Las grandes ciudades crecen: ¿cómo identificar y obtener rentabilidad de ello?

Las grandes ciudades crecen: ¿cómo identificar y obtener rentabilidad de ello?

La urbanización es una mega tendencia a largo plazo ya que en el año 2030, el 75% de la población mundial (que alcanzará los 8.500 millones de personas según las estimaciones de las Naciones Unidas) vivirá en las ciudades. Esto no significa que sea posible obtener rentabilidades si invertimos de forma general en el mercado inmobiliario ya que habrá unas ciudades que se convertirán en líderes y otras que pasarán a un segundo plano. Es importante apostar por las ciudades que se convierten en centros de crecimiento, generación de empleo e innovación, así como líderes culturales y en calidad de vida para sus habitantes. Dichas ciudades contarán con amplias ventajas competitivas siendo una oportunidad de inversión.

Ciudades Globales: una megatendencia de inversión a largo plazo

Los-angeles

¿Cuáles son las características de las grandes ciudades?

Son los principales centros de creación de empleo y este es un ingrediente fundamental para la inversión inmobiliaria. Sin crecimiento del empleo es poco probable que haya una demanda adicional para los diversos tipos de activos inmobiliarios (oficinas, tiendas, etc). Cuando el empleo aumenta los propietarios de los inmuebles tienen la oportunidad de cobrar a sus inquilinos un alquiler más alto y esto conducirá a un mayor rendimiento de los ingresos para los inversores y, con en el tiempo, en un mayor valor de capital.

Por otro lado, también ofrecen una amplia gama de servicios por lo que las personas se sienten más atraídas y predispuestas a vivir en estas ciudades al haber gran cantidad de posibilidades de crecimiento personal. La oferta de museos, teatros, grandes centros deportivos y una gran mezcla cultural que permita encontrar personas con ideales e intereses afines fomenta el interés por estas ciudades.

¿Por qué son un hervidero para industrias de crecimiento?

Los sectores de mayor crecimiento como las nuevas tecnologías, telecomunicaciones o servicios financieros tienden a concentrarse en este tipo de ciudades lo que significa que se benefician de las economías de escala, por ejemplo, al poder tener universidades que son referencias mundiales generan las mejores ideas y proyectos punteros, algo que está fuera del alcance de la mayoría de ciudades del mundo. Esta capacidad de generar oportunidades atrae a ciudadanos muy cualificados en busca de mejores oportunidades incrementando el interés de estas empresas para instalarse en dichas ciudades.

Esta capacidad de atraer talento y retenerlo son un caldo de cultivo fundamental para la creación de nuevas empresas y para la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías como es el caso de Silicon Valley, referente mundial en empresas tecnológicas.

¿Cómo invertir en estas grandes ciudades?

Invertir directamente en inmuebles requiere una gran inversión inicial y esto limita (o directamente impide) invertir en el sector inmobiliario. Muchos inmuebles o determinadas áreas o ciudades quedarán fuera del alcance de nuestros bolsillos y, en el caso de poder invertir en ellos, supondría un peso tan grande en nuestras carteras que supondría un riesgo excesivo para nuestras carteras. Por tanto, una opción es invertir mediante empresas cotizadas que se dediquen o estén beneficiadas indirectamente por el crecimiento del sector inmobiliario y, concretamente, que operen en estas ciudades con tan buenas perspectivas o delegar la gestión en fondos de inversión inmobiliarios con mínimos de entrada muy reducidos en comparación con la inversión directa en inmuebles.

Ejemplo de inversión: Los Ángeles

Los Ángeles

Schroders elabora el Global Cities Index en el que puntúa todas las ciudades en base a 5 características y selecciona aquellas que disponen de: renta disponible elevada, universidades punteras, población en aumento, alto producto interior bruto, ventas minoristas crecientes y selecciona a las llamadas "ciudades globales". 

Los Ángeles ha sido nombrada como la primera ciudad global en la tercera publicación del índice Schroders Global Cities 30, saltando desde el sexto lugar, venciendo estrechamente a Londres, que ocupó el segundo lugar. Las megaciudades estadounidenses dominaron el índice ocupando 16 de los 30 primeros lugares, incluyendo cuatro de los cinco primeros puestos. 

El índice se construye sobre una serie de factores, incluyendo el crecimiento proyectado de la economía, los ingresos disponibles en la próxima década y el tamaño de la población. La última versión del índice incluye un nuevo factor adicional que analiza los rankings universitarios, que era el indicador principal de si una ciudad se mueve hacia arriba o hacia abajo en el ranking. 

Una vez determinado el índice con las ciudades globales se utiliza para determinar las áreas de inversión del fondo Schroder ISF Global Cities Real Estate que continúa con la filosofía de inversión de invertir en las mejores ciudades del mundo determinando las empresas que más se beneficiarán de su crecimiento, como en este caso es Los Ángeles, como bien explica su co-gestor y co-director del área de Global Real Estate Securities, Hugo Machin:

Los Ángeles ha subido la clasificación para ocupar el primer puesto. Las economías de escala y la profundidad económica de LA lo convierten en un lugar atractivo para trabajar y vivir. Una de las fortalezas clave de la economía de LA es que está bien diversificada en múltiples industrias incluyendo servicios financieros, medios de comunicación, comercio y tecnología. El sector de la tecnología, en particular, ha crecido sustancialmente en los últimos años, y esto no sólo ha impulsado la demanda de espacio para oficinas, sino también para la propiedad residencial, gran parte debido al aumento de la contratación de millennials.

 

¿Crees que invertir en una tendencia de crecimiento de ciudades puede ser rentable?

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar