¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de inversión

Los mejores fondos de inversión

Nuevo ratio para construir carteras: El Sharpe Corregido

El ratio de Sharpe nos dice lo bueno que es un fondo de inversión en la relación rentabilidad-riesgo, pero, ¿qué ratio nos dice lo bueno que es un fondo para nuestra cartera? A lo largo del post mostraremos un nuevo ratio, el Sharpe Corregido, que nos ayudará a determinar que fondo es el mejor para nuestra cartera teniendo en cuenta su calidad individual y el encaje con el resto de la cartera.

 

Ratio de Sharpe Corregido

 

El Sharpe Corregido, un nuevo ratio para construir carteras

El ratio de Sharpe es uno de los pilares sobre el que se basan los inversores para seleccionar un producto u otro dentro del universo de los fondos de inversión. Nos sirve de referencia para valorar el binomio rentabilidad-riesgo de un fondo en concreto, midiendo plus de rentabilidad obtenido sobre el tipo libre de riesgo, relacionándolo con la volatilidad soportada.

Fórmula del Ratio de Sharpe

A la hora de componer una cartera de fondos de inversión, preferiremos los fondos con mayor Sharpe dentro de cada categoría (renta variable, renta fija, alternativos, etc.), ya que maximizan la relación rentabilidad-riesgo. Usamos este ratio para seleccionar a los mejores dentro de cada categoría, pero por sí solo no nos da información sobre lo adecuado que será un fondo para nuestra cartera y el asset allocation de la misma.

Debemos añadir una variable que nos dirá cómo “encaja” dicho fondo en la composición de cartera que tenemos, dado que lo importante no es añadir un fondo bueno (o incluso el mejor), sino añadir un fondo que tenga sinergias con el resto de nuestra cartera.

 

Pero, ¿cómo tener en cuenta las sinergias de un fondo con el resto de la cartera?

Una de las pocas certezas existentes en los mercados financieros es el efecto positivo que ejerce la diversificación sobre la rentabilidad y riesgo de una cartera. Tener una serie de fondos que obtienen rentabilidades positivas de mercados o productos diferentes (sin relación unos con otros) aportará valor a nuestra cartera, ya que si una fuente de rentabilidad falla, las demás continuaran generando rentabilidad.

No solo debemos valorar lo bueno que es un fondo (maximizar ratio de Sharpe), también debemos ver si su rentabilidad proviene de la misma fuente, para así proteger nuestra cartera de las posibles caídas de los mercados. Es importante verificar esto de forma numérica y no mediante la lógica (por ejemplo, suponer que mercados diferentes o activos diferentes no están relacionados), ya que actualmente hay mercados y productos a priori no correlacionados que, en realidad, sí lo están. Tras todo lo anterior llegamos a un nuevo ratio, que llamaremos Sharpe Corregido o Sharpe de Cartera que quedaría así:

Fórmula del Sharpe Corregido o de Cartera

Para calcular la intercorrelación deberemos calcular la correlación media de dicho fondo con el resto de fondos de la cartera, ponderado por sus pesos dentro de la misma.

Este ratio se ve modificado por la fuente de rentabilidad de cada fondo respecto a la cartera, por lo tanto, será mayor cuanto más descorrelacionados estén los resultados de dicho fondo con el resto de la cartera (a más diversificación real aporte) y menor a más correlacionado esté (descartará a los fondos iguales a los que ya tenemos), dándonos información ya no solo de lo bueno que es por sí mismo, sino de lo bueno que es para nuestra cartera. 

 

Ejemplo práctico

Imaginemos que dudamos entre dos fondos A y B para añadir a nuestra cartera, A con un ratio de Sharpe de 1,2 y B con 0,95. Además, calculamos la intercorrelación de sus resultados con el resto de nuestra cartera, siendo del 89% y 40% respectivamente. Los resultados quedarían así:

 

Sharpe

Intercorrelación

Sharpe Corregido

A

1,20

0,89

1,348

B

0,95

0,40

2,375

 

Si hubiéramos usado el Sharpe original, hubiésemos seleccionado el fondo A, ya que tiene un valor notablemente superior a B, pero no hubiéramos tenido en cuenta que este fondo comparte un 89% de su fuente de rentabilidad con el resto de nuestra cartera (sería añadir “más de lo mismo”), por lo que un movimiento contrario del mercado hubiera afectado negativamente al conjunto de la cartera y un movimiento positivo no hubiera aportado valor (se hubiera movido igual que el resto). En cambio el fondo B obtiene un Sharpe Corregido mucho mayor ya que su intercorrelación con el resto es baja, lo que desde un punto de vista global aportará mucho valor en términos de reducción de volatilidad y aumento de rentabilidad a largo plazo para el conjunto ya que si el resto de fondos tienen mal comportamiento no afectará a los rendimientos de este, por no estar relacionados.

Si usamos el Sharpe de Corregido para seleccionar los fondos que deben componer nuestra cartera, ya no solo obtendremos a los mejores, sino que tendremos a los mejores de cada fuente de rentabilidad que existe en el mercado. Este nuevo ratio nos aportará automáticamente los beneficios de la diversificación, eliminando a los fondos con fuentes de rentabilidad similares a los que ya tenemos en cartera y protegiendo así nuestra cartera de los movimientos de los mercados o productos concretos, de forma que la rentabilidad de nuestra cartera tenderá de forma más exacta a la media de la misma gracias a la reducción de su volatilidad.

 

Detalles

Este ratio es especialmente útil para valorar la incorporación de fondos de autor que presenten alto Tracking Error respecto a los índices de referencia, fondos de gestión alternativa con resultados independientes a la evolución de los mercados, dado que dichos fondos aportarán descorrelación a la cartera reduciendo el riesgo soportado por el conjunto.

Cabe destacar que estamos hablando de descorrelación, no de correlaciones negativas. Es un punto importante ya que podríamos pensar que los buenos resultados de unos fondos significarían los malos de otros, anulándose sus rentabilidades, y esto NO es cierto. Esto significa que los resultados de unos y otros son independientes. Si tuviéramos una serie de fondos correlacionados todos presentarán resultados positivos o negativos al mismo tiempo, en cambio, si están descorrelacionados serán independientes y será más probable que las rentabilidades esperadas de la cartera se repitan en el tiempo, siendo más difícil que todos los gestores presenten resultados negativos a la vez.

Finalmente, un ejemplo sería ver la cartera como un equipo de fútbol. Si fichamos únicamente a los jugadores teniendo en cuenta su calidad individual (usando el ratio de Sharpe) hasta tener a los 11 mejores del momento, tendremos muchas “estrellas”. En cambio, si a la hora de fichar tenemos en cuenta ya no solo sus características individuales, sino también cómo jugarían unos con otros y qué aportan al conjunto (usando el Sharpe Corregido), tendríamos un equipo. Y ya se sabe que los grandes jugadores ganan partidos y los equipos ganan títulos.

Podemos usar el ratio en dos sentidos, para construir carteras y hacer modificaciones dentro de carteras ya existes, o para comparar carteras ya creadas contra índices bursátiles y así determinar la cantidad de riesgo sistemático soportado.

 

Conclusiones

En definitiva, el Sharpe Corregido o Sharpe de Cartera, nos ayudará a tener fondos eficientes en cartera desde el punto de vista rentabilidad-riesgo. Además, tendrá en cuenta los beneficios que aportará ese fondo al conjunto, ya que gracias a las sinergias de unos con otros nos llevará a obtener unas rentabilidades futuras más sostenidas en el tiempo. Usándolo garantizamos que nuestra cartera tenga diferentes fuentes de rentabilidad, siendo más difícil que toda la cartera presente malos resultados al mismo tiempo y más probable que tiendan a su rentabilidad media histórica.

  1. #1

    csarpm

    Buenas tardes

    Me ha parecido un fantástico y valioso ratio para validar carteras. Pero por mi falta de conocimiento tengo una duda que creo que es la madre del cordero.

    1) ¿como calcular el valor "correlación media de dicho fondo con el resto de fondos de la cartera, a partir de los datos que tenemos de nuestros fondos?

    Un saludo

  2. #2

    Daniel Pérez Alegre

    en respuesta a csarpm
    Ver mensaje de csarpm

    Hola Csarpm,

    No es muy complicado, pero necesitas datos y una hoja de calculo tipo Excel. Sacas los rendimientos del fondo en cuestión ( variación del valor liquidativo) de forma trimestral, mensual, como quieras, durante 5 años (a más mejor) y después haces lo mismo con tu cartera, o fondos con los que quieras comparar. Entonces en Excel buscas el comando Coeficiente de correlación (o similar) y te dará dicho dato. A partir de ahí es aplicar la fórmula.

    La primera vez te parecerá laborioso, luego ya va rodado.

    Saludos

  3. #3

    Salasgar

    en respuesta a Daniel Pérez Alegre
    Ver mensaje de Daniel Pérez Alegre

    Hola!

    ¿Conocéis alguna página de la que me pueda descargar el histórico de valores liquidativos de cada fondo? En Renta 4, por ejemplo, puedes descargarte un excel con todos los valores liquidativos, día a día, que ha tenido un fondo. Pero solo están, lógicamente, los fondos comercializados Renta 4. ¿De dónde saco el resto de valores liquidativos?

    También me interesaría mucho poder hacer lo mismo con cualquier índice. ¿Dónde los puedo encontrar?

    Un saludo y mil gracias.


Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar