Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿Resulta la gestión pasiva más rentable que la gestión activa?

A lo hora de gestionar un fondo de inversión, podemos encontrar dos estilos diferenciados. Por un lado, tenemos la gestión activa y, por otro lado, la gestión pasiva o indexada. Es un aspecto que debemos tener en cuenta cuando estemos seleccionando un vehículo de inversión dado que hay diferencias notables que afectan directamente a la rentabilidad del producto. A continuación, comentaremos las principales diferencias entre la gestión pasiva y la gestión activa

¿En qué consiste la gestión activa?

La gestión activa se caracteriza por ser proactiva, es decir, el gestor del fondo de inversión busca anticipar los movimientos del mercado para poder aprovecharse de ellos. 

Sus características básicas son las siguientes:

  • El objetivo final es obtener una rentabilidad mayor a la del índice de referencia.
  • La combinación de activos teniendo en cuenta su riesgo y correlación deberá tener una estimación de riesgo igual o inferior que el benchmark y un exceso de rentabilidad positiva.
  • Se puede establecer una restricción de desviación máxima respecto al benchmark, conocida como tracking error máximo.
  • En función del mercado se determinan las bandas de duración y exposición, pudiendo establecerse estrategias de infraponderación o sobreponderación de activos. 
     

¿En qué consiste la gestión pasiva?

La gestión pasiva o indexada se caracteriza por ser reactiva, es decir, acomoda las decisiones de gestión a las previsiones generalmente aceptadas por el mercado, más que a la búsqueda de oportunidades.

Se caracteriza por:

  • Construir una cartera que replique el índice de referencia de la manera más precisa posible.
  • Su objetivo de rentabilidad es el mismo que el de su índice.
  • El tracking error debe ser lo más cercano a cero.
  • Cualquier cambio en la composición del índice se debe reflejar en la composición de la cartera del vehículo de inversión.

Probablemente una de las cosas que más caracteriza a la gestión pasiva frente a la activa es el menor coste que tiene que soportar el partícipe. La gestión activa suele ser un buen negocio para los gestores, ya que las comisiones que cobran son mayores, sin embargo, no siempre es tan buena para los clientes. Esto no quiere decir que la gestión pasiva nos vaya a dar una mayor rentabilidad que la activa cada año o cada mes, pues lo cierto es que en el corto plazo, no es raro ver como algunos años la gestión activa supera a los índices. Pero, a largo plazo parece más rentable la gestión pasiva.

Hay que tener en cuenta que la gestión indexada cada vez está ganando más terreno, como podemos ver en el gráfico, que muestra claramente el crecimiento de la misma en perjuicio de la gestión activa en Estados Unidos desde 2007.

Gestión pasiva o indexada

 

Surgen los gestores automatizados

Teniendo en cuenta este auge de la gestión pasiva en detrimento de la gestión activa, han surgido los llamados gestores automatizados. La gestión patrimonial en España está muy bancarizada y esto cuenta con dos problemas: conflicto de interés y altos costes. Tanto es así, que en el caso de la gestión de activos en España, según el estudio de Pablo Fernández el 95% de los fondos españoles en los años 1991-2009 no superan al índice de referencia o benchmark. Es por ello que los gestores automatizados quieren cambiar esta situación y dar una solución a los inversores que no están dispuestos a pagar las comisiones de la gestión activa. 

Uno de ellos es Indexa Capital, cuya filosofía de inversión es la siguiente:

Invierte en índices (indéxate), reduce los costes de inversión y deja que pase el tiempo. A medida que pasen los años, irás comprobando como la rentabilidad de tus ahorros empieza a superar a la gran mayoría de los inversores profesionales o fondos de gestión activa.

En el artículo Robo Advisors: ¿Qué son y qué ventajas aportan a los inversores? Unai Ansejo (fundador y CEO de Indexa Capital AV) nos comentó que lo que ofrece Indexa Capital es la rentabilidad de los índices menos un 0,72% de costes y comisiones de media (un 80% menos que el 3,4% de diferencia de rentabilidad que obtienen los fondos de renta variable mixta internacional en España según el estudio de Pablo Fernández). Asimismo, también realizan reajustes automáticos de las carteras. 

Al mantener las carteras siempre en su nivel de riesgo vamos a evitar que el cliente decida vender en el peor momento como pasa a menudo.

En sus dos primeros meses de vida Indexa Capital declara gestionar ya más de 2 millones de euros, de más de 40 clientes. La inversión mínima es de 10.000 euros. A partir de ahí, la comisión de gestión se sitúa entre 0,10% y 0,45% al año según el importe invertido. 

Descubre todo lo que necesitas saber sobre los Robo Advisors aquí.

Guía Robo Advisors

Guía Robo Advisors



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar