Global Allocation: Tiene toda la pinta que vamos a tener razón

Global Allocation: Tiene toda la pinta que vamos a tener razón

Global Allocation Enero

“There are two bubbles: We have a stock market bubble, and we have a bond market bubble. The trouble in the bond market will eventually be the critical issue.”

Alan Greenspan, Bloomberg TV, 31 de Enero 2018

Global Allocation Enero

En Enero hemos asistido a la pulverización de varios de los récords históricos que todavía quedaban por romper a las bolsas, en especial en EE. UU. Allí, hemos visto récords de compras de ETFs y fondos de renta variable por parte de los particulares, que definitivamente han entrado al mercado que nunca baja. Los niveles de optimismo alcista que se han registrado han sobrepasado los máximos de las anteriores burbujas. La volatilidad ha registrado mínimos históricos mientras que los RSI se han situado en niveles máximos. Llevamos más de 400 días sin ver una corrección que llegue siquiera al 5%. Y así, no sé cuantos más. Hablamos de series de datos que abarcan más de 150 años.

Hemos visto, sin duda alguna, la claudicación total. Máximos de exposición en las carteras, mínimos históricos de liquidez, el ahorro desplomándose y las deudas en tarjetas de crédito por encima de 2008, financiando buena parte de las compras de las criptomonedas.

A nivel estratégico hemos aprovechado para aumentar un poco más nuestra exposición vendida, cambiando una parte de la exposición corta en el S&P 500 por opciones puts sobre el mismo índice. Estas nos dan el derecho a vender si los precios caen por debajo del 2000 hasta diciembre de este año. El coste de la opción no fue superior al 1% del patrimonio, un regalo. La exposición que aparece en la cartera es por la delta, es decir, el equivalente a si esta posición fuera al contado. Aumentará mucho si el mercado baja, y disminuirá si sube. Cambiamos la otra parte de los futuros vendidos del S&P para incrementar la exposición vendida en el Russell 2000, que todavía nos gusta “menos”.

Respecto a los bonos, aumentamos la exposición vendida en los bonos alemanes a 30 años, los cuales han ido cayendo paulatinamente a medida que las bolsas subían. En Europa es la “gran burbuja” que nunca explota, obviamente por las compras del BCE (se suponen que terminarán en septiembre), el gran causante de la bomba que se avecina.

Pensamos que las probabilidades de un crack conjunto de bolsa y bonos han aumentado significativamente los últimos días. La correlación entre ambos activos ha aumentado de manera repentina hasta niveles de principio del 2009. Tiene toda la pinta que vamos a tener razón. Los bonos corporativos, especialmente los de peor calidad en EE. UU., empiezan a sufrir un poco. Peligro inminente.

Durante este mes, los bancos europeos han subido de lo lindo. Después de ver los resultados de Deutsche Bank y las cifras de morosidad en Italia, se nos ha puesto la carne de gallina. Y se supone que van a ganar dinero cuando suban los tipos de interés.

Febrero empieza con muy mala pinta. Recomiendo releer el informe del mes pasado, y como solía decir Greenspan, si cree que me ha entendido es que no me he explicado bien.

Global Allocation Enero

  1. #1
    07/02/18 07:25

    Entendemos que cuando dicen "un crack conjunto de bolsa" se están refiriendo a un "crash", no a un "crack".

    El informe del mes pasado hablaba de expectativas un movimiento al alza de la renta variable del 20% para luego caer un 50%. Es muy osado que se cumpla este escenario previsto, pero todo puede ser.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar