Stuart Rhodes de M&G: La selección de valores es clave en cualquier situación de mercado

Stuart Rhodes de M&G: La selección de valores es clave en cualquier situación de mercado

En esta entrevista Stuart Rhodes, gestor de M&G Global Dividend Fund, explica las principales características de las acciones que están en la cartera, los criterios que siguen para seleccionarlas y los sectores que sobreponderan, haciendo especial hincapié en el sector energéticoAdemás, da su opinión sobre los mercados de renta variable estadounidense y europeo, así como su visión sobre la importancia de los dividendos a la hora de invertir.
 
 
¿Cuáles son las características más importantes de las acciones que están en cartera y qué criterios seguís para seleccionarlas?
 
La principal característica que tienen que tener las compañías que incorporamos a la cartera es la capacidad y compromiso de proporcionar un crecimiento de los dividendos a largo plazo. Esto se apoya en nuestra idea de que los dividendos y el precio de las acciones evolucionan en el mismo sentido. Para que el rendimiento de una acción no llegue a alcanzar niveles irreales, el aumento del flujo de dividendos debe terminar presionando el precio de la acción para que ésta responda. Esta presión al alza, junto al efecto de la reinversión de dividendos, debería proporcionar a los inversores de acciones con dividendos al alza unos excelentes rendimientos a largo plazo.
 
 
Dicho esto, la manera en que construimos la cartera con estas compañías es también de gran importancia. Quizás uno de los mayores riesgos es pagar un precio demasiado elevado por acciones que tengan un dividendo al alza atractivo. Nosotros buscamos buenas inversiones, no solo buenas compañías. Por lo tanto, la valoración y la disciplina con la que la llevamos a cabo son elementos cruciales.
 
 A su vez, podría resultar sencillo invertir solamente en acciones defensivas de elevada calidad, que proporcionen un crecimiento del dividendo firme a lo largo del tiempo. Sin embargo, el comportamiento de una cartera de estas características tendría un claro sesgo dependiendo de la situación del mercado: es probable que tenga un buen comportamiento en mercados bajistas pero tendrá dificultades en mercados alcistas. Para evitar esto, elegimos acciones con tres características bien definidas:
 
  • Calidad, compañías disciplinadas con un crecimiento constante.
  • Activos, compañías cíclicas respaldadas por activos.
  • Crecimiento rápido, negocios con crecimiento estructural impulsado por factores geográficos o de línea de producto.
Este planteamiento debería dar a nuestro enfoque de inversión la flexibilidad suficiente para hacer frente a distintas condiciones de mercado y un mayor potencial en el largo plazo.
 
¿Crees que las bolsas europeas y americanas están caras?
 
Nosotros somos stockpickers con un enfoque ascendente y nos centramos en las compañías, no en los mercados. En nuestra opinión, la selección de valores es clave en cualquier situación del mercado.
 
La gran amplitud del mercado estadounidense significa que podemos seguir encontrando nuevas oportunidades con valoraciones razonables que cumplan con nuestro criterio de gestión disciplinada en el capital y dividendos crecientes en el largo plazo. Estas compañías pueden encontrarse en una gran variedad de sectores y, en nuestra opinión, seguir destacando desde una perspectiva global. Estados Unidos ha sido históricamente un área clave para nosotros – nuestro ratio de valores ganadores frente a perdedores es una muestra de ello– así que nos sentimos muy cómodos en este mercado.
 
Mientras tanto, las valoraciones en Europa se muestran atractivas, pero creemos que carecen de la solidez en los fundamentales que presentan las estadounidenses y, por lo tanto, no creemos que el diferencial de valoración entre los dos mercados sea tan marcado. Sin embargo, Europa cuenta con empresas ganadoras. Las farmacéuticas suizas, Novartis y Roche, por ejemplo, son realmente negocios globales enfocados a rendimientos estables con una historia de reparto de dividendos que pueden hacer frente a sus competidores estadounidenses.
 
¿Qué sectores estáis sobreponderando actualmente?
 
La distribución del peso entre los sectores es fruto de nuestro enfoque  ascendente de selección de valores. El sector de los materiales es el que tiene la mayor ponderación, pero esto se debe principalmente a Methanex, que es nuestra mayor posición. Creemos que fue erróneo el trato que se le dio como empresa vinculada al sector del petróleo en la segunda mitad del 2014,  y el valor ha resultado ser nuestro mayor contribuidor a la rentabilidad en lo que va de año. Continuamos pensando que la valoración es atractiva.
 
También estamos sobreponderados en el sector energía, aunque sea principalmente a través de acciones de infraestructuras energéticas que, parecido a Methanex, fueron vendidas a pesar de tener una limitada sensibilidad al precio del petróleo. Creemos que esta situación es un ejemplo genuino de ineficiencia en los precios, ya que dos de nuestras posesiones – Gibson Energy y Keyera – han anunciado un crecimiento sólido de dividendos para este año.
 
En cuanto a los sectores defensivos, la salud es el único que sobreponderamos dentro de este grupo. Las valoraciones son un poco más desafiantes que antes, pero la mayoría de nuestras posiciones en el sector continúan teniendo perfiles de crecimiento interesantes
 
¿Crees que el sector energético podrá pagar dividendos a estos precios del petróleo?
 
Es importante diferenciar entre las grandes petroleras, que representan la mayor parte de la capitalización de mercado del sector energético, y nuestras posiciones.
 
Las grandes petroleras no son capaces de cubrir la inversión en inmovilizado y cumplir con los compromisos de los dividendos con los niveles actuales de precios del petróleo. Por lo tanto, mientras sigan recortando gastos deberían poder seguir pagando dividendos, pero no vemos claro cómo podrán ser creciendo desde los niveles y situación actuales, que es precisamente en lo que estamos interesados.
 
Nuestras posiciones energéticas, por otra parte, son en su mayoría infraestructuras energéticas donde creemos que los flujos de caja futuros serán más estables y menos sensibles a los precios del petróleo de lo que el mercado cree. Por tanto, seguimos confiados en que estas compañías puedan ofrecer dividendos crecientes estables en un futuro previsible.
 
¿Cuál es el pay out de los beneficios en relación a la historia y crees que aumentará?
 
Tendemos a centrarnos en los flujos de caja libre cuando evaluamos la estabilidad de los dividendos o su potencial de crecimiento, tal como demuestra la generación de efectivo de un negocio. La mayoría de las compañías que poseemos destinan solamente alrededor del 40-50% de sus free cashflow para los dividendos. Si una de nuestras posiciones empezara a repartir dividendos alrededor de un 70% del flujo de caja, esto sería un motivo de alerta para nosotros, y probablemente cuestionaremos su viabilidad.. Es importante que las compañías continúen reinvirtiendo para crecer ya que, en muchos casos, esto es esencial para apoyar un futuro crecimiento en los dividendos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar