El inversor conservador se encuentra en una disyuntiva complicada. Entrevista a José Caturla de Aviva Gestión

El inversor conservador se encuentra en una disyuntiva complicada. Entrevista a José Caturla de Aviva Gestión

En nuestra última visita a Madrid tuvimos el placer de entrevistar a José Caturla, consejero delegado de Aviva Gestión, quien analizó cómo afecta a los mercados la victoria de Trump y las potenciales posibilidades que se abren tras su elección. Además, nos dió algunos consejos de cómo planificar nuestra jubilación y nos explicó las principales diferencias entre los fondos de inversión y planes de pensiones. A continuación, un resumen de la entrevista acompañada por el vídeo.

Aviva Gestión


¿Qué es Aviva Gestión y qué patrimonio gestiona?

Aviva Gestión es la gestora del grupo Aviva, nuestro accionista es Aviva Vida y Pensiones. Actualmente estamos gestionando cerca de 1.400 millones de euros en productos denominados en euros y de distintos perfiles de riesgo, desde monetarios hasta renta variable pura.


¿Qué activos, sectores y áreas tienen más potencial tras la victoria de Trump?

Somos inversores a largo plazo, por lo que el resultado de las elecciones no es algo que cambie dramáticamente nuestra visión de mercado y, por tanto, nuestra visión a la hora de invertir. Creemos que depende mucho del perfil de riesgo del partícipe. Partiendo de esa base, veremos si es interesante un fondo u otro. En general, pensamos que hay un mayor riesgo en renta fija.

Ahora mismo existe un dilema importante para los inversores. Lo que tradicionalmente se llama inversor conservador, que se asocia más con renta fija, puede tener más riesgo a medio plazo que aquellas inversiones consideradas de más riesgo o con una volatilidad mayor, que es la renta variable. Es un escenario para que los inversores tradicionales sean muy cuidadosos.
 

Los tipos de interés están en mínimos históricos, ¿Qué puede hacer un inversor conservador?

El inversor conservador se encuentra en una disyuntiva complicada, porque la renta fija era su activo refugio y ahora tiene un perfil de riesgo superior. Estamos en un entorno de tipos de interés, en el que aproximadamente el 60-65% de la deuda pública de todos los países de la Unión Europea tenía rentabilidades negativas, lo que es un hecho insólito. Conceptualmente, prestar dinero y pagar por ello no encaja en la forma que ha funcionado el mundo hasta ahora. 

Creemos que esto es algo anormal y que, en el medio plazo, los tipos de interés deben de volver a situaciones más normales. No hablamos de que en 10 años los veamos al 4%-5%, pero sí que pensamos que el bono a 10 años (el cual en España lo hemos visto por debajo del 1% este verano) puede estar a un tipo del  2%-2,5% en un plazo de 12 meses. Esto implica que los tenedores de este tipo de activos pueden sufrir sensiblemente en precio. 

La alternativa puede ser irse a un fondo monetario pero ya están a tipos negativos, aunque no van a perder grandes cantidades. Sin embargo, tienen la certeza de que van a perder, lo que tampoco es muy recomendable. La otra opción sería irse a fondos de retorno absoluto conservadores, siendo muy cuidadosos en la selección de los mismos. Puede haber oportunidades en fondos con una volatilidad superior a uno de renta fija tradicional, pero con retornos más atractivos.


¿Qué factores tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar nuestra jubilación?

Lo primero que hay que tener en cuenta es cómo queremos disfrutar cuando nos llegue la jubilación. Es una época en la que tenemos menos ingresos y, por tanto, lo que hay que decidir es si queremos ahorrar y no gastar ahora. Al final, el ahorro es un gasto diferido, lo que ahorremos ahora lo podremos gastar luego. 

Otra opción sería seguir trabajando en el futuro a menor ritmo. Intentar mantener nuestro nivel de ingresos o mantener el mínimo que nos permita continuar nuestro nivel de vida. 
En ese sentido, los factores que tenemos que tener en cuenta son el ahorro y los activos, los que tenemos ahora mismo y los que vamos a disponer en el futuro. Cuando decimos ahorro no nos referimos únicamente a planes de pensiones, sino a todo tipo de ahorro financiero e inmobiliario. 

Otro de los factores que hay que tener en cuenta es la liquidez. No todos los activos que tenemos deben de ser ilíquidos porque, aunque se trata de un ahorro a largo plazo, puede ser necesario en un momento dado disponer de una parte de ese ahorro. Por eso, una parte del ahorro debe tener esa liquidez.

¿Qué diferencia a los fondos de inversión de los planes de pensiones? ¿Conviene combinarlos?

Somos partidarios de combinar ambos. La diferencia principal que existe desde el punto de vista de la inversión es que los planes de pensiones invierten más a largo plazo y como producto es más ilíquido, ya que tiene más dificultad de rescate en caso de necesidad. Es por ello que recomendamos combinar ambos.

Es importante que el inversor que se decida por los fondos de inversión seleccione aquéllos que se adapten más a su perfil de riesgo y su límite máximo de tolerancia a la pérdida. El que se decante por planes de pensiones debe buscar una rentabilidad más o menos asegurada a largo plazo. 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar