Invesco: ¿Qué es lo más atractivo de Europa?

Invesco: ¿Qué es lo más atractivo de Europa?

Los temores sobre el crecimiento siempre son dolorosos, especialmente cuando ocurren en verano, cuando los volúmenes de negociación son escasos y muchos de los participantes del mercado están fuera. En los últimos años los mercados han descontado algunas noticias más de una vez, cuando se convierte en el centro de atención por cualquier razón. Después de todo, es evidente que la economía china se ha estado desacelerando desde hace un tiempo, al igual que los precios de las materias primas han estado bajo una significativa presión bajista.
Invesco

 
Tenemos colegas con mucho talento y que son verdaderos expertos en Asia y en mercados emergentes de forma más general y sin embargo diferimos de sus opiniones sobre esos mercados. Lo que nos importa como gestores de fondos europeos es el impacto que puede tener: el riesgo sobre el crecimiento y los beneficios y que parte de ese impacto ha sido ya descontado.
 
En primer lugar, recordar lo que más nos gusta de Europa: básicamente, su mercado doméstico muestra las señales más sólidas de recuperación desde hace un buen número de años. Algunos factores de este despegue han sido externos, como la debilidad del euro (frente al dólar y la libra esterlina, entre otras monedas), que ha mejorado la competitividad de la eurozona. Sin embargo, otros factores han sido puramente internos. Por ejemplo, la actuación del Banco Central Europeo, que ha aplicado medidas para reducir los costes de financiación, mejorar la transmisión de la política monetaria, fortalecer la arquitectura de la eurozona, reduciendo así la probabilidad de una crisis de confianza en el futuro; las reformas estructurales son reales en muchos países y han ayudado a aumentar la confianza de las empresas.
 
Vemos un buen suelo para que esta recuperación europea sea duradera. El sistema bancario está mucho mejor y es capaz de jugar un papel económico constructivo de nuevo. No olvidemos que varios años de múltiples crisis financieras han mantenido el consumo y la inversión europea en niveles muy deprimidos. Una mayor confianza en lo que está sucediendo dentro de Europa debería ayudar a una recuperación de esos dos grandes contribuidores del PIB. Los datos de los índices PMI de Europa han resistido bien este año a pesar de Grecia y de la situación de los mercados emergentes. En el siguiente gráfico, que ya hemos usado anteriormente, se muestra que el crecimiento de la oferta monetaria es sólido, sugiriendo que las tendencias económicas son saludables (por cierto, se nota que la oferta monetaria de China también ha comenzado a rebotar muy recientemente): 
 
Crecimiento Masa Monetaria M1 eurozona
 

Los resbalones de China, ¿podrían poner fin a todo esto?

El crecimiento de los mercados desarrollados ha sido lento en comparación con los mercados emergentes, pero hay que mantener las cosas en su debido contexto: de acuerdo con los datos de PIB de 2014, el tamaño de Europa y Estados Unidos triplicaba el de China.
 
  • Europa (incluyendo UK): 18,4 billones de dólares
  • Estados Unidos: 17,4 billones de dólares
  • Europa (excluyendo UK): 15,4 billones de dólares
  • Eurozona: 13,8 billones de dólares
  • China: 10,3 billones de dólares
Es importante comentar que la demanda interna (consumo + inversión privada/pública) es mucho más significativa para Europa que las exportaciones netas, hasta el punto de suponer el 95% del PIB total en 2014 (Eurostat, ajustado al calendario). También observamos el valor de las exportaciones de la eurozona a una selección de regiones/países en relación al PIB total de la eurozona en 2014 junto a las tendencias de crecimiento de las exportaciones. Definitivamente China importa y el declive de los flujos de comercio tiene claramente un impacto en la economía en su conjunto, aunque otras cosas también importan; hay que recordar la resistencia de Alemania durante las dificultades rusas del segundo semestre del pasado año: 
 
Exportaciones
 
Mientras tanto, no podemos olvidar que al final, compramos empresas que generan beneficios, esas tendencias de beneficios han mejorado incluso a pesar de las noticias que han llegado de los mercados emergentes. La temporada de resultados ha sido buena; de acuerdo con los datos de Bank of America Merrill Lynch, hasta la semana pasada en Europa el 57% de las compañías habían superado las expectativas de beneficio por acción, mientras que el 60% de las acciones orientadas al mercado doméstico hicieron lo mismo. Las empresas financieras estuvieron cerca de la parte más alta de esa clasificación, junto al sector petróleo y gasístico, lo que deja una idea de la divergencia entre las expectativas del mercado y la realidad de la vida corporativa. Esperamos un sólido crecimiento del beneficio por acción en Europa este año… animado en parte por la favorable comparativa con el segundo semestre de 2014. 
 
MSCI EMU: crecimiento del beneficio interanual a 12 meses
 
Los titulares de prensa negativos –por una vez no son de Europa- han arrastrado a los mercados a corto plazo, aunque sentimos que buena parte de la preocupación actual ya está descontada por el mercado. Tres ejemplos: los precios de las materias primas ya están deprimidos; las grandes petroleras Europas ya están en mínimos de varios años de rentabilidad y de valoración; las empresas cíclicas europeas se han comportado peor que las defensivas a un nivel como si el índice PMI estuviese cerca de un nivel de recesión de 50 puntos, algo que no se ha producido: 
 
Materias primas y sector petróleo
 
Las valoraciones genéricas del mercado parecen bastante favorables, teniendo en cuenta nuestra visión sobre la relativa resistencia de la economía europea. Después del movimiento de los mercados, el PER esperado en 2016 para Europa (sin UK) es de 13,6 veces, un nivel que se reduce hasta 12,9 veces en el caso de la eurozona. La rentabilidad media por dividendo es del 3,5% y está cubierta de sobra por la generación de cash-flow. En cuanto al PER de Shiller –PER medio de los últimos 10 años comparado con los datos de 30 años-, la eurozona, por ejemplo, presenta todavía un sustancial descuento del 32%.
 
Cíclicas europeas vs Defensivas y PMI de la eurozona
 
 
¿Dónde nos deja todo esto? Básicamente convencidos de que, nuestra visión de las expectativas para Europa es todavía válida y que los mercados europeos de renta variable siguen siendo interesantes. Nuestra opinión a corto plazo no ha cambiado: nuestras carteras se centran en las compañías, sectores y países que combinan un buen potencial de recuperación con valoraciones atractivas; por ello, sobreponderamos el sector financiero (muy centradas en mercados domésticos), la periferia europea y ciertas compañías cíclicas, energéticas y de telecomunicaciones. 
 
Nosotros hemos creído durante mucho tiempo en un entorno mundial de bajo crecimiento que los mercados han disfrutado en los primeros años de este siglo. Tal vez otras partes del mundo todavía tienen que re-calibrar sus expectativas; Europa ha tenido que hacer frente a un entorno complicado mucho más tiempo que la mayoría y a pesar de ello muchas empresas europeas han sido capaces de prosperar. 
 
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar