Aberdeen: ¿La situación en China afectará al crecimiento mundial?

Aberdeen: ¿La situación en China afectará al crecimiento mundial?

Los mercados de renta variable mundial han perdido más de 5Tn de dólares en los quince días posteriores al anuncio de la devaluación del Renminbi del pasado 11 de agosto mientras que los precios de las materias primas han registrado niveles no vistos en este siglo.
 
Desde un punto de vista económico, la reacción mundial no es sorprendente: China representa más del 15% de la actividad global ,y según el FMI, mas del 25% del crecimiento mundial. Además, la respuesta de las autoridades chinas no ha sido clara y en ocasiones ha decepcionado, lo que ha sembrado dos incertidumbres principalmente:
  • ¿Han perdido el control sobre la economía tanto el Gobierno como el Banco Central?
  • ¿Lo que está sucediendo en China podría tener impacto en la recuperación gradual del crecimiento mundial que se estimaba para 2016?

Aberdeen


 
Las fuertes caídas del pasado 23 de agosto presagiaban que los inversores se temían lo peor. Todavía es pronto para hacer una valoración, pero la respuesta del día siguiente, con una recuperación parcial que fue ganando impulso tras el anuncio por parte de China de mayores medidas de estímulos económicos, podrían indicar que el pánico inicial fue excesivo.
 
La credibilidad de las instituciones se ha visto dañada, pero no destruida. Y las perspectivas de crecimiento global son similares.
 
Los riesgos a la baja han aumentado, pero nuestro escenario central ( una recuperación modesta del crecimiento global) sigue en pie, aunque con menos tensiones inflacionistas a corto plazo y una extensión de los estímulos monetarios por parte de los principales Bancos Centrales.
 

Los riesgos que afectan a nuestro escenario base 

  • Los retos a los que se enfrenta la economía china no deben de ser infravaloradosLas autoridades chinas han tratado hacer limpieza de los excesos del pasado sin desencadenar una crisis financiera ; conseguir que su economía sea más sostenible y menos dependiente de la inversión, y conseguirlo además sin perjudicar al crecimiento. Y aunque  el dato de  PIB del 2T a/a oficial sea  del 7%, nosotros estimamos un crecimiento menor. Los últimos datos publicados de  ventas de bienes de consumo, los débiles datos de comercio y la desaceleración de la producción industrial indican una mayor ralentización a futuro.
  • Hasta ahora, las respuesta de las autoridades chinas en lugar de mejorar la situación la ha complicado más: mientras que la aplicación de una política monetaria efectiva puede mitigar los efectos negativos de los shocks económicos, e incluso los banqueros centrales que lo hacen bien consiguen hasta "caminar sobre las aguas" ,como demostró Mario Draghi en 2012 con su célebre frase "whatever it takes" , los errores o la percepción de pérdida de influencia pueden incrementar la velocidad de la transmisión de los riesgos negativos y amplificar sus efectos.
  • Las preocupaciones sobre la efectividad institucional junto con un incremento de la preocupación sobre las perspectivas de crecimiento de China se podrían transmitir a nivel global: si la confianza se viese excesivamente mermada, la disminución en la inversión podría crear un circulo vicioso de contracción del sentimiento y de la actividad similar al vivido en 2008. Y si los movimientos de mercado fuesen de un calibre tal como para causar pérdidas sustanciales que dañasen la salud del sistema financiero, la transmisión de los efectos podría ser similar a la de 2008.
 

¿Cuál es nuestro escenario central?

  • Creemos que el PIB de 2015 se situará (escenario central, 60% d probabilidad) en torno al 5,5% a/a.
  • Los datos macro que principalmente apoyarán el crecimiento serán el crecimiento del crédito y el sector inmobiliario.
  • Los datos que van a seguir dando síntomas de debilidad serían las ventas minoristas, exportaciones e inversiones.
  • Creemos que el mercado inmobiliario ha tocado suelo y esperamos un repunte del mercado en los dos últimos trimestres del año.
  • No esperamos nuevos recortes de tipos de China durante los próximos seis meses, ni un aumento significativo de la demanda de crédito por parte de las empresas ya que el consumo minorista no creemos que repunte de cara a finales de año.
 

Entonces, ¿qué es lo que apoya nuestro escenario central?

Es importante señalar que llevamos tiempo manteniendo unas estimaciones de crecimiento para China por debajo del consenso, estimando un crecimiento del PIB del 6,6% para este año, 5,9% 2016 y 5,7% para 2017 , reflejo de nuestro escepticismo ante la capacidad de las autoridades de este país de gestionar un aterrizaje suave de la economía combinado con un re-balanceo de la economía hacia un crecimiento más basado en el consumo que en la inversión. También habíamos recortado nuestras previsiones a largo plazo para reflejar tanto el impacto de los elevados niveles de deuda como la disminución de retornos a la inversión en el potencial de crecimiento de China.
 
Por lo que nuestro escenario central se basa en que, a pesar de estos retos a los que nos enfrentamos, existen cuatro estabilizadores a nivel global que compensan los riesgos a la baja:
  • Los peores miedos del mercado ante la guerra de divisas están prácticamente superadosConsideramos que una depreciación de un 10% del Renminbi en un horizonte de 12 meses es algo muy probable, lo que le permitiría a China recuperar parte de su competitividad sin perjudicar sus probabilidades de entrar a formar parte de la cesta de  derechos especiales de giro del FMI o de provocar una desaceleración del crecimiento a nivel mundial.
  • Las instituciones financieras a nivel mundial estarían en condiciones más favorables que en 2008 como para que se produzca un estrés como el que se produjo en ese momento gracias a la implementación de los test de estrés y la mejora de los colchones de capital.
  • Las caídas en el precio del petróleo y otras materias primas actúan como una rebaja de impuestos al consumidor y una reducción de costes para las empresas. En el caso de la Zona Euro, por ejemplo, esto ayudaría a mitigar los riesgos de menor crecimiento a nivel regional por la apreciación del Euro.
  • Los Bancos Centrales cuentan con credibilidad y capacidad efectiva de actuación. Y esto no es sólo aplicable a China, la cual tiene ahora mucho que demostrar tras las recientes semanas y puede que tenga que aprobar medidas más drásticas de las ya anunciadas. La Reserva Federal se pondrá a prueba en los próximos meses y veremos si tiene que postponer la subida de tipos inicialmente prevista para septiembre
  1. #1
    14/09/15 14:40

    La intervención china ha sido de equilibrio por su mayor valor con respecto al dolar en 5 años y no para competir mejor porque china no tiene problemas de exportación.

    Realmente no ha sido una devaluación que sería si fluctuara libremente, sino un cambio en las condiciones de la tasa de cambio intervenido que no solo queda fijada al dolar, sino a otras monedas internacionales y a la oferta y demanda del yuan.

    Un saludo

    • A 5 años reminbi-dolar

      A 5 años reminbi-dolar

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar