Vontobel AM: Cómo navegar con éxito en las aguas turbulentas de la renta fija

Vontobel AM: Cómo navegar con éxito en las aguas turbulentas de la renta fija

En el siguiente artículo os proporcionamos la opinión de Hervé Hanoune, Director de Renta Fija en Vontobel AM, sobre las oportunidades de inversión que nos ofrece la renta fija en un entorno en el que es difícil combinar una rentabilidad estable con la preservación del capital. Así, nos habla de una solución flexible que incluye cinco factores de generación de rentabilidad a tomar en cuenta.
 
Vontobel AM: renta fija
 
 
Los objetivos primarios de los inversores en renta fija son habitualmente la preservación del capital y una rentabilidad estable. Como es evidente en el entorno actual estos dos objetivos ya no son fáciles de lograr, lo que exige que los inversores busquen alternativas adecuadas. La renta variable ha proporcionado una cierta alternativa, pero su perfil de riesgo y la volatilidad son completamente distintos a los de las inversiones conservadoras en renta fija. Con una proporción tan alta de carteras invertidas en bonos, los inversores deben buscar alternativas desde dentro del espacio de la renta fija, que es diverso, y donde los factores de generación de rentabilidad son múltiples.
 
Los fondos y gestores tradicionales de bonos a menudo no tienen el mandato, los recursos y en muchos casos la competencia para utilizar estas fuentes diversas de rentabilidad. Pero, siempre y cuando adopten un planteamiento flexible para la renta fija, no limitado por los índices de referencia, pueden seguir encontrando nuevas fuentes de rentabilidad que no traspasen los límites de su mandato y sin renunciar a la estabilidad que requieren de esta clase de activos. Son cinco los factores de generación de rentabilidad (además de las estrategias tradicionales como por ejemplo la duración y el riesgo de crédito) que los inversores deben tomar en consideración. Si los aplicaran, podrían estar bien equipados para navegar con éxito en las aguas turbulentas del océano de la renta fija.
 

Multiplique su conjunto de oportunidades

 
Independientemente de donde se encuentren geográficamente y de su sesgo, los inversores que amplíen su ámbito territorial de actuación, pasando de lo local o continental a lo global, se verán recompensados con una selección mucho mayor de oportunidades de inversión y estrategias.
 
A la hora de comparar el tamaño de la deuda emitida en la Eurozona en forma de valores con calificación de grado de inversión con el de los valores de igual calificación emitidos en todo el mundo el mercado global es seis veces mayor. La diferencia es aún más sorprendente cuando nos fijamos en el mercado total: el número anual de emisiones globales es 60 veces superiores al de la Eurozona. Al ampliar su conjunto de oportunidades, los inversores añaden una capa adicional de complejidad al proceso de inversión, pero la recompensa en oportunidades y posibilidades de diversificación es innegable, puesto que los inversores pueden multiplicar sus fuentes de valor.
 

Gestione su cartera de manera activa

 
Por los motivos indicados más arriba, un planteamiento tradicional de inversión en bonos, basado en los índices de referencia y en la duración, no solo comporta una alta probabilidad de baja rentabilidad, sino que también amplifica los riesgos debido al perfil de riesgo asimétrico actual de la renta fija. Por el contrario, una cartera flexible, gestionada activamente, puede aprovechar los movimientos del mercado. En la renta fija, las fuentes de valor difieren de un año a otro, y las variaciones pueden resultar bastante dramáticas. Por ejemplo, durante los tiempos de crisis del 2008, los bonos de alta rentabilidad europeos tuvieron una rentabilidad de – 31,2%. Durante el año siguiente, en 2009, lograron la mayor rentabilidad en el espacio de la renta fija, alcanzando el 84,6%. Por ello, abrir las carteras a estas oportunidades puede ser un importante factor de generación de rentabilidad.
 

Aproveche las oportunidades de valor relativo

 
Aunque los inversores no confíen del todo en un segmento concreto de renta fija, por ejemplo el de alta rentabilidad, pueden expresar una visión de valor relativo para la evolución de Europa frente al mercado de alta rentabilidad de Estados Unidos. En el pasado, la correlación entre estos mercados a menudo ha sido baja, alcanzando una diferencia en la rentabilidad anual de hasta 23 puntos porcentuales.

 

Busque la máxima diversificación

 
Nadie da duros a cuatro pesetas, como suele decirse, pero cuando se trata de invertir, lo más cercano a conseguir duros a cuatro pesetas es una cartera diversificada. Mediante una construcción inteligente de la cartera, los inversores pueden maximizar los beneficios gracias a la diversificación, reduciendo la volatilidad y manteniendo, sin embargo, el mismo perfil de rendimiento. Para lograr la diversificación máxima, los inversores necesitan tener acceso a la totalidad del universo de los bonos, es decir, ser capaces de invertir y diversificar el riesgo entre clases de activos, estrategias de inversión y horizontes temporales, compensando de esta forma los riesgos. Los riesgos de crédito, por ejemplo, pueden cubrirse con posiciones en divisas; los riesgos de mercados emergentes pueden cubrirse con posiciones en tipos. El resultado final es una cartera más estable, capaz de lograr una buena rentabilidad. Esta construcción de carteras de renta fija sin limitaciones logra lo que los inversores esperan de los bonos: rendimientos constantes y estables a largo plazo.
 

Utilice una gestión sofisticada del riesgo

 
Las cuatro medidas mencionadas más arriba solo podrán proporcionar rentabilidad positiva durante el ciclo si los riesgos se gestionan con cuidado; se trata de un reto clave para cualquiera que adopte un planteamiento global flexible. A tal efecto, la gestión del riesgo debería encontrarse en el corazón del proceso de inversión; debería estar presente en todos los aspectos de la gestión diaria de la cartera de bonos. Las herramientas que sustentan la actividad de inversión tienen que tener plenamente en cuenta los riesgos individuales de cada posición, y modelar los efectos compensatorios de la diversificación. Tal y como se vio en el pasado, los inversores no deben basarse únicamente en hipótesis de modelización estática, sino que también tienen que utilizar la experiencia humana, de manera que los riesgos se prevean realmente y no se vean únicamente como el resultado de una determinada herramienta.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar