsas. Los mercados estarán por ello atentos cómo las nuevas medidas pueden afectar al crecimiento y optarán
por más cautela, más aun cuando la valoración en el mercado americano todavía es alta.

En cuanto al entorno económico observamos que el ritmo de crecimiento se mantiene alto, pero notamos que en todos los bloques importantes las tasas han alcanzado su cima.

Análisis macroeconómico
 

EE.UU.

En EE.UU. como en los otros bloques económicos observamos una clara desaceleración. En EE.UU. se nota sobre todo en los datos del importante índice ISM (véase el gráfico abajo) que experimentó descensos en todos sus componentes.

Después de un auge tan largo como lo experimentamos en EE.UU. nos interesa no solo la evolución de ciertas variables coyunturales sino también hasta qué grado ya nos encontramos en una situación de sobre-calentamiento. Si el aumento de la actividad va de mano de una mejora del crecimiento potencial es diferente a que si el aumento lleva a una sobrecarga de los recursos (humanos y materiales). En este sentido constatamos en primer lugar que la utilización de la capacidad sigue aumentando, aunque estamos lejos de los máximos históricos.

WerteFinder

En cuanto a los recursos humanos nos interesa si por el buen entorno entra más gente en el mercado laboral, una situación que se mide por la llamada tasa de participación en el mercado laboral. Como muestra el siguiente gráfico esta tasa ha mejorado bastante para la población activa comprendida entre 25 y 54 años. Para el resto de la población no observamos una mejora.

WerteFinder

Para evaluar la sostenibilidad de la economía necesitamos también evaluar si ha habido un aumento de la productividad per capita. Como observamos en el gráfico abajo observamos solo un leve repunte de la productividad per capita. Esta evolución débil contradice la idea de que el mayor grado de automatización llevaría a un aumento de la productividad.

WerteFinder

En cuanto al mercado laboral, es una idea a cuestionar que el descenso del desempleo lleve al alza de los salarios (es una idea lógica que incluso se ha nombrado después de su inventor Philips, es decir hablamos de la famosa curva de Philips).

WerteFinder

No obstante, a pesar de su lógica la realidad no se conforma a la teoría porque los salarios suben a un ritmo muy lento. A finales de febrero hubo un momento de verdadero pánico cuando los salarios experimentaron un alza de un 2,9 % después de haber quedado durante muchos meses alrededor del 2,5 %. En Wertefinder tuvimos dudas de que este dato significara realmente el inicio de una mayor alza porque el alza afectaba solo a 20 millones de los 120 millones de empleados que entran en el computo de esta cifra (para detalles véase nuestro informe del mes pasado). Al final el dato del 2,9 % se ha revisado a la baja al 2,77%, pero el daño para los mercados estaba ya hecho. Como apreciamos en el gráfico siguiente, el mes pasado tampoco hubo una aceleración porque el aumento salarial se quedó al 2,7 %. No obstante, la tendencia es al alza, pero con mucho menos rapidez de lo que el mercado había anticipado.

WerteFinder

En consecuencia los tipos a 10 años en vez de subir por encima del 3 % volvieron a una tasa más apacible para las bolsas del 2,7%. Parece que la bonanza económica se queda en el bolsillo de los empresarios, porque incluso después de la reforma fiscal la renta disponible per capita solo crece a un ritmo del 1,5 % (más para la economía total por la mayor participación y el crecimiento de la población). Si la renta per capita sube tan poco y la tasa de ahorro ya vuelve a subir desde mínimos históricos, es difícil pensar que la economía recibe otro empuje.

WerteFinder

Otro tema que pesa sobre los mercados es la acumulación de dos déficits: el déficit comercial y el déficit presupuestario. Se espera que el déficit presupuestario vaya en aumento y que en consecuencia aumente la deuda. Un escenario que mantendrá a la Reserva Federal muy atenta para mantener una política monetaria restrictiva. No obstante, tanto la inflación como los salarios suben a un paso muy lento así que la subida de tipos se desarrollará a un ritmo previsible para los mercados y sin sorpresas.

Europa

En la zona euro aumentan los indicios de que la dinámica del entorno económico pierde fuerza. Entre los indicadores que corroboran esta tesis se encuentran en primer lugar los llamados PMIs (Purchasing Managers Index) que han vuelto a bajar de forma fuerte. Mientras estos índices miden el sentimiento y por lo tanto pueden cambiar rápidamente, los datos sobre la producción y de los nuevos pedidos confirman el mensaje de los PMIs. Sobre todo en Alemania se ha registrado una descenso tanto de los datos de la producción, de las exportaciones y de los nuevos pedidos. El descenso se explica no solo por la fortaleza del euro, sino también por otros factores como la escasez de la mano de obra en algunos sectores. En el sector de la construcción juega un papel importante la falta de terreno urbano.

La desaceleración del crecimiento en la zona euro se observa también en el consumo: Si bien las ventas al por menor subieron en febrero en 1,8 % en tasa interanual, esta tasa se encuentra muy por debajo de los máximos de septiembre y noviembre del año pasado cuando subieron un 3,9 % y 3,7 %, respectivamente. Por países se observa un crecimiento débil por debajo de la media en Alemania (1,3 %), Suecia (0,9 %), Bélgica (1,2 %) y Austria (-1,2 %), mientras en Francia (2,9 %) y los países del sur de Europa se registra un crecimiento por encima de la media (España: 2,2 %, Portugal: 4 %).

En Francia se observa por los indicadores de sentimiento igualmente una desaceleración muy suave (véase el indicador de INSEE abajo).

WerteFinder

El nivel de desempleo, no obstante, sigue bajando y se situó en el cuarto trimestre al 8,9 %, la tasa más baja después de la crisis financiera del 2008. Juzgando por el auge de las nuevas matriculas de coches el ánimo del consumidor francés se encuentra con buenas perspectivas para mantener gastos importantes ya que en marzo las matriculas subieron un 4,1 % con respecto al mes anterior (véase el gráfico abajo).

WerteFinder

China

En China la economía mantiene su impulso al juzgar por una serie de indicadores: Las ventas al por menor crecen otra vez casi al 10 %. Las ventas de automóviles que explican el 10 % del total de las ventas mantienen igualmente un ritmo de crecimiento del casi 10 %. Los precios inmobiliarios continuan un descenso muy leve y se trata de un proceso sano porque de esta forma se reduce la sobre-valoración del mercado. El leve descenso afecta sobre todo a las grandes ciudades („first tier“) mientras en las ciudades más pequeñas se experimentan leves subidas de precios (en estas ciudades tampoco se experimentaron subidas tan espectaculares). En todo caso al ser un descenso muy lento no debería afectar al consumo.

Ya que el consumo crece con un ritmo por encima del PIB su peso en la economía sigue creciendo. El reto para China es canalizar el ahorro (China tiene una de las tasas más altas de ahorro en el mundo) a un uso productivo y el incremento del consumo es una evolución beneficiosa (canalizarlo como antes a una inversión no productiva ha resultado precisamente en el auge de industrias con productos obsoletos).

Los llamados PMIs para el sector manufacturero muestran una cierta recuperación.

Materias primas

Petróleo

Quizá el tema dominante en el mercado de petróleo es el incremento sin cesar de la producción americana. Esta alta producción no afecta a los precios porque la demanda mundial experimenta igualmente una subida, pero se espera que a finales de este año haya otra vez un superávit de la oferta sobre la demanda.

WerteFinder

Evolución del fondo

En el mes de marzo el valor del fondo sufrió un descenso del 1,9%. La renta variable aportó al fondo aproximadamente un -1,35%. La divisa que más favoreció al fondo fue el peso mexicano con un contribución positiva de aproximadamente el +0,14%. El dólar australiano y el rublo ruso contribuyeron de forma negativa al fondo aportando respectivamente +0,17% y -0,14% aproximadamente.

Los valores con mayor aportación al fondo fueron los siguientes:

  • Daisorin (+0,08%), Brembo (+0,05%) y Henkel (+0,03%).
  • Los valores con mayor aportación negativa fueron los siguientes:
  • Qualcomm (-0,27%), Universal Display (-0,14%) y Pfeiffer Vacuum (-0,1%)

Perspectivas y estrategia

Las caídas en las bolsas se produjeron a la vez que los beneficios empresariales continuaron subiendo. La valoración de los mercados - sobre todo en Europa - ha mejorado por lo tanto. Si no fuera por el temor de una guerra de comercio tendríamos todos los ingredientes para un mejor entorno bursátil.

El tema de los tipos de interés no debe de ser un obstáculo mayor mientras el alza se produce de forma lenta y previsible. La moderación en la subida de los salarios el mes pasado (+2,7 %) parece indicar que de este lado no nos amenazan grandes peligros.

En cuanto al dólar, aunque el aumento del diferencial de los tipos favorece al dólar, quizá la pérdida de confianza en la presidencia merma sus perspectivas. De igual modo se espera que el aumento de los déficits gemelos puede presionar el dólar como ha ocurrido en períodos pasado. Por eso hemos reducido nuestra posición en activos denominados en dólares.

Bad Homburg, 9 de marzo de 2018

Jürgen Brückner

Chief Investment Officer

WerteFinder Vermögensverwaltung GmbH

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar