¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿Cuál es el proceso de inversión de un robo advisor?

Los Robo Advisors son entidades que ofrecen un nuevo estilo de gestión, pero, ¿qué son? ¿cuál es su proceso de inversión? En este post veremos las principales características de este tipo de entidades y haremos un repaso de su proceso de inversión basado en tres pilares: la gestión pasiva, gestión automatizada y mínimos costes.

¿Qué es un Robo Advisor?

Un Robo Advisor es una empresa de gestión automatizada de carteras que trata de construir las carteras de sus clientes simplificando y automatizando todo el proceso de inversión, desde la selección del perfil de riesgo, contrucción de las carteras y reajuste de las mismas. Todo este proceso se realiza mediante algoritmos que replican el proceso de asesoramiento habitual de forma que reduce sensiblemente los costes. Además, continuando con la filosofía de reducción de costes, invierten principalmente en productos de gestión pasiva como fondos índice o ETFs. Para poder operar en el mercado español y realizar servicios de asesoramiento y gestión de carteras deben estar regulados por la CNMV.

Proceso de inversión en un Robo Advisor

Determinar el perfil de riesgo

El paso inicial en todo Robo Advisor, al igual que en el asesoramiento tradicional, es determinar el perfil de riesgo del inversor. Este perfil de riesgo se determina utilizando un test que equivaldría a las preguntas que realizaría un asesor para conocer al inversor y así determinar el nivel de riesgo y objetivos financieros de cara a seleccionar una cartera. Estas preguntas buscan conocer los objetivos a largo plazo, la capacidad de ahorro y situación patrimonial en general, la tolerancia al riesgo y el plazo de inversión del inversor. Una vez realizado el test se asigna un perfil de riesgo al inversor que irá desde un nivel de 0 (más defensivo) y 10 (más agresivo).

Uso de carteras modelo optimizadas

Cada nivel o perfil de riesgo viene ligado a una cartera con una distribución de activos concreta. Los Robo Advisors preparan las carteras siguiendo la teoría moderna de carteras centrándose en la distribución de activos en función del nivel de riesgo del inversor. Mediante una serie de algoritmos optimizan la distribución entre los diferentes tipos de activos para cada cartera estableciendo el rendimiento y nivel de riesgo objetivo. Entre las clases de activos disponibles encontramos gran variedad, desde Bonos Gubernamentales, Bonos Corporativos, Bonos de Alto Rendimiento, Real Estate, Materias Primas y Renta Variable con una perspectiva mundial o de diferentes regiones. Este abanico de activos invertibles permite mejorar la relación rentabilidad riesgo de las carteras gracias al efecto positivo de la descorrelación entre ellos. 

Gestión con instrumentos pasivos y reducción de costes de gestión

Uno de los pilares de los Robo Advisors es reducción de costes gracias a la inversión automatizada en productos pasivos, principalmente ETFs o fondos índice. Esta filosofía de inversión defiende que no es posible (o es extremadamente difícil) obtener rendimientos superiores al mercado por lo que determina que la mejor opción es seguir a los mercados (indexarse) de la forma más barata posible. Los Robo Advisors siguen esta filosofía y construyen carteras fijándose en la distribución de los activos y optimización de las carteras para cumplir los objetivos del inversor y no tanto en batir a un mercado en particular. Básicamente es un estilo que invierte en productos pasivos de bajo coste tratando de reducir al máximo el coste del asesoramiento para el inversor. 

Seguimiento y monitorización de la cartera

Una vez que el inversor tiene su cartera creada es importante realizar un seguimiento de la cartera. Los Robo Advisors se caracterizan por tener un proceso 100% online a lo largo del proceso de inversión lo que facilita mucho el seguimiento de las carteras. Los inversores pueden conocer en cualquier momento la evolución de su cartera ya que los fondos índice y ETFs se actualizan a cierre de mercado y podrá ver la evolución de la cartera en las plataformas online de dichas entidades. 

Reajustes de cartera

Las carteras no son permanentes dado que por la propia evolución de las inversiones los porcentajes iniciales varían así como la distribución óptima. Por tanto estas carteras son reajustadas a lo largo del tiempo en función de su desviación respecto a la composición inicial. Por ejemplo, InbestMe realiza reajustes mensuales en su versión InbestMe Dynamic y trimestrales en InbestMe Basic cuando la cartera se desvía un 2% de su estructura inicial. La frecuencia en los reajustes depende del tipo de producto que utilicen y el rango que se asignen para realizar los rebalanceos.

Este reajuste permite trasladar patrimonio de las inversiones que más suben a las que han tenido peor comportamiento relativo siendo un estabilizador automático que vende los segmentos sobre valorados de la cartera y compra los infravalorados.

Conclusiones

Los Robo Advisor plantean un nuevo estilo de inversión enfocado a la gestión automatizada con instrumentos pasivos, que trata de ser una solución para los inversores descontentos con los servicios de inversión tradicionales. Con un proceso online y reduciendo al máximo el coste del asesoramiento consiguen un servicio con costes reducidos que trata de obtener un rendimiento satisfactorio y superior a la media de fondos activos para cada tipo de inversor en función de su perfil de riesgo.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre los Robo Advisors aquí.

Guía Robo Advisors

Guía Robo Advisors



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar