¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de inversión

Los mejores fondos de inversión

Global Allocation: podemos ir directos a una nueva crisis de crédito

“Las culturas infectadas por el concepto de tiempo lineal privilegian el modelo causa-efecto; las culturas libres de esta contaminación van directamente al corazón de las cosas. Y en el corazón de las cosas está lo que no tiene por qué.”

Diario del anciano averiado. Salvador Pániker

Informe mensual diciembre 2016:

Hemos terminado el año 2016 con un resultado razonable, tirando a bueno, aunque con un mes de Diciembre bastante discreto. Hagamos un poco de memoria, o más bien “terapia”.

Global Allocation

Si este año tiene algo que destacar es que no ha sido lineal, sino más bien bastante abrupto, con algunos episodios de una virulencia/violencia extrema. En este sentido, empezamos el año con un colapso en las materias primas, arrastrando con ello especialmente a los mercados emergentes y llevándonos a las puertas de una crisis de crédito. Con el sector bancario en caída libre (el índice de bancos ha llegado a caer más de un 40% en algunos momentos), y los tipos negativos, como el nuevo experimento de los bancos centrales, haciendo imposible obtener ningún tipo de rentabilidad en los activos denominados “sin riesgo”.

Podemos decir, además, que ha sido el año en que el populismo ha entrado con fuerza en el “primer mundo”, con efectos tan destacados como el Brexit, la victoria de Trump y, en general, el avance generalizado de los partidos políticos menos tradicionales, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda. Esperamos que esta tendencia continúe durante 2017, con elecciones clave en varios países europeos, por orden de peligro: Francia; Italia; y Alemania.

En general vimos muy bien el principio del año e incluso el momento de la recuperación posterior. No tanto la evolución de los tipos de interés, donde empezamos a apostar por subidas de tipos mucho antes de que ocurrieran. Tardaron y nos hicieron sufrir más de la cuenta. Igualmente nos avanzamos entrando en el sector financiero, en donde empezamos el año con posiciones cortas (que, por cierto, también nos hicieron sufrir en la última parte del año anterior), para acabar dándonos la razón. En total, han sido precisamente las posiciones en el sector bancario, tanto a la baja como al alza, las que nos han reportado mejores resultados, eso sí, sufriendo bastante en ambos casos.

Por suerte anticipamos correctamente el efecto Trump, si bien el consenso era absolutamente contrario a la posterior realidad. Después de haber errado con el efecto “Brexit”, en donde claramente infravaloramos la reacción adversa del mercado, nos costó bastante mantenernos firmes ante lo que podría haber sido otro episodio similar (de hecho, la primera reacción fue de pánico total, si bien no duró más que unas horas).

En resumen, más que difícil, que es como siempre están los mercados financieros, al menos desde que me acuerde, este ha sido un año agotador y de poner a prueba una y otra vez las convicciones de inversión. Realmente agotador.

Mi sensación es agridulce, pues, aunque el resultado no ha sido malo, de haber aprovechado mejor las acertadas predicciones que hemos ido manteniendo, podría haber sido realmente mucho mejor. Hemos pecado de no valorar los excesos en los movimientos correctamente, por defecto y de anticiparnos demasiado en cuanto a los cambios en los movimientos. Obviamente esto es mejor que la opción de ir perdidos persiguiendo a la masa histérica. Sobre todo en los resultados.

Para el 2017, ando bastante perdido. El consenso del mercado empieza a coincidir peligrosamente con el escenario que íbamos apuntando desde hace algunos meses. No tengo claro hasta qué punto la masa será capaz de llevar de nuevo el precio de algunos activos, pero que el actual sea de subida de tipos, por ejemplo, no nos hace estar cómodos con posiciones vendidas en bonos. Es posible que el error sea por defecto, y que los tipos suban mucho más que lo esperado, pero que acierten me extrañaría. Ahora mismo no es un riesgo que merezca la pena tener en cartera. Aunque seguimos en valoraciones de burbuja en depende qué activos.

En realidad, en donde empezamos a ver fuertes señales es en el incremento de la inflación, lo cual puede ser bueno o malo.

Para resumir, diría que si los tipos de interés siguen subiendo, podemos ir directos a una nueva crisis de crédito. Volvemos a estar en niveles de récord de deuda del 2008 y muy por encima en según que segmentos, especialmente en: deuda de los estados; corporaciones; y emergentes. Llevamos varios años en los que la bolsa que manda, la norteamericana, no ha parado de subir sobre todo impulsada por las recompras de acciones financiadas con crédito barato. Ese crédito todavía hay que pagarlo o impagarlo, ya veremos. Estaremos muy pendientes de cómo van evolucionando los diferenciales del crédito, que llevan un par de meses dando señales de quiero y no puedo. Nada concluyente ni para bien, ni para mal.

Intentaremos ceñirnos más a los peligros crecientes, en mayor medida si vemos señales de euforia, preludio de lo que pueda ser una nueva crisis, que ya toca. Si no para este año, seguramente para el próximo. Anticipándonos si cabe más que en anteriores ocasiones y tratando de ver más allá de lo obvio, aunque no tengamos a mano causalidades, sino más bien correlaciones y simultaneidades. Sincronicidades, tal vez.

Me explico, o mejor, ya me he explicado:

“En cierto modo, la física cuántica admite que suceden cosas sin causa alguna. Tocante a la causalidad, digamos que es ante todo una terapia social, versión especial de la historicidad humana.”

 

Feliz año a todos, y paciencia. Seguramente nos volverá a hacer falta. 

Luis Bononato, gestor del fondo de inversión Global Allocation

  1. #1

    Gonzalo Loayza

    Muchas gracias Daniel por tu interesante post y te felicito por los resultados obtenidos. Creo que no debería tener esa sensación agridulce, aunque eso es muy común en esta industria. Coincido contigo en las sensaciones que nos dejó el 2016 y en las incertidumbres y retos que nos enfrenta el 2017. Paciencia y buen humor. Saludos.

  2. #3

    Chino69

    Yo no lo considero agridulce tampoco. Claro que podria haber sido mejor pero no ha estado nada mal. Me preocupa mas lo de estar perdido con cara a 2017 cob tanta liquidez.....


Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar