¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

La volatilidad se convierte en norma

Durante el primer trimestre del año, los mercados mostraron una elevada volatilidad, aunque muchos de ellos cerraron el trimestre con unos resultados estables. Las autoridades monetarias de las principales economías han empleado durante el primer trimestre (y siguen haciéndolo) numerosas herramientas, incluidas las compras de activos y los tipos de interés negativos, para ofrecer un cierto impulso a sus respectivas economías.

Es posible que no resulte fácil evitar una caída generalizada de los mercados, así que los inversores deben estar preparados para nuevas oscilaciones.

Capital Group

 

La economía global continúa siendo frágil, y la economía estadounidense, a pesar de su débil crecimiento, sigue estando entre las más fuertes del mundo. Pero la economía estadounidense no puede levantar por sí sola la economía mundial. Las autoridades monetarias de Estados Unidos y otras economías desarrolladas han estado comprando tiempo para que los gobiernos y las empresas puedan llevar a cabo las reformas estructurales que se necesitan para conseguir un crecimiento a largo plazo y crear riqueza. Pero al igual que ocurre con todas las decisiones difíciles, estas consecuencias se producirán a un ritmo lento y, probablemente, a trompicones.

En un entorno político y económico como el actual, lo más probable es que la inestabilidad de los mercados financieros continúe más allá de este primer trimestre. Los inversores obtendrán mejores resultados si son conscientes de que los mercados financieros van a seguir experimentando un nivel elevado de volatilidad y toman decisiones de inversión adecuadas para hacer frente a un entorno como el actual, como la inclusión en sus carteras de inversión de renta fija «core» para mitigar el riesgo.

No ha sido un trimestre tranquilo

Otra consecuencia de la volatilidad, a la que también hay que prestar atención, es que las valoraciones relativas entre las distintas clases de activos pueden cambiar con rapidez. Por ejemplo, en el primer trimestre del año, el mercado japonés de renta variable cayó un 12,5% en términos de divisa local, la renta variable de los mercados emergentes experimentó una recuperación, muchas economías continuaron bajando sus tipos de interés, y el dólar estadounidense perdió terreno en relación con el yen, el euro y algunas divisas emergentes. Las materias primas experimentaron un cierto repunte, tal y como cabría esperar dada su relación con la divisa estadounidense.

Problemas para las economías desarrolladas

Estados Unidos está iniciando su séptimo año de recuperación económica. Aunque la situación patrimonial de los hogares ha mejorado, los balances del gobierno y las empresas presentan niveles de deuda más elevados. El mercado laboral ha continuado recuperándose, pero el aumento de los salarios continúa siendo moderado. El crecimiento de las ganancias se ha ralentizado, lo que ha provocado que las empresas no se hayan atrevido a aumentar su capacidad. El riesgo de que la situación del resto de los mercados afecte a la economía estadounidense sigue existiendo.

En Europa, los organismos reguladores de los bancos se concentran en la recuperación del sector financiero. No obstante, la reformulación de los ratios de capital y la condonación de las deudas incobrables no han conseguido estimular la concesión de créditos. La rigidez normativa continúa obstaculizando el uso eficiente del trabajo en economías importantes como la de Francia e Italia. La carga de la deuda de los gobiernos europeos sigue siendo bastante elevada. El resultado es un reducido nivel de crecimiento nominal, a lo que contribuyen tanto los problemas estructurales como las cuestiones de carácter cíclico.

En Japón, la tercera fase de las reformas económicas impulsadas por el primer ministro Shinzo Abe, conocida como la «tercera flecha», avanza a un ritmo muy lento. La inflación sigue estando muy por debajo del objetivo del 2,0% del Banco de Japón, y los recientes datos de crecimiento de los salarios han resultado decepcionantes. La fortaleza del yen está afectando a los beneficios empresariales. El mercado bursátil continúa reflejando inversamente los movimientos de la divisa, por lo que la fortaleza del yen ha provocado la caída de los precios de las acciones.

La importancia de China

En China, el reciente impago de la deuda emitida por Dongbei Special Steel Group es un ejemplo de los problemas a los que se enfrentan las empresas públicas. Los elevados niveles de deuda y el exceso de capacidad que registran muchos sectores, como el del acero y el cemento, van a suponer un verdadero reto para el sistema bancario a corto y medio plazo. El producto interior bruto del país continúa estando dominado por la industria manufacturera, y lo más probable es que el proceso de transición hacia una economía más equilibrada se produzca de forma lenta y desigual. Por otro lado, muchas economías emergentes basadas en las materias primas deberán reestructurarse en un entorno político inadecuado y volátil.

En definitiva, el uso de instrumentos de política monetaria por parte de los grandes mercados desarrollados como Estados Unidos, Europa y Japón no va a ser suficiente para reactivar el crecimiento económico. Las empresas y los legisladores también deberán llevar a cabo reformas. Mientras tanto, parece que la volatilidad continuará siendo la norma.
 

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar