Visión de las gestoras: ¿Habrá subida de tipos de interés tras la reunión de la FED?

Visión de las gestoras: ¿Habrá subida de tipos de interés tras la reunión de la FED?

Durante esta semana está prevista una nueva reunión de la FED, y aunque casi todo el mundo descuenta una subida de los tipos, hay opiniones para todos los gustos. A continuación os mostramos algunos de los comentarios que los gestores han hecho acerca de las medidas que creen se tomarán en dicha reunión así como las consecuencias que se darán en los mercados financieros.

 

Gestora Previsiones
Aberdeen Asset Management
  • 4 posibles subidas, aunque los inversores solo se han hecho la idea de tres.
  • Necesidad de persuadir a los mercados de renta variable.
Ethenea
  • Endurecimiento de las condiciones crediticias en EE.UU.
  • No esperan que el endurecimiento de la política monetaria tenga un gran impacto en los mercados financieros.
La Française Asset Management
  • El mercado descontará dos subidas de tipos adicionales en 2017 frente a la una y media de actualmente.
  • Prevén que los mercados de bonos reaccionarán ligeramente negativamente.
SYZ Asset Management
  • Se espera que la Reserva Federal aumente los tipos de interés en +25 pb.
  • Los elevados niveles de endeudamiento de los sectores público y privado hacen que el crecimiento sea muy sensible a cualquier endurecimiento de las condiciones de financiación.
Vontobel Asset Management
  • Existe en este momento en el mercado americano un elevado nivel de esperanza y de confianza en que las medidas que tome la administración Trump supondrán un potente impulso para el crecimiento económico.
  • No pronostican grandes cambios en las tendencias y políticas de la Fed que hemos visto hasta ahora

 

Luke Bartholomew, gestor de inversiones de Aberdeen Asset Management

Esta reunión no se trata realmente de si la Fed sube los tipos. Esa es una conclusión previsible. Lo más importante es la señal que den sobre las próximas subidas de tipos de interés este año.

Estamos entrando en una fase en la que podría haber cuatro subidas de tipos de interés sobre la mesa. Pero los inversores solo se han hecho a la idea de tres, por lo que Yellen va a tener que andar con cuidado sobre qué señal da o hará que los mercados se tambaleen.

Lo realmente llamativo sobre esta reunión es cómo de bien se comportan los mercados de renta variable. Esto contrasta notablemente con 2015 y 2016, cuando la mera sugerencia de que la Fed pudiera considerar hacer algo provocaba volatilidad. Ahora son totalmente optimistas, lo que es una buena noticia. Pero simplemente se podría estar aplazando un dolor de cabeza para la Fed, y riesgo para el mercado, para más adelante.

Para evitar que se sobrecaliente la economía, la Fed finalmente necesitará persuadir a los mercados de renta variable para que reaccionen de tal manera que realmente las condiciones financieras se endurezcan en respuesta a cualquier subida de tipos.

 

Yves Longchamp, Responsable de investigación de ETHENEA Asesores Independientes (Schweiz) S.A.

Es probable que la Fed suba los tipos de interés en esta reunión. Los indicadores económicos han mejorado, en particular aquellos relacionados con el mercado laboral. La inflación también ha aumentado en los últimos meses, debido principalmente a los efectos de base del precio del petróleo. Eliminados los precios del petróleo y los alimentos, la inflación subyacente ha aumentado lentamente. Además, los mercados de renta variable han alcanzado nuevos máximos. Por todo ello, los datos hablan claramente de un endurecimiento de las condiciones crediticias en Estados Unidos.

La lectura de los precios del mercado indica que la mayoría de los inversores actualmente están esperando tres subidas de los tipos de interés este año.

Esta es una visión bastante agresiva y refleja un cambio de 180 grados en la visión de los inversores después de la elección de Donald Trump. Imaginamos que si la normalización de la política monetaria en EEUU tiene lugar como se espera, el impacto en la curva de tipos de interés, el valor del dólar y las valoraciones de la renta variable será muy limitado. En otras palabras, no esperamos que el endurecimiento de la política monetaria tenga un gran impacto en los mercados financieros.

 

Jean-Luc Hivert, CIO de Renta Fija y Cross Asset de La Française Asset Management

Los datos económicos muestran una tendencia bastante sólida en Estados Unidos, dado que el consumo ha mejorado la estimación de crecimiento del cuarto trimestre.

Esperamos que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal decida subir los tipos durante la reunión de marzo y nos parecería razonable asumir que el mercado descontará dos subidas de tipos adicionales en 2017 frente a la una y media de actualmente.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal no necesita hacer declaraciones más duras o mejorar sus previsiones económicas, dado que ellos probablemente están cómodos con las actuales previsiones de subidas de tipos.

La Fed necesita mantener una actitud dependiente de los datos ya que tenemos una gran incertidumbre en relación al anuncio de la reforma fiscal del presidente Trump. En general, como el mercado está preparado para una subida de tipos en marzo y como vemos pocos cambios en la comunicación, prevemos que los mercados de bonos reaccionarán ligeramente negativamente, todo lo contrario que los mercados de renta variable que deberían responder favorablemente.

 

Adrien Pichoud, economista jefe de SYZ AM

Actualmente se espera que la Reserva Federal aumente los tipos de interés en +25 pb este miércoles 15 de marzo, después de que varios miembros de la Fed ofrecieran recientemente declaraciones explícitas sobre cómo las condiciones económicas actuales justifican otro alza de los tipos. Por lo tanto, la parte interesante de la reunión del miércoles será la relacionada con el futuro.

Una revisión al alza de las expectativas de los tipos por parte de los miembros de la Fed puede indicar que la Fed está adquiriendo más confianza en su capacidad de ''normalizar''; la política monetaria, una señal que también se puede enviar durante la conferencia de prensa de Yellen.

Sin embargo, es probable que la Fed permanezca cauta en medio de un entorno económico y político positivo, pero altamente incierto. Los elevados niveles de endeudamiento de los sectores público y privado hacen que el crecimiento sea muy sensible a cualquier endurecimiento de las condiciones de financiación. Desde el punto de vista fiscal, queda por ver cuánto del programa extremadamente ambicioso de Trump se convertirá finalmente en reformas reales. En este contexto, es probable que la Fed mantenga su estrategia de los últimos meses: mantener las opciones abiertas hasta el último momento para evitar quedar atrapada. En otras palabras, si no se produce ningún acontecimiento negativo en la tendencia de crecimiento o los mercados financieros durante la primavera, podría producirse otra subida de tipos en junio. Pero es improbable que la Fed se comprometa demasiado pronto.


Stefan Chappot, gestor de bonos corporativos en Vontobel AM

Frente a otros participantes en el mercado como son los consumidores o los propios inversores, la Fed mantiene una actitud extremadamente cauta. Existe en este momento en el mercado americano un elevado nivel de esperanza y de confianza en que las medidas que tome la administración Trump supondrán un potente impulso para el crecimiento económico. Sin embargo, la esperanza no es más que esperanza y la Fed basa su política en hechos y datos. Para determinar su política la Fed analiza, entre otros datos, las tendencias subyacentes de la inflación y del mercado laboral y obra en consecuencia.

A pesar del enorme nivel de esperanza reinante hoy en día Estados Unidos, la economía se enfrenta todavía a algunos vientos cíclicos en contra. Además tiene que lidiar con un dólar fuerte y con algunos indicadores que a primera vista podrían ser muy positivos, pero que pierden parte de su brillo si se analizan con detalle. Este el caso por ejemplo del crecimiento de los salarios. Si se toma el dato descontando la inflación, dicho crecimiento se queda en terreno prácticamente plano.

Ya han pasado casi dos meses desde que Donald Trump asumiese el poder, pero todavía sigue existiendo mucha incertidumbre en cuanto a las políticas que finalmente pondrá en práctica. Si nos centramos en el ámbito fiscal ha hablado de recorte de impuestos, de retirar algunas leyes, de aumentar el gasto en infraestructuras, etc. pero lo cierto es que todavía no sabemos ni qué implementará de todo esto, ni cuándo.

Por tanto, ante este elevado nivel de incertidumbre, no pronosticamos grandes cambios en las tendencias y políticas de la Fed que hemos visto hasta ahora. Seguirá siendo totalmente dependiente de los datos y continuará con la tarea que ya inició hace un tiempo para normalizar la política monetaria. En consecuencia, al igual que el consenso del mercado, creemos que esta semana anunciará otra subida de tipos. Sin embargo, más que la subida de tipos en sí, lo que resulta clave para nosotros es la comunicación que adopte en torno a dicha subida, pues en términos generales esperamos una tendencia de subidas muy lentas y graduales de tipos por parte de la Reserva Federal.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar