M&G: Todavía existen oportunidades para el inversor a largo plazo

M&G: Todavía existen oportunidades para el inversor a largo plazo

Nos hallamos ante un mercado complicado y volátil, pero según Ritu Vohora, Investment Director en M&G, todavía existen oportunidades para el inversor a largo plazo.
 
M&G: el temor de los inversores ha conducido a una demanda sin precedentes de acciones de calidad
 

M&G: Los bancos centrales están agotando las herramientas para estimular las economías 

2016 está siendo una «montaña rusa» para los mercados de renta variable global, que han acusado el sentimiento negativo provocado por factores como la ralentización de la economía china y la caída continuada de los precios del petróleo. El sentimiento de los inversores a corto plazo y los acontecimientos macroeconómicos han determinado la evolución de las cotizaciones y elevado su volatilidad. En un entorno caracterizado por bajos niveles de crecimiento, de tipos de interés, de inflación y de rentabilidad, los informes más pesimistas han llegado a plantear si el mundo está a punto de entrar en la siguiente recesión, dado que los bancos centrales parecen haber agotado la mayoría de las herramientas de las que disponen para estimular sus economías

 

M&G: Todavía sigue vivo el recuerdo de 2008

Los inversores se muestran excesivamente temerosos, en nuestra opinión debido a que todavía mantienen vivo en sus memorias el recuerdo de 2008. Esto los lleva a concentrarse en los aspectos negativos –e ignorar los positivos– de cualquier situación. Así, han dejado de lado a las acciones percibidas como arriesgadas, a favor de compañías consideradas como más seguras y mejor equipadas para soportar la volatilidad del mercado y un bajón del crecimiento económico. En la práctica, esto ha conducido a una demanda sin precedentes de acciones de «calidad» –compañías con balances saneados y beneficios predecibles, cuya solidez hace que se las equipare con los bonos– a expensas de las de empresas más sensibles a la coyuntura económica, de naturaleza cíclica o en situación de «recuperación», que han sufrido un duro castigo en los mercados. Por consiguiente, las valoraciones ya elevadas de acciones de «calidad» continúan viéndose impulsadas hasta niveles extremos (sobre todo en Europa), mientras que las acciones «value»más arriesgadas aparecen excepcionalmente baratas en muchos mercados.
 
 
Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.
Las rentabilidades pasadas han sido calculadas usando una divisa diferente a la de su país de residencia. Las rentabilidades mostradas pueden aumentar o verse reducidas a consecuencia de las fluctuaciones de divisas cuando son comparadas con las rentabilidades pasadas calculadas con su propia divisa.
 
Cabe afirmar que este bajo coste sin precedentes de las acciones value en una amplia variedad de sectores representa una oportunidad significativa. Nuestra opinión es que un rally de estos valores y un cambio de sentimiento podrían producirse con gran rapidez. Para el inversor a largo plazo que emplea un análisis fundamental riguroso, los periodos de mayor volatilidad –como los experimentados este año– pueden proporcionan un buen punto de entrada para invertir en compañías infravaloradas, aunque la selección de valores sigue siendo crucial. Los inversores deben comprar acciones con cotizaciones deprimidas pero que todavía sean capaces de proporcionar beneficios en condiciones económicas más favorables, y evitar las llamadas «trampas de valor»: compañías atrapadas en una caída irreversible con independencia del trasfondo económico. 
 
A corto plazo, nadie sabe con certeza en qué dirección se moverán los mercados. A veces, invertir puede ser frustrante, pero la historia ha demostrado que adherirse a un plan a largo plazo y esperar a que pase la tormenta suele ser la mejor forma de actuar. A nivel global, los mercados de renta variable parecen haber descontado una recesión. Sin embargo, este escenario nos parece poco probable a corto plazo, lo cual sugiere que existe potencial para un repunte de las acciones. No obstante, el camino estará lleno de baches, dado que la volatilidad parece estar bien arraigada. 
 
Aviso Legal
Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.
 
Glosario
  • Bono: Un bono es un título de deuda, con frecuencia a una empresa o gobierno, normalmente a un tipo de interés fijo por un plazo determinado, al final del cual es reembolsado.
  • Fundamentales (compañía): Los principios básicos, normas, leyes, etc., que constituyen la base de un sistema. Los fundamentales de una empresa se refieren específicamente a esa empresa e incluyen aspectos como su modelo de negocio, los ingresos, el balance y la deuda.
  • Inflación: Hace referencia al aumento generalizado y sostenido de los precios y del coste de la vida. La inflación suele expresarse como un porcentaje anual que compara la variación de los precios medios de un mes con respecto al mismo mes del año anterior. 
  • Macroeconomía: Hace referencia al comportamiento de una economía a nivel regional o nacional. Los factores macroeconómicos como la actividad económica, el desempleo, la inflación y la inversión representan indicadores clave del comportamiento de una economía. A veces se usa simplemente «macro» como forma abreviada.
  • Tipo o rentabilidad: Se refiere al tipo de interés generado por un  título de renta fija o al dividendo que reparte una acción. Normalmente se expresa como un porcentaje y depende del coste de la inversión, el valor actual de mercado o el valor nominal del título. Los dividendos representan una parte de los beneficios de una compañía y se abonan a los accionistas en determinados momentos del año.
  • Renta variable: instrumento financiero cuya rentabilidad no está definida de antemano, sino que depende de distintos factores entre los que destacan los beneficios obtenidos y las expectativas de negocio de la sociedad emisora.
  • Riesgo: La posibilidad de que la rentabilidad de una inversión acabe siendo distinta de la esperada. El riesgo incluye la posibilidad de perder parte de la inversión original.
  • Volátil: Se dice que una acción, un mercado o un sector es volátil cuando su valor fluctúa (sube o baja) con frecuencia o con mucha intensidad.
  • Volatilidad: La tendencia de un título, fondo o índice a variar rápidamente. Refleja el grado de desviación de la norma para ese tipo de inversión en un periodo de tiempo concreto. Cuanto mayor es la volatilidad de un título, más riesgo suele conllevar.
  • Valoración: El valor o la valía de un activo o una compañía en un momento dado.
 
 
Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar