La evolución del crecimiento económico en imágenes

La evolución del crecimiento económico en imágenes

Mensualmente la gestora Schroders nos presenta en imágenes la situación de los mercados financieros, analiza la situación de la economía global en EE.UU., los mercados Emergentes (excepto India), Reino Unido y Europa, donde ve que el crecimiento sigue siendo estable y la inflación se ha reducido. Por este motivo, desde la gestora se han revisado al alza la previsión de crecimiento de la zona euro para el año 2017 y 2018, y rebajado la visión sobre la inflación.

 

infografia shcroders

 

La recuperación de la actividad global se mantiene intacta, mientras que la inflación parece haber repuntado tras la estabilización de los precios del sector energético. Desde Schroders prevén una tasa de crecimiento global del 3% este año 2017, tras el 2,6% registrado en 2016, además se ha rebajado la previsión de inflación del 2,4% al 2,3%. La combinación de un crecimiento estable y una inflación en niveles bajos proporcionan un panorama moderado. La previsión de crecimiento para EE.UU. se mantiene sin cambios en 2017, mientras que la revisión al alza de la zona euro se conjuga con una mejora de la previsión para China y, en general, para los mercados emergentes.

De cara a 2018 el crecimiento global permanecerá estable en el 3% y la modesta revisión a la baja de las perspectivas sobre EE.UU. se compensará con el aumento de las previsiones sobre los mercados emergentes y la zona euro. En el frente de la política monetaria, prevé que la Reserva Federal mantendrá intactos los tipos hasta mediados de 2018 y que los subirá hasta el 2% antes del cierre del año. No obstante, en el resto del mundo, los tipos de interés deberían mantenerse sin cambios, dado que Europa y Asia se encuentran en una fase más temprana del ciclo económico. La gestora cree que el BCE mantendrá su programa de expansión cuantitativa durante el periodo analizado, pero que empezará a retirar los estímulos en 2018. Además, pronostica que el Banco de Japón no variará sus tipos, pero mantendrá su programa de expansión cuantitativa y cualitativa, dado que está teniendo problemas para alcanzar su objetivo de inflación, por encima del 2%.


¿Se está quedando sin aliento el consumo estadounidense?


En Estados Unido se observa una recuperación económica continuada, aunque esperamos que el consumo se ralentice como consecuencia de la ausencia de un incremento de los salarios reales. El aumento de la inversión en activo fijo debería compensar este hecho en cierta medida en lo que queda de año, pero de cara a 2018, es probable que la ralentización del consumo se intensifique con la subida de la inflación, constriñendo así las rentas reales. La inflación solo retornará al objetivo a finales de 2018, en un periodo prolongado de mantenimiento del tipo de los fondos federales.

Este trimestre de 2017 reaparece el riesgo político al tratar de incorporar la amenaza de Corea del Norte en el marco de análisis: las tensiones entre China y EE.UU. podrían derivar en una verdadera guerra comercial. El resultado neto sería la estanflación y una ralentización de la economía mundial hasta el 2,4% en 2018 (respecto del 3% de base). La inflación subiría así hasta el 2,8% en 2018, un 0,6% más que en la cifra de referencia. La introducción de una hipótesis de guerra comercial (que reemplaza la de «antigua normalidad», que contemplaba un retorno a tasas de crecimiento de la productividad similares a las que se registraban antes de la crisis) aumenta la probabilidad de un desenlace caracterizado por la estanflación. No obstante, desde la gestora señalan que lo más probable sigue siendo que asistamos a un desenlace deflacionista respecto de las previsiones de base.

 

Europa: los riesgos se tornan más equilibrados

Europa sigue gozando de un periodo de sólida actividad económica, a pesar de que las perspectivas se han ensombrecido ligeramente por la pérdida de dinamismo observada en los indicadores empresariales. Estos venían indicando un crecimiento más sólido que el que reflejaban las estadísticas oficiales y, de alguna manera, estos indicadores se han moderado, por lo que los riesgos para el crecimiento son ahora más equilibrados.

Zona Euro: revisión al alza del crecimiento económico

Se revisa al alza el crecimiento de la zona euro, de modo que el crecimiento del PIB se fija en el 2,1% (desde el 1,8%) para 2017, y pasa del 1,8% al 1,9% de cara a 2018. La previsión de inflación se ha rebajado ligeramente en 2017 (hasta el 1,5%) por la caída de los precios del petróleo respecto de la previsión anterior de Schroders. No obstante, las perspectivas para 2018 se mantienen intactas en el 1,1%. Esta cifra es inferior a las estimaciones de consenso, que se establecen en el 1,4%, lo que respalda la visión, muy arraigada, de que es probable que los tipos de interés se mantengan sin cambios hasta 2019 como mínimo. Se espera que el BCE prolongue su programa de expansión cuantitativa hasta 2018, aunque reducirá sus compras mensuales, que acabará por retirar este año.

Reino Unido: en la misma línea de actuación

Se mantiene una previsión para Reino Unido por debajo de la tendencia, puesto que los hogares se enfrentan con dificultades a una mayor inflación, mientras que el sector privado sigue aplazando sus inversiones en un contexto marcado por los temores en torno al Brexit. La previsión de inflación para el Reino Unido ha sido ajustada, de modo que se ha rebajado del 2,8% al 2,6% para 2017, mientras que, de cara a 2018, se ha elevado del 2,2% al 2,3%. Esto se debe, en parte, a unos precios del petróleo más bajos a nivel global, pero también al último índice de precios a la producción (IPP), que mostraba un incremento de precios, tanto de los insumos como de los productos, inferior al esperado. En materia de política monetaria, anticipa que algunos de los miembros más severos del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra sigan advirtiendo sobre la necesidad de endurecer la política monetaria, aunque espera que la mayoría abogue por mantenerla tal cual hasta después del Brexit.


Mercados Emergentes: un panorama generalizado de desinflación

Se han revisado al alza la perspectiva de crecimiento de la mayoría de mercados emergentes este trimestre, en todos los países menos la India, mientras que las previsiones de inflación se han rebajado de forma generalizada.

China: ralentización inminente

En China se elevan ligeramente las previsiones de crecimiento para 2017 del 6,6% al 6,7%. No obstante, se anticipa una ralentización en el segundo semestre del año, dado que las condiciones de crédito siguen estando restringidas y el panorama externo augura un debilitamiento. Y se espera una mayor depreciación de la divisa de cara a finales del año.

Brasil: avance (solo) en las reformas

La disipación de las preocupaciones políticas debería contribuir a restablecer parte de la confianza en Brasil. Como consecuencia de ello, desde Schroders se han revisado mínimamente al alza las perspectivas de crecimiento para este año (del 0,2% al 0,4%) y para el que viene (del 1,4% al 1,6%). Las dinámicas de inflación siguen mejorando, ampliando así el margen para un mayor recorte de los tipos de interés. Así, se espera un recorte de los tipos hasta el 7,75% antes de finales de año, desde el 9,25% actual.

Rusia: sorpresas positivas

Se revisan al alza las perspectivas de crecimiento para Rusia hasta el 1,3% en 2017 (desde el 1,1%) aunque la amenaza a largo plazo para el crecimiento que suponen las nuevas sanciones de EE.UU. es innegable. Los datos de inflación también sorprenden positivamente y favorecen una rebaja de la previsión de inflación tanto para este año como para el próximo, y, además, amplían el margen para un recorte de tipos por parte del banco central: Schroders opina que quedarán en el 8% a finales de año.

India: medidas políticas obstaculizadoras

Se han rebajado las previsiones de crecimiento para el año 2017 (desde el 7,4% al 6,9%) después de unas cifras de crecimiento marcadamente adversas durante el primer trimestre y la introducción del impuesto sobre bienes y servicios (GST, Goods and Services Tax). Afortunadamente, la tendencia de desinflación sigue favoreciendo un cierto respaldo del banco central ahora que el crecimiento flaquea. Tras el recorte de 25 puntos básicos en agosto, la gestora prevé otro recorte de 25 puntos básicos hacia finales de año.

 

 

* Descárgate la infografía en la web de Schroders.

 

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar