La credibilidad de los bancos centrales se agota

La credibilidad de los bancos centrales se agota

Juan Manuel Mazo escribe que lleva cierto tiempo insistiendo en la posible corrección de los mercados bursátiles y que “el timing es siempre lo más difícil, pero todas las explicaciones que se dan a posteriori estaban presentes antes de agosto”.
 
Así, comenta que no son una sorpresa la debilidad china, ni la situación griega, ni el efecto de la apreciación del dólar en los beneficios corporativos o las economías emergentes. Lo que sí es una novedad es la devaluación del yuan por las autoridades chinas, por la entrada de China en la guerra de divisas que se está librando desde 2012.
 
El gestor no cree que hayamos visto los mínimos en el S&P 500, índice para el que “nos queda por ver niveles entre 1.800-1.820”, el siguiente nivel importante es el de 1.575-1.600. Y en el Euro Stoxx 50 no le extrañaría “ver los mínimos en torno a los 2.850-2.800”.
 
Por otra parte, señala que los bancos centrales no han perdido todavía su credibilidad, pero lo harán, “porque en mi opinión la política monetaria no es la solución para los problemas planteados”.
 
Maral Macro cerró agosto con una rentabilidad de 1,98% con una volatilidad de 4,33%, lo que supone un resultado en el año del 1,97%. La rentabilidad acumulada desde la puesta en marcha del fondo es de un 6,88%.
 
Maral Macro FI
 
 

Carta del Gestor

El pasado mes de agosto, Maral Macro obtuvo una rentabilidad de 1,98% con una volatilidad de 4,33%, lo que supone un resultado en el año del 1,97%. La rentabilidad acumulada desde inicio es de un 6,88%.
 

¿Corrección o algo más?

Desde estas líneas llevo meses insistiendo en la posible corrección de los mercados bursátiles, especialmente en el mercado americano. Es cierto que lo llevo haciendo cierto tiempo y que el timing es siempre lo más difícil, pero todas las explicaciones que se dan a posteriori estaban presentes antes agosto.
 
Desde 2013 llevo alertando que la situación de China era mucho más débil de lo que nos contaban, la situación en Grecia no es nada nuevo y el efecto de la apreciación del dólar en los beneficios corporativos y en la situación de los emergentes ya era conocida desde hace tiempo. Lo que sí es nuevo del mes pasado es la depreciación del yuan decidida por las autoridades chinas. No tanto por su intensidad (3%), sino por la entrada de China en la guerra de divisas que se está librando en el mundo fundamentalmente desde 2012, el shock deflacionista que puede suponer en el resto del mundo y la constatación de que certifica una situación económica en China mucho más difícil de lo estimado por el mercado. Este puede haber sido el detonante del inicio de la corrección, que por su propia naturaleza sólo puede saberse a posteriori.
 
Ahora, ¿hemos visto los mínimos? ¿Cuánto queda de caída?
 
Creo que no, que en términos de S&P 500, el mínimo de agosto ha sido 1.867 y nos queda por ver niveles entre 1.800-1.820, que supondrían una corrección desde máximos de alrededor del 15%. Si rompe este nivel, el siguiente nivel importante está situado en el 1.575-1.600. En términos de Euro Stoxx 50 el mínimo ha sido 2.973 y no me extrañaría ver los mínimos en torno a los 2.850-2.800.
 
Creo que es difícil contestar en estos momentos a la pregunta inicial que me hacía, ¿corrección o algo más?, en principio y utilizando análisis técnico, el mercado alcista no habría acabado todavía y estaríamos iniciando una corrección (onda IV en términos de Elliot), que precede a la fase final (onda V) de cualquier tendencia de mercado. En términos de calendario es probable que tengamos unos meses de septiembre y octubre complicados, para iniciar la última fase alcista hasta principios- mediados de 2016. Pero claro, esto no es ciencia y no siempre se cumple el guion.
 
Para tratar de responder a si es algo más (inicio de un mercado bajista más intenso en alcance y duración), creo que es necesario hacerse otra pregunta: ¿han perdido los bancos centrales su credibilidad? ¿Ha perdido la política monetaria el aura de poción mágica que todo lo cura? Pues bien, creo que todavía no, que la perderán, porque en mi opinión la política monetaria no es la solución para los problemas planteados, pero ahora simplemente la Fed no apoya más al mercado (acabó el QE en octubre 2014) y podemos entrar en una fase de subida de tipos (creo que no los subirá en septiembre).
 
Sorprende que a pesar del comportamiento de las bolsas en agosto, los bonos no lo hicieran mejor. La respuesta hay que buscarla en los datos conocidos de ventas de bonos americanos por parte de China, más de 100.000 millones de dólares en agosto, que es más que la cantidad acumulada en los 7 primeros meses. Les recomiendo vigilar estas cifras... 
 
Un saludo y buen mes a todos, 
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar