Global Allocation: Los mercados han pasado de la fase del inversor al especulador

Global Allocation: Los mercados han pasado de la fase del inversor al especulador

Informe Mensual Noviembre Global Allocation

“Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar.”

Mark Twain

El mes pasado terminaba el informe mensual diciendo que la renta variable tenía un buen margen de subida fundamentada por su valoración relativa contra el resto de activos. Reiterando que tanto los bonos del gobierno como la deuda corporativa se encuentran en zona de absoluta burbuja.

Este hecho es más cierto en Europa, donde las bolsas podemos decir que siguen relativamente baratas en relación al resto de activos, que en EEUU, donde las burbujas en los bonos no son tan espectaculares, pero las valoraciones de la bolsa, según qué criterios utilicemos, sobrepasan a día de hoy los picos de valoración no sólo de las dos últimas burbujas (del 2000 y 2008), sino incluso las del año 1929.

valor liquidativo global allocation

Evolución anual global allocation

Una de las mejores maneras formas de comprobar si estamos o no “en peligro” es, como decía Mark Twain, comprobar la opinión y posicionamiento del resto. Así, nos encontramos en niveles de optimismo, confianza del consumidor y confianza empresarial solo vistos antes del 2000 y 2008. La liquidez de los fondos está en mínimos de hace mucho tiempo. Los hedge funds, los principales representantes de la gestión activa, tienen la mayor exposición a las bolsas de los últimos 10 años. En general se nota una sensación de urgencia, no sólo en el Bitcoin, de que nos podemos perder la “gran subida” de las bolsas.

Es cierto que en los últimos momentos de los ciclos económicos hay veces que los índices pueden tener fuertes subidas, pero la verdad sea dicha, preferimos perderlas o incluso perder algo, que encontrarnos atrapados en una caída que puede ser muy importante y sin previo aviso, como la acontecida en el 1987.

El posicionamiento en todo tipo de apuestas que impliquen ganar dinero a la “estabilidad” o falta de volatilidad ha superado cualquier tipo de límite de lo inimaginable. La aparente falta de riesgo actúa como una retroalimentación en este sentido.

Digamos que podemos esperar subidas en el medio plazo con una posibilidad del 70% y caídas del 30%. Sin embargo, la probabilidad no funciona sola, sino viendo lo que podemos ganar o perder en esos escenarios. Las pérdidas potenciales pueden ser del orden de 4, 5, o 10 veces superiores, en función del tipo de activo, a las ganancias. La posibilidad de mayor ganancia se encuentra en el lado de las menores probabilidades.

Nos preocupa especialmente el abrupto movimiento que han tenido las curvas de tipos de interés en EEUU, en donde los tipos a largo están especialmente bajos comparados con los cortos. Es decir, los bonos a 30 años apenas valen más que los de 2 años. Este indicador apunta a la posibilidad de que nos encontremos muy cerca de lo que la economía real es capaz de aguantar antes de sufrir un descalabro si subieran los tipos de interés. Este escenario ya se está dando en EEUU y se esperan mayores subidas de tipos de interés para el próximo año.

Si la inflación aparece, como algunos indicadores empiezan a adelantar, los bancos centrales tendrán muy difícil soportar los mercados argumentando una política encaminada al control de la inflación, lo que puede hacer que veamos caídas en todos los activos a la vez. De momento la inflación la tenemos en todos los activos financieros. Hiperinflación casi en algunos. A saber si con las máquinas de imprimir riqueza infinita de los bancos centrales no la vamos a sufrir de nuevo.

Aunque apostamos por esta variable inflacionista como principal desencadenante, también podría deberse a tensiones geopolíticas (sanciones a Rusia, desacuerdos en la OPEP, Corea del Norte, Arabia Saudí, Líbano…); o al desapalancamiento - crisis de crédito en China; etc… .

Tras la crisis de crédito del 2008, hemos asistido a un aumento espeluznante de las cifras de la deuda en algunos países y sectores. Empresas en EEUU (en especial para recomprarse sus propias acciones, lo cual ha motivado buena parte de las subidas), países emergentes y deuda pública en general. China en particular.

Después de todo esto, hemos decidido posicionarnos ligeramente a la baja, tanto en bolsa como en bonos. Iremos comprando además opciones, para limitarnos las posibles pérdidas y aprovechar este posible escenario. Aunque no parezca tampoco inminente, si que parece inevitable.

Espero que podáis tener la paciencia que implica el pensar que nos estamos perdiendo la fiesta. Algunas resacas son horribles. Después de ver la exposición que hemos llegado a tener estos últimos meses, solo recuerdo otra ocasión similar a finales del 2007.

Quizás esta vez sea diferente, pero los mercados han pasado de la fase del inversor al especulador. Lo único que se puede obtener ya, por esperar, son las posibles plusvalías que obtengamos cuando venga otro a comprar más alto.

Composición de cartera Global Allocation

Esperemos que esta vez no sea diferente “a peor” y que lo único que se salve sean algunos activos reales como el oro y las tierras (oro ya tenemos).

Así que, como también decía Mark Twain: “Compre tierra. Han dejado de producirla.”.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar