La Française: Nos encontramos en un terreno económico inexplorado

La Française: Nos encontramos en un terreno económico inexplorado

El primer trimestre de 2015 ha acabado con las tendencias observadas desde principios de año, con la confirmación de la supremacía bursátil de las zonas desarrolladas todavía bajo los efectos de las altas dosis de QEEl problema griego aún sigue al orden del día en Europa, sin embargo, los mercados han optado por ignorar las tensiones derivadas de la necesidad de refinanciar los vencimientos a corto plazo y se están centrando en la inflexión muy favorable de los indicadores económicos adelantados.
 
 
La Française
 

 
 
Las bolsas americanas se han quedado rezagadas respecto a las europeas y japonesas en marzo . La Fed cada vez es menos paciente, pero todavía prosigue el debate sobre el tiempo de la normalización monetaria. Los tipos americanos a 10 años se han situado otra vez por debajo del umbral del 2%.
 
Los inversores europeos prefieren la deuda de EEUU frente a la europea debido a los tipos situados en mínimos históricos a causa del QE. Las bolsas de la zona euro y Japón están registrando entradas de capital desde hace ya 10 semanas. Por otro parte, las acciones americanas y de los mercados emergentes se están viendo afectadas por las rebajas.
 
El dólar, después de registrar fuertes apreciaciones desde el verano de 2014 respecto otras divisas y en concreto el euro, ha frenado su senda alcista en 1,0450 en marzo.
 
Mientras que pronto va a comenzar el baile de las publicaciones trimestrales, hemos mantenido el presupuesto de riesgos en acciones de nuestra cartera en unos niveles muy próximos a los mínimos, debiéndose confirmar las previsiones relativas a las sociedades europeas. Por otro lado, hemos mantenido las posiciones en el segmento de high yield europeo y en deuda soberana periférica, contando con la continuidad del QE europeo.
 

Escenario económico

 
Los indicadores adelantados de actividad indican un cierto reequilibrio entre las distintas regiones en los próximos trimestres, más que una interrupción del ritmo de expansión mundial. En los países emergentes, incluidos India y China, se confirma la desaceleración desde el pasado mes de otoño. Estados Unidos sigue su recuperación, aunque los datos más recientes han resultado bastante mediocres. Ante esto, la Fed ha llegado a la conclusión de que la paciencia ya no debe ser el principio básico que guíe su política monetaria, y está preparando a los mercados para un incremento progresivo de los tipos.
 
La coyuntura económica actual es atípica en muchos aspectos:
  • El estancamiento de las ganancias de productividad que frenan el crecimiento potencial de los países desarrollados.
  • La alta tasa de ahorro.
  • La liquidez superabundante.
  • Los efectos de las políticas monetarias.
  • La disminución de los tipos de interés hasta niveles desconocidos en el pasado .
  • Las dificultades para una reactivación firme del crecimiento.
 
La zona euro, cuya coyuntura había quedado desfasada del resto del mundo desde 2010, muestra síntomas de mejoría. El principal signo positivo es el fuerte incremento de las ventas al por menor y del consumo de las economías domésticas, debido principalmente a la caída del precio del petróleo. Ante estos nuevos datos, hemos revisado al alza la estimación de la tasa de crecimiento de la zona euro para 2015 hasta el 1,5%. 
 
Previsiones la française
 
Asimismo, a corto plazo podemos esperar la confirmación de la mejoría coyuntural gracias a la fase de euforia originada por el QE. Sin embargo, éste no ha conseguido eliminar las trabas que frenan el crecimiento de la mayoría de países de la zona euro. Entre estos factores encontramos:
  • La ralentización demográfica.
  • La disminución de las ganancias de productividad.
  • Los déficits públicos.
  • La lentitud de las reformas estructurales.
  • El mantenimiento de las divergencias europeas.
 
Otro factor que ha influenciado el crecimiento de la zona euro ha sido el efecto del precio del petróleo. Se prevé que a mediados de 2016 este pase, y que el crecimiento de la zona euro vuelva a una fase de crecimiento más débil. La inflación seguirá baja, aunque recuperando progresivamente niveles entre el 1% y el 1,5% en Europa y 2% en EEUU. 
 
Bajo los efectos de unas políticas monetarias extremas, nos encontramos en un terreno económico inexplorado. Más de 1,5 billones de dólares de bonos europeos se negocian a tipos de interés negativos, cifra que se duplica si incluimos a Japón. En nuestro escenario de referencia, apostamos por na salida sin sobresaltos de esta situación.
 

¿Qué os parece?

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar