Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Fineco (Kutxa)La clave estará en no asumir más riesgo de lo que cada inversor pueda soportar

Fineco (Kutxa)La clave estará en no asumir más riesgo de lo que cada inversor pueda soportar

Recientemente hemos cerrado de nuevo otro año, el 2014. Un año que ha sido muy complicado a la hora de gestionar las carteras y que va a preceder a otro año, el 2015, que se prevé que va a ser todavía más complejo. A continuación, se presenta el comentario de Fineco sobre los sucesos más relevantes de 2014 y las recomendaciones para 2015.La banca privada de la Kutxa sigue mimando a sus clientes.
 
Fineco

Los hechos más relevantes de 2014

 
Hasta finales de noviembre y antes de la corrección de diciembre, 2014 había sido catalogado como un buen año. Con la excepción de alguna clase de activo muy concreta como el petróleo –con una caída en el año en torno al 50%-, tanto la renta variable y la renta fija global de las principales economías mundiales presentaban rentabilidades positivas. Y estaba siendo un buen año principalmente por la política tan agresiva de los bancos centrales, que estaba dando sus frutos: un alza generalizada en los precios de los activos con el fin de generar confianza en los inversores y empresas para así generar consumo e inversión y ayudar a que la rueda del crecimiento no se parase.
 
Porque quitando EEUU (con un crecimiento de PIB del tercer trimestre del 5% lo que posibilita un crecimiento para todo el año en torno a 2,5-3%), el resto de regiones con peso significativo en el PIB mundial presentan dudas en relación al estado de sus respectivas economías: Europa sigue con un crecimiento anémico (1,1% esperado para este año 2015 según la OCDE), Japón no parece arrancar a pesar del programa de las tres flechas (fiscal, monetaria y de reformas) de su primer ministro Abe (los “Abenomics”) con un crecimiento esperado de 0,8% para el 2015 y China con la posibilidad de que crezca por debajo del 7%, aunque no hay que olvidar que una de las principales variables que maneja el gobierno chino es la creación de 10 millones de puestos de trabajo urbanos al año con el fin de realizar un trasvase ordenado de la población desde áreas rurales a las ciudades.
 
A las sombras que amenazan a la salud de la economía mundial (que a nivel global se espera que crezca el 3,7-3,8% en 2015, en la media de los últimos 40 años), hay que añadirle las tensiones geopolíticas motivadas principalmente por Rusia, bien por su incursión en Ucrania bien por la desestabilización que ha generado en sus cuentas públicas la caída del precio del petróleo. El ministro de finanzas ruso cuantificó hace unas semanas que las sanciones económicas por el conflicto en Ucrania suponían 40.000 millones de dólares mientras que la caída del precio del crudo (en esos momentos llevaba una caída del 30%) tenía un impacto negativo en torno a 90-100.000 millones de dólares al año. Por no mencionar el impacto tan significativo que tiene esta caída del precio en países como Irán, Venezuela o Iraq. 
 

Perspectivas de Fineco para 2015

 
Para bien o para mal, estos temas van a estar encima de la mesa en este año 2015 que arrancamos. De esta forma, tenemos a los Bancos Centrales como protagonistas principales (un año más) que seguirán moviendo el mercado a través de sus comunicados periódicos y a través muy probablemente de algún miembro díscolo de esas instituciones con sus propias apreciaciones. Unos Bancos Centrales que son una rara avis dentro de los agentes económicos ya que sólo compran activos (no venden), no buscan beneficios, actúan de forma coordinada (aunque 2015 se prevé que sea el primer año donde vayan descoordinados gracias a que la Fed pueda subir tipos), tienen recursos financieros ilimitados y cuentan con toda la capacidad regulatoria. El hecho de que la Fed pueda subir tipos (y cuándo) va a ser sin duda uno de los temas más significativos de este año por su impacto en la curva de tipos y en las divisas.
 
La potencial japonización europea (por el riesgo de deflación junto con un crecimiento bajo), los riesgos de una desaceleración en China, el impacto geopolítico de la crisis del precio del crudo y la inestabilidad política en Europa con las elecciones en varios países (Grecia, España, por ejemplo) son otros temas de interés que generarán mucho debate y movimientos de mercado. Unos movimientos de mercado que se prevén que sean de mayor magnitud que en este pasado año por lo que hay que prepararse para mayor volatilidad y unas rentabilidades que deberán ir de la mano de los beneficios empresariales.
 

Recomendaciones de Fineco para 2015

 
Por lo tanto, la clave ahora más que nunca estará en no asumir más riesgos de lo que cada inversor pueda soportar ya que las menores expectativas de rentabilidad (especialmente en la renta fija) puede llevar a tomar decisiones de incrementar riesgo en busca de mayores rentabilidades pero sin ser conscientes del riesgo que se está asumiendo. Un riesgo (si lo medimos por la volatilidad del mercado) que se ha visto muy minimizado (artificialmente) por la actuación de los bancos centrales.  No hay que olvidar, por último, que en un entorno con inflación cero o negativa no hace falta asumir grandes riesgos para al menos preservar el poder adquisitivo del patrimonio
 
  1. #1
    Soniae

    Muy buen artículo Vasileva!

    Hasta hace pocos años, la bolsa se regia por la ley de la oferta y la demanda, la gente trabajaba con gráficos, se trazaban suelos resistencias, ondas, la gente se estudiaba los fundamentales de las cotizadas etc etc etc

    Hoy en día lo que verdaderamente mueve los mercados mundiales es las últimas declaraciones de Yellen, la última frase de Draghi, las posibles interpretaciones que se debaten de una frase que dijo el otro día el gobernador del banco central japonés o un comentario del gobernador del banco central de Inglaterra...

    Es un mercado a la deriva de las decisiones que toman los políticos y eso es muy peligroso. Yo, día tras dia, no dejo de mirar el inquietante grafico del SP500 desde los años 70. Entrar ahora me parece muy temerario, ojo me refiero entrar para el largo plazo, no para hacer un "mete y saca"

    http://www.google.com/finance?q=INDEXSP%3A.INX&ei=nwreVLPYB8uq8AapnoGwCQ

    Léete esto Aneliya, a ver qué te parece:
    http://www.estrategiasdeinversion.com/invertir-corto/analisis/clark-primeros-signos-crash-inminente-263711

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/6474746/02/15/Robert-Shiller-advierte-de-que-el-mercado-de-bonos-vive-una-burbuja-y-puede-colapsar.html#.Kku8nkohfhJmV2E

  2. en respuesta a Soniae
    #2
    Anelia Vasileva

    Hola Soniae!

    La verdad es que en renta fija creo que hay que ser muy muy selectivos... aún así veo más oportunidades en renta variable, aunque ello supongo tomar un mayor riesgo.

    "Creo que es muy arriesgado invertir en bonos a largo plazo... las rentabilidades no pueden durar mucho tiempo por debajo de cero, ahora parece normal, pero este mercado podría estallar" (Esperemos que no sea así)

    Además te recomiendo el siguiente vídeo semanal de Enrique Roca,

    https://www.rankia.com/blog/erre/2668056-video-semanal-peor-no-siempre-sucede

    Un saludo!

    1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar