Cataclismo en la bolsa china: opiniones de las gestoras

Cataclismo en la bolsa china: opiniones de las gestoras

Hoy hemos asistido al segundo cataclismo en lo que va de semana en la bolsa china, por lo que el regulador chino ha decidido volver a echar el cierre mediante un mecanismo automático que ha detenido las cotizaciones cuando las pérdidas han llegado al 7%. Los mercados europeos se han visto arrastrados y han teñido de rojo los parqués más importantes del viejo continente durante toda la mañana, como ya sucediera el pasado día 4 de enero. Para analizar la situación y su posible impacto en el futuro en los mercados contamos con las opiniones de Degroof Petercam, SYZ, Aberdeen Vontobel y Edmond de Rothschild AM.

Degroof   SYZ   Aberdeen

Vontobel   Edmond de Rotschild

 

 

 

Vontobel: China debe reequilibrar su economía

Las bolsas mundiales han comenzado 2016 con una mala nota y con los índices registrando abultadas caídas, de entre el 4 y el 8 por ciento. El mercado local de valores chino se ha desplomado un 15 por ciento en lo que va del año, lo que ha provocado dos cierres del mercado en cuatro días.
 
En el corazón de los problemas se encuentran los problemas económicos de China. No hay duda de que China se enfrenta a una presión económica bajista severa debido al reequilibrio de su economía. Las intervenciones masivas durante el verano de 2015 dirigidas a la estabilización de precios de las acciones locales no han logrado restablecer la confianza, y están aumentando los problemas de credibilidad de las autoridades chinas. Además, China ha abandonado de facto la suave paridad de su moneda con el dólar estadounidense al ampliar la referencia a una canasta de monedas, lo que ha alimentado la incertidumbre. La menor demanda de China ha provocado una espiral descendente de los precios de las materias primas que pone a los productores y los mercados emergentes bajo mayor presión, lo que da como resultado un deterioro de la calidad crediticia y la devaluación de las monedas locales de los mercados emergentes. La desaceleración del crecimiento chino y los precios de los materias primas provocan un menor crecimiento global, una reducción de la inflación, que las ganancias corporativas globales sean más bajos, pero una bonanza para el consumidor occidental.
 
Las autoridades chinas probablemente intervendrán otra vez para estabilizar las acciones locales. Mientas que a largo plazo, el éxito de tales acciones es dudoso, puede que surta efecto a corto plazo. China aún tiene margen para flexibilizar su política monetaria aún más e implementar estímulos fiscales. En este contexto, los precios de las materias primas se mantendrán bajo presión, al igual que los activos de mercados emergentes. Al mismo tiempo, las previsiones de beneficio de algunos sectores clave de la renta variable, como energía, minería, automoción o bienes de lujo se enfrentan a un desafío. A pesar de que la actividad manufacturera de Estados Unidos es débil, la fortaleza doméstica y el empleo apuntan a un mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed. Es justo decir, sin embargo, que la Fed también puede esperar más tiempo de lo previsto antes de subir los tipos aún más a la luz de los acontecimientos actuales. El menor crecimiento y la menor inflación deben alentar al Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) para continuar con sus programas de liquidez.
 
Ante esto, ¿cómo están posicionadosen Vontobel? Han utilizado la debilidad de los mercados en diciembre para aumentar su exposición a renta variable añadiendo a sus posiciones acciones de mercados desarrollados. Sus carteras por tanto, no son inmunes a la reciente ola de ventas. Los mercados han experimentado un exceso de ventas y el sentimiento de los inversores es negativo, por lo que se atienen a su exposición por ahora. Dicho lo cual, son conscientes de los riesgos para el crecimiento mundial y los beneficios globales y están dispuestos a reconsiderar su posición si es necesario. Mantienen una posición infraponderada en los mercados emergentes y tienen poca exposición a los sectores de renta variable y los países directamente afectados por las cuestiones mencionadas anteriormente.
 

Aberdeen: Existe el riesgo de exagerar la situación china

Los inversores han entrado en pánico hoy. Las acciones de Shanghái han caído un 7% lo que ha disparado el mecanismo automático que detiene las cotizaciones. Esta es la segunda vez que se produce esta situación esta semana. 
 
En la opinión de Nicholas Yeo, Director de Renta Variable China en Aberdeen, dos cosas han asustado a los inversores: el aumento de las expectativas de que las autoridades permitirán que el Renminbi se deprecie frente al dólar, una decisión que podría desestabilizar la economía y provocar reacciones de represalia en otras partes de la región y las preocupaciones sobre el impacto que podrá tener sobre los precios de cotización cuando los reguladores levanten las restricciones sobre la venta de acciones. 
 
El tipo de cambio offshore del RMB (CNH) ha caído a su nivel más bajo frente al dólar desde finales de 2010. La diferencia entre el tipo de cambio offshore y onshore del RMB llegó a niveles record en determinados momentos.  Las cotizaciones en la bolsa china se detuvieron menos de una hora después de que el mercado abriese. 
 
Se trata de dos cuestiones diferentes, pero que se han unido en la mente de los inversores nerviosos, aumentando las preocupaciones ya existentes sobre la salud de la economía china. 
 
Sin embargo, desde Aberdeen creen que la debilidad del RMB ha de entenderse dentro del contexto de una continua liberalización de la divisa más que como una evidencia de que se está llevando a cabo una devaluación de la divisa. 
 
China ha tomado una actitud seria al permitir que su divisa fluctúe de forma más libre, pero las últimas decisiones para reducir los controles han resultado demasiado agresivas para el mercado. 
 
En palabras de Yeo:
Es cierto que no es una buena manera de empezar el año, pero existe el riesgo de exagerar la situación.  Es bien conocida por todos la transición que está llevando a cabo el país desde ser el productor y exportador del mundo a una economía impulsada por la demanda doméstica. Este será un proceso con ciertos sobresaltos y por ello los datos manufactureros (índice PMI) han de ser tomados con cautela. Nuestras perspectivas sobre China permanecen intactas, el crecimiento se está desacelerando,  pero no creemos que se vaya a producir un aterrizaje forzoso,  y en cuanto a las compañías, encontramos fuera del mercado doméstico mejores oportunidades para aprovechar el crecimiento a largo plazo de la economía.
 

Degroof Petercam: China evitará el aterrizaje forzoso

Los mercados de acciones internacionales han sido golpeados en este inicio de año con otra ola de preocupaciones sobre China. Está ampliamente aceptado por el mercado que una crisis económica en China es el riesgo más importante otra vez para 2016. Dicho esto, es importante mantener una estrecha vigilancia sobre lo que está sucediendo. A diferencia de lo que muchos inversores parecen creer en este momento, ya que según Degroof Petercam, la caída de la renta variable y la presión a la baja del Renminbi, nos dice muy poco sobre la situación económica subyacente. En todo caso, la combinación de los indicadores de confianza y los datos económicos vistos en los últimos meses sugieren que las primeras medidas de estímulo comienzan a tener un efecto estabilizador en la economía china. Así, para Degroof Petercam, el escenario de que un aterrizaje forzoso será evitado en el contexto de desafío al que se enfrentan las autoridades con su estrategia de reequilibrio económico sigue siendo válido.
 
¿A qué se debe entonces la significativa caída del mercado de renta variable chino y la depreciación del renminbi? La respuesta más probable es que la previsión de que se produzca una venta de acciones (introducida a mediados de 2015 cuando los mercados financieros chinos se colapsaron tras una burbuja especulativa) desencadenó una venta masiva en los mercados. Además, parece que un nuevo sistema de interrupción del circuito ha exagerado la situación dado que los inversores han acelerado la salida antes de que los mercados cierren debido a que los precios bajan demasiado rápido. 
 
Esto añade también presión a la baja sobre el renminbi pero en lo que respecta a este último, la principal respuesta es que en la segunda mitad del año pasado las autoridades tomaron más medidas para flexibilizar el tipo de cambio frente al dólar americano. El renminbi ha perdido ahora más del 5% frente al dólar desde el pasado verano, volviendo a más o menos los niveles en los que estaba hace cinco años. Algunos observadores están argumentando que el país está entrando en una guerra de divisas para tratar de apuntalar el crecimiento económico impulsando las exportaciones y que la depreciación monetaria que está por llegar será mucho mayor. Sin embargo, desde Degroof Petercam tienen una visión completamente distinta. Primero, frente a una amplia cesta de divisas, el renminbi se mantuvo bastante estable el año pasado. Y  más importante, durante los últimos cinco años, el renminbi se ha apreciado más de un 25%. Así que hablar de una guerra de divisas parece, por tanto, bastante exagerado.
 

SYZ: El mayor peligro es un pánico generalizado

Para Fabrizio Quirighetti, economista jefe de SYZ AM, el mayor peligro ahora es que las crecientes tensiones en los mercados conduzcan a un pánico generalizado  que podría ser comparado con lo que ocurrió hace unos años. 
 
¿De quién es la culpa? La razón de lo que está sucediendo son las muchas incertidumbres que ahora están surgiendo. Y el caso de China es obviamente una preocupación, y esto se debe principalmente a la pérdida de credibilidad del gobierno. Las reacciones de pánico que han estado produciendo desde el verano pasado han arrojado algunas dudas sobre la capacidad real de Pekín para controlar la situación, y no a los últimos ajustes sobre el yuan.
 

Edmond de Rothschild AM: El efecto bola de nieve de la intervención del regulador cerrando los mercados ha sido devastador

Por segunda vez en esta semana, el mercado de Shanghái ha suspendido las cotizaciones, después de que el índice haya caído hasta el límite máximo del 7%. Según David Gaud, gestor de fondos en Edmond de Rothschild AM, la introducción de esta nueva medida corta fuego el pasado lunes explica en cierta medida la confusión y la fuerte caída en el mercado chino desde comienzo de año, pero no es el único factor que interviene:
 
  • Una medida cortafuego fue implementada el lunes para detener las cotizaciones en un entorno de mercado excesivamente volátil. Supuso una conmoción para el comportamiento de los inversores chinos tradicionales. Una caída del 10% en un día hacía imposible vender después de este nivel, pero no se suspendía la cotización, pues los inversores podían hacer frente a este nivel. A partir de ahora, las cotizaciones se suspenderán durante 15 minutos si el mercado cae un 5%, pero no se permiten las operaciones hasta que la cotización se reanude. Si el índice cae un 7%, el mercado cierra durante todo el día. Cuando se suspende el mercado después de una caída del 5%, el riesgo podría continuar, y una caída del 7% lleva a los inversores nerviosos a intensificar las ventas para deshacer posiciones a cualquier precio antes de llegar a este nivel. Esto crea un efecto de bola de nieve. Antes, las instrucciones de venta se ponían en práctica a lo largo de la sesión, pero ahora muchos inversores eligen órdenes “en mercado” para poder deshacer posiciones lo más rápido posible. 
  • Para empeorar las cosas, los inversores no tienen visibilidad sobre el mercado durante la interrupción de 15 minutos después de una caída del 5%. Todas las órdenes se retiran de las pantallas de modo que no hay indicaciones de precios y volúmenes o instrucciones de cambio. Esta niebla total agrava las preocupaciones, provocando que los inversores aumenten el tamaño de sus órdenes de venta y den más instrucciones de forma indiscriminada. Los cortafuegos existen en otros mercados asiáticos y rara vez se activan. En China, la mayoría de los inversores domésticos tienen menos experiencia en los mercados y ven esta herramienta como una restricción severa de la liquidez. Llevará tiempo adaptarse. El cortafuego es parte del movimiento de China para adaptarse a los estándares de cotización de los mercados internacionales. Es una buena idea a medio y largo plazo, pero crea turbulencias en los mercados a corto plazo. Hay que tener en cuenta que a pesar de que se produjeron eventos similares a mediados de 2015, Shanghái fue uno de los mercados de renta variable que más rentabilidad registró en 2015. 
  • El ambiente de confusión de hoy se debe también a diversos organismos reguladores comunican de manera torpe, descoordinada y pobre.  Ya que el final de la prohibición de seis meses para que los grandes accionistas con más de un 5% de una compañía puedan vender sus acciones se acercan, las preocupaciones acerca de que se produzcan fuertes ventas eran inminentes Los pequeños inversores chinos sobre-reaccionaron. De hecho, no ha habido mucha venta de estos grandes accionistas. Sin embargo, la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC) dio marcha atrás de nuevo al prohibirles vender más de 1% en 3 meses, una medida que sólo acentúa la confusión y ha fracasado hasta ahora para tranquilizar a los inversores. La CSRC acaba de anunciar la suspensión del cortafuego. Sin embargo, este despliegue torpe de medidas concretas ha eclipsado el hecho de que China está adoptando los estándares internacionales. Pekín está educando a sus grandes inversores locales para que tengan una mirada nueva en los mercados en un intento por apuntalar la apertura de sus mercados al resto del mundo.

Julius Baer: La introducción de los reguladores ha surgido el efecto contrario al esperado

La primera semana del nuevo año, China ha sufrido mucho con los mercados financieros, debido a la introducción de los reguladores de mercado que pretendía evitar accidentes de crashes bursátiles y ha provocado totalmente lo contrario.

Renta fija: centrándonos de nuevo en las divisas.

China anunció su decisión de suspender el mercado de renta variable debido a que los reguladores de mercado que tenían, desencadenaron el pánico en los inversores en vez de calmarlos. A pesar de tener estos vientos en contra, creemos que los inversores deberían centrarse en el mercado de divisas como el principal impulsor de esta semana. 

Los mercados están viendo grandes movimientos a medida que China está implementando un nuevo régimen monetario que permite mejor flexibilidad del yuan y una nueva economía que a pasado de ser industrial a ser de consumo. Probablemente veremos más volatilidad en 2016 conforme el gigante asiático evolucione y aplique las reformas, aunque estos cambios pueden no ser bien recibidos por el mercado. 

Con todo ello, recomendamos a los inversores a no entrar en pánico, especialmente después de la gran inversión por parte del banco central esta semana. Dicho esto, la renta fija asiática sigue siendo vulnerable a una corrección del mercado.

Comodities: Refugios seguros

Mientras la mayoría de los activos, las materias primas también sufrieron esta ola de aversión que se ha dado esta semana. Sin embargo el oro y la plata se beneficiaron. El oro subió a 1.109 dólares por onza, superando ligeramente el precio objetivo que teníamos establecido (en 1.100 dólares la onza). Debido a la incertidumbre en China, el precio popdría seguir subiendo en el corto plazo.

La aversion al riesgo en los mercados financieros sigue apoyando al oro y la plata . Mientras los precios puedan seguir subiendo no vemos que puede haber un revés. A medio y largo plazo, ambos metales deberían seguir despreciado por los inversores, dadas las previsones de crecimiento, de alto interés y la inflación.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar