Robeco: El resultado del referéndum griego no debe preocupar a los inversores

Robeco: El resultado del referéndum griego no debe preocupar a los inversores

El sorprendente "No" en el referéndum griego podría ser un desastre para Grecia, pero no debería preocupar a los inversores. Léon Cornelissen, economista jefe de Robeco.

Robeco

El pueblo Griego votó un 61,3% en contra de aceptar los términos del rescate de los acreedores. El primer ministro Alexis Tsipras dijo que su pueblo ha tomado una "valiente decisión". El país acaba de incumplir un pago de 1,5 mil millones de euros el 30 de junio al Fondo Monetario Internacional.

 

Grecia se enfrenta a un obstáculo todavía más grande el 20 de julio, cuando vence un pago de 3,4 mil millones de euros con el Banco Central Europeo, que ahora podría cortar la financiación de emergencia. El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, dimitió en el convencimiento de que su presencia no sería bien recibida por los acreedores.

El Equipo de Distribución de Activos de Robeco ha elevado la posibilidad de que Grecia abandone la zona euro, el denominado 'Grexit', al 70%.

El riesgo de un “Grexit” ha aumentado

"Hay un dicho que dice que cuando llega la arrogancia, el enemigo esta cerca", afirma Léon Cornelissen. "El convincente “No” tuvo algo de sorpresa, y fortalecerá a Tsipras, pero aumenta la probabilidad de un Grexit de facto."

"Los líderes europeos no van a prescindir de Grecia por las complejas implicaciones geopolíticas que conlleva: una Grecia resentida todavía podría suscitar muchos problemas y convertirse en una bala perdida en la cubierta Europea, por lo que la toma de decisiones son realmente difíciles."

"La votación no va a cambiar la posición de los acreedores, por lo que es Grecia la que debe mover ficha. Y eso es poco probable dada la fuerza del 'No'. Sin embargo, no se puede descartar un acuerdo de último minuto, ya que estamos muy cerca de la introducción de una moneda paralela."

Los bancos griegos, que han confiado en la financiación del BCE a través de su programa de Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA), permanecen cerrados hasta nuevo aviso. "La reapertura de los bancos necesitaría de un severo recorte de los depósitos, o la introducción de una moneda paralela. No hay oligarcas rusos alrededor para financiar su recapitalización", afirma Cornelissen. "Así que la situación es bastante desesperada para los griegos."

La votación no va a cambiar la posición de los acreedores, por lo que es Grecia la que debe mover ficha.

Tibia reacción del mercado

Tras el resultado del referéndum, las acciones europeas cayeron alrededor de 1% en las primeras operaciones, mientras que el euro cayó ligeramente frente a las principales monedas y los diferenciales de los bonos de los países periféricos de la eurozona se ampliaban con el  Bund alemán.

"Los mercados cayeron como se esperaba; pero básicamente la reacción fue modesta", afirma Cornelissen. "No hay que olvidar que la economía griega representa menos del 2% del PIB de la Eurozona, y su deuda es sólo un 3% de la deuda total de la UE, por lo que en términos económicos es pequeña. Y la exposición de los bancos europeos a la deuda griega ha disminuido, ahora está en manos de los gobiernos de la zona euro, directa o indirectamente, por lo que es el contribuyente quien tiene que toser, o no, a los bancos."

"Una quiebra y un Grexit de facto no supondría un riesgo sistémico para la zona euro. Lo que necesita Grecia es una reforma, pero la probabilidad de que ocurra se ha reducido a causa del “No”. El rumbo a la deriva hacia una moneda paralela sería un desastre para la economía griega, pero la zona euro podría soportarlo fácilmente. El problema es que la toma de decisiones dentro de la UE será mucho más difícil. Es el poder al pueblo, pero una pesadilla para Bruselas."

Una quiebra y un Grexit de facto no supondría un riesgo sistémico para la zona euro.

Todos los caminos llevan a la reunión crucial de los líderes de la Eurozona

Cornelissen reflexiona que todos los caminos conducen ahora a la reunión de los líderes europeos el martes 7 de Julio "¿Qué va a suceder cuando el BCE probablemente deje los fondos de emergencia sin cambios hasta el martes por la noche, cuando los líderes europeos se reúnan para discutir las implicaciones del “No”. Podrían decidir dar al BCE el respaldo político para cortar el ELA completamente ya que no tendría sentido la espera hasta el 20 de julio cuando el gobierno griego incumpla con el BCE.

Es una cuestión de días. Si no pueden pagar 1.5 mil millones de euros al FMI, no podrán pagar 3.4 mil millones de euros al BCE.

Cornelissen explica que en términos de gestión de cartera, el equipo de distribución de activos de Robeco permanece corto en renta variable europea y también sobre el euro frente al dólar. "Estamos cómodos con ello ahora. Si los mercados de renta variable europeos se debilitan sustancialmente, entonces podríamos considerar una oportunidad de compra. Pero el mercado ha permanecido relativamente tranquilo y estamos lejos de ver niveles atractivos en este momento.”

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar