Subida de tipos en EEUU: ¿Cómo afecta al sector inmobiliario?

Subida de tipos en EEUU: ¿Cómo afecta al sector inmobiliario?

Después de la subida de tipos anunciada ayer por la FED, son varios los sectores que intentan anticipar como puede afectarles la decisión. El equipo de JLL, firma mundial de servicios profesionales de consultoría inmobiliaria analizan el impacto y posibles consecuencias que puede conllevar para el sector la decisión de Yellen y su equipo.

JLL

El responsable de previsiones de JLL para la región EMEA, Andrew Burrell, opina que la subida de tipos en EE.UU. marca un importante punto de inflexión en el actual ciclo económico, pero no debería preocupar injustificadamente a los inversores. Según él:

La Fed ha sido clara al afirmar que éste no será el inicio de un agresivo programa de endurecimiento de la política monetaria, sino que los próximos movimientos de tipos serán graduales y prudentes.

En cuanto a las consecuencias que pueda tener para el viejo continente, Burrell cree que la recuperación económica en Europa a lo largo de los 12 últimos meses ha sido generalizada y se ha visto respaldada por la demanda interna, lo que la hace más resistente a envites externos. Así, la actuación de la Fed tendrá una repercusión limitada en el crecimiento de la zona del euro, el cual seguirá siendo sólido durante los dos próximos años. Esto contribuirá a apuntalar el repunte de la demanda de ocupación y de la contratación de espacios de oficinas registrado en los últimos trimestres. Los activos inmobiliarios seguirán ofreciendo un mayor atractivo en comparación con otras clases de inversión porque la demanda es superior a la oferta, lo que se refleja en un incremento de los alquileres.
 
Por su parte, el director de análisis de mercados de capitales mundiales de JLL, David Green Morgan resaltó que Estados Unidos va muy por delante del resto del mundo en el plano económico y ha sido su evolución económica lo que ha motivado la decisión de subir los tipos.
Se ha hablado mucho del momento en que se produciría esta primera subida de tipos pero a los inversores inmobiliarios les interesará más la frecuencia y la envergadura de cualquier alza futura, a lo largo de 2016. Esta primera medida reviste un carácter tan psicológico como financiero y debería interpretarse como un indicio de fortaleza y confianza en la economía estadounidense. A medida que nos acercamos al final de este ciclo crediticio ultraexpansivo en Estados Unidos, nos adentramos en un periodo en el que las expectativas de mercado han de ajustarse. Hemos disfrutado de un abaratamiento de los costes de financiación durante más de cinco años, por lo que cualquier subida parecerá importante, aunque, en realidad, este incremento ya se refleja en gran parte de la financiación disponible en el mercado, por lo que no debería tener un efecto sustancial en el coste actual del crédito en Estados Unidos.
Según Green, el efecto real se verá en la mentalidad y la motivación de los inversores. Y reducir las rentas ya no bastará para atraer a inquilinos. El alza del mercado general a la que hemos asistido en los últimos años se está evaporando y hemos de prestar más atención a la gestión de activos (si nuestro edificio está mejor gestionado que el de al lado atraeremos a más inquilinos rentables) y privilegiar la inversión orientada a la percepción de rentas periódicas en vez de pensar en las valoraciones en este momento del ciclo. En palabras suyas:
Sin duda, nos enfrentamos a un periodo de mayor volatilidad, especialmente en el universo emergente, pero ésta debería moderarse a medida que avance 2016 y que los mercados se acostumbren a la modificación de las condiciones monetarias al otro lado del Atlántico.  Deberíamos tener presente que, al margen de la Fed, la mayoría de los bancos centrales del mundo siguen flexibilizando sus políticas monetarias, por lo que la liquidez internacional se ve poco amenazada por esta subida de tipos.
 
Vivimos en un mundo regido por ciclos y éste en el que nos encontramos está a punto de acabar pero, actualmente, JLL no prevé ningún final catastrófico. Los fundamentales económicos parecen bien orientados en los diez mercados inmobiliarios más importantes del mundo y, a día de hoy, los factores que los unen son la mejora de los perfiles de los inquilinos y el crecimiento de las rentas. Y los inversores más hábiles se centrarán precisamente en estos aspectos.
 
 
 
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar