¿Cómo puede la tecnología Blockchain revolucionar la industria de la gestión de activos?

¿Cómo puede la tecnología Blockchain revolucionar la industria de la gestión de activos?

Tras las recientes fluctuaciones en el valor del Bitcoin, el mundo de las criptomonedas está en boca de todos. No obstante, relacionado con esto, hay otro término que también da mucho que hablar y es la tecnología Blockchain, en la que se basa el Bitcoin para ser comprado y vendido y evitar que se dupliquen las transacciones. Y aunque el comercio de criptomonedas sea el uso más popular de esta tecnología, lo cierto es que hay expertos que la bautizan como ‘el nuevo internet’ y auguran una auténtica revolución digital en muchos sentidos.

 

Cabecera Blockchain

¿Qué es el Blockchain y cómo funciona?

Sin entrar demasiado en profundidad técnica, podríamos decir que esta tecnología funciona como un libro de registro contable digital que se puede compartir en redes tanto públicas como privadas y que se utiliza para realizar un seguimiento de las transacciones. La información sobre la transacción debe de ser verificada por los todos los partícipes de la red (llamados 'nodos') y se va quedando registrada constantemente en forma de una cadena de bloques y bloques de información. En su conjunto, todos los nodos constituirían una base de datos distribuida y segura (gracias al cifrado) que no tiene porqué quedar reducida a las transacciones financieras, sino de todo tipo.

Puesto con una analogía simple: Imaginemos que dos personas necesitan editar el mismo documento Word al mismo tiempo. Anteriormente, para editar un documento de texto entre dos personas (que no se encuentran juntas físicamente) había que hacer una copia, enviársela al compañero y éste debía hacer sus contribuciones. Nuestro compañero tenía una versión del documento (incluyendo lo que había escrito) y nosotros teníamos la antigua sin el nuevo contenido, y no podíamos hacer nada hasta que la otra persona terminase y nos lo enviara de vuelta.

Sin embargo, desde que apareció Google Docs, dos personas pueden visualizar el mismo documento al mismo tiempo y no sólo eso sino que además pueden hacer los cambios que quieran a la vez, sin necesidad de tiempos de espera ni copias innecesarias. Además, al compartirlo de forma controlada nadie que no esté autorizado puede modificarlo. Esos mismos son los principios en los que se basa el Blockchain.

La diferencia que tiene el denominado Blockchain con otros sistemas se encuentra en el hecho de que, una vez registrada, la información no se puede modificar y tampoco se puede borrar. Es transparente, porque las transacciones están abiertas al público pero a la vez son anónimas ya que no se puede asociar la información a ninguna de las partes que intervienen en la operación.

De esta forma, el Blockchain constituye un sistema de arbitraje inteligente, permitiendo que no sea necesario mantener una gran base de datos ni un gran intermediario central para garantizar la legitimidad y seguridad del proceso. Los miembros de la cadena pueden confirmar las transacciones y actualizar los libros de registro en tiempo real, lo cual resulta mucho más ágil y barato, y asegura la transparencia de las transacciones.

 

Blockchain - Bancos

Fuente: Santander InnoVentures - Fintech 2.0

 

¿Cómo puede Blockchain cambiar el entorno de los fondos de inversión?

Todavía a día de hoy hay ciertas transacciones financieras que tardan horas, incluso días en liquidarse. La tecnología Blockchain podría reducir esos tiempos a cero, ya que se podría comprobar al instante que el comprador tiene el título y el vendedor posee el dinero.

Según el Financial Times, la industria de la gestión de activos podría llegar a ahorrarse 2.700$ millones gracias a la optimización en su cadena de valor que resultaría de la adopción de esta tecnología.

También existe un estudio realizado de forma conjunta por Accenture y Aon, donde se concluye que Blockchain podría reducir en un 30% de media el coste de infraestructuras de ocho de los diez mayores bancos de inversión del mundo.

La reducción de intermediarios y la aportación de datos compartidos, verificados y de confianza, permitiría a los gestores de activos:

  • Reducir costes (menos errores en la conciliación de cuentas)
  • Una liquidación más rápida de las transacciones
  • Mejor transparencia al facilitarse la monitorización de la información

Un estudio realizado por Deloitte sobre la integración del Blockchain en las empresas de gestión de activos, explica que los aspectos de negocio donde estas empresas podrían sacar más provecho de este sistema serían administración de documentos y liquidación de operaciones, entre otros. Además, también presentarían muchos beneficios para el inversor sobretodo en materia de información y comunicación, y el acceso a una información más completa también ayudaría cuando se trata de evaluar el perfil de riesgo de los mismos, por no hablar de que la reducción en costes para las entidades de gestión podría traducirse en una reducción de las comisiones para sus clientes.

En definitiva, la tecnología Blockchain tiene un número elevado de usos potenciales dentro de la industria de la gestión de activos. Estos 'libros de registro descentralizados' son muy flexibles: una vez implementados, pueden ser usados para corregir errores en el proceso de incorporación del cliente, optimizar la gestión de carteras modelo, acelerar el procesamiento y la liquidación de transacciones e incluso pueden facilitar la recolección de datos asociada a los deberes de transparencia y contra el blanqueo de capitales de las empresas.

El resultado sería una eliminación de tareas redundantes, costes operativos reducidos y un incremento de las oportunidades para mejorar la experiencia del cliente. El Blockchain es sin duda alguna una tecnología a la que mantener un ojo durante los próximos años sobretodo entre los inversores ya que promete cambiar las cosas de manera importante.

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar