¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿Qué papel desempeña la deuda emergente en las decisiones de asignación de activos?

A continuación, podemos disfrutar de la opinión de Jean-Jacques Durand, gestor del fondo EdR Fund Emerging Bonds en Edmond de Rothschild AM. Durand nos explica en el siguiente artículo que la deuda emergente es una clase de activo interesante y detalla cuáles son hoy en día sus principales convicciones entre la que destaca Venezuela, que supone cerca del 20% del fondo mientras en el índice está en torno al 5%. 

Edmond de Rothschild

Durante muchos meses los inversores europeos han tenido que enfrentarse a rendimientos soberanos muy bajos e incluso negativos. Sin embargo, existe un segmento dentro de la renta fija que se ha comportado especialmente bien: la deuda de países emergentes.

La renta fija emergente constituye una clase de activos por sí misma. Ofrece rendimientos potenciales atractivos, tanto en términos absolutos como relativos, y también supone un elemento muy bueno para diversificar las carteras. Incluso aunque este segmento solo representa el 12% del mercado global de deuda, es extenso y está ampliamente diversificado. Las emisiones de deuda emergente pueden estar denominadas en divisa local o extranjera y se dividen en bonos soberanos, cuasi-soberanos y corporativos, y en cualquiera de los casos ofrecen múltiples oportunidades de inversión para los inversores a largo plazo.

Además, el aumento del número de emisores e inversores ha hecho que el mercado se haya vuelto más diversificado en los últimos años. En este sentido, aunque en 2016 hayamos visto una recuperación importante en los flujos, las carteras de bonos de los grandes inversores internacionales todavía siguen infranpoderadas en este tipo de deuda. De igual modo tampoco podemos olvidar que se trata de una clase activos que cuenta con el apoyo de significativas tendencias a largo plazo. Los fundamentales de los países emergentes son ahora mucho más sólidos que en el pasado. Por ejemplo, las reservas en divisas extranjeras son significativas y los ratios de deuda/PIB están en general bajo control.

El crecimiento demográfico combinado con el aumento de la clase media y con unas reservas en divisas extranjeras robustas y en continuo crecimiento constituyen también factores clave de cara al futuro. Por supuesto, existen importantes disparidades entre unas zonas y otras y hay una serie de riesgos que han de ser adecuadamente gestionados por lo que un enfoque selectivo es absolutamente imprescindible.

Por países, Venezuela sigue representando hoy en día nuestra principal convicción. Algunos momentos han sido más complicados que otros, pero siempre nos hemos mantenido firmes en nuestra idea dado confiamos totalmente en esta inversión. En nuestra opinión, estos bonos siguen teniendo potencial de subida y siguen disfrutando de un perfil de riesgo retorno muy asimétrico. A ello se suma que a nivel político el país ya ha empezado su transición después de más de 15 años de chavismo. La oposición ha ganado las últimas elecciones parlamentarias y ha asumido el control del congreso. Por su parte, el ejército parece haber adoptado una actitud pragmática respaldando la voluntad del pueblo.

A nivel económico hay que desatacar que Venezuela atesora las mayores reservas de petróleo del mundo. Nuestras inversiones se han sustentado sobre el hecho de que el gobierno venezolano siempre ha tenido intención de hacer frente al pago de su deuda evitando de este modo cualquier tipo de conflicto con sus acreedores internacionales con el objetivo de proteger su industria petrolífera. No en vano más del 95% de su economía doméstica depende del petróleo. El país tiene unos niveles de endeudamiento moderados y además cuenta con los medios para cumplir con el pago de su deuda a largo plazo. Sus bonos cotizan actualmente por debajo de su potencial tasa de recuperación de impagos.

En Europa del Este Ucrania es otra de nuestras grandes convicciones. El país cuenta con un sólido apoyo de las economías occidentales así como por parte del FMI, además de con un nuevo gobierno desde hace unos meses. En este sentido, la estabilidad política y la recuperación gradual de la economía constituyen dos factores positivos para los próximos meses.

En Sudamérica nos gusta Brasil incluso aunque hayamos recortado nuestras posiciones, igual que en el caso de la deuda argentina.

Turquía es otra posición destacada en el fondo. El país se beneficia actualmente de una serie de factores macroeconómicos favorables, sobre todo de un crecimiento del 3%. A este dato habría que añadir una economía muy diversificada, un bajo ratio deuda/PIB y un control presupuestario estricto. Su deuda normalmente cotiza a niveles atractivos. Es cierto que existen algunas incertidumbres geopolíticas, pero creemos que la prima geopolítica es excesivamente cara.

Con todo, somos plenamente conscientes de los riesgos que suponen estos mercados y en las últimas semanas hemos incrementado nuestra posición en liquidez y comprado coberturas, al mismo tiempo que mantenemos la exposición a nuestras principales convicciones. Esto nos ha ayudado a limitar las caídas tras la elección de Trump. En las próximas semanas mantendremos este punto de vista defensivo, pero siempre teniendo presente que nuestra visión favorable sobre la deuda emergente en el medio a largo plazo permanece intacta. En este momento estamos bien posicionados para analizar oportunidades si los mercados cayesen de nuevo. Este tipos de fases son a menudo los mejores momentos para hacer inversiones particularmente interesantes.

  1. #1

    Gonzalo Loayza

    Muchas gracias Juan Diego por tu interesante Post. Yo no soy un especialista en el Mercado de Renta Fija, pero en términos generales creo que hay oportunidades en los mercados emergentes. No por casualidad Ray Dalio está tan posicionado en acciones de empresas de mercados emergentes.

    Me parece muy interesante posicionarse en papeles de Brasil, cuya economía tiene mucho potencial y en el caso de Venezuela puede ser una buena apuesta. Conozco bastante bien esa economía y es evidente que es un país con un potencial increíble. Cuando la mayor parte de los países latinoamericanos sufrían por la crisis de la deuda, Venezuela tenía una cuenta corriente positiva enorme.

    Todos sabemos que su problema es político y que si no lo resuelven rápidamente, pagarán las consecuencias por mucho tiempo. Claro que si logran regresar a la democracia y a la racionalidad económica, el potencial up side es inmenso. Saludos.

  2. #2

    Tonior01

    Después de aguantar la caída de fin de 2014 (en un trimestre bajó casi un 15%), mantengo este fondo como el mayor generador de rentabilidad de mi cartera en los dos últimos años; aunque limito su peso en cartera por debajo del 5%. Los datos refuerzan la confianza en el equipo gestor.

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar