BlackRock: La renta variable brilla pero no en todos los sectores

BlackRock: La renta variable brilla pero no en todos los sectores

A continuación, se muestra el comentario semanal de Russ Koesterich, responsable de estrategias de inversión para BlackRock y responsable global de inversiones para iShares sobre los diferentes activos. Las acciones repuntaron la semana pasada, ya que EEUU se puso a la par de los mercados internacionales. Sin embargo, es importante señalar que no todos los sectores tuvieron el mismo comportamiento. 
 
BlackRock
 
 

La renta variable brilla pero no en todos los sectores

 
La renta variable subió la semana pasada. El índice Dow Jones Industrial Average obtuvo una rentabilidad del 3,84% cerrando la semana en 17.824 puntos, mientras que el índice S&P 500 alcanzó el 3,03% hasta llegar a los 2.055 puntos y el Nasdaq Composite Index subió un 2.35% alcanzando los 4.744 puntos. Mientras tanto, el yield del Treasury a diez años pasó de un 1.67% a un 1.95%.
 
A pesar del avance de la renta variable, cabe señalar que esta subida no se dio por igual en todos los sectores. Los datos de empleo de EEUU mejoran, lo que confirma la mejora económica del país, sin embargo, también muestra que algunos sectores como el de utilities, son más vulnerables al incremento en los tipos de interés. 
 

M&A (Fusiones y Adquisiciones) ayuda pero las adversidades continúan

 
Una vez más, el incremento de fusiones y adquisiciones ayudó a la renta variable: Pfizer comprará Hospira por un valor de 17 mil millones de dólares, mientras que Staples absorberá el rival Office Depot en un acuerdo valorado en 6,3 mil millones de dólares. El rally de la semana pasada ha sido posible a pesar de que los beneficios de EEUU aún son algo decepcionantes. 
 
El impacto de un dólar más fuerte probablemente permanecerá como un obstáculo para los beneficios. Sin embargo, la renta variable estadounidense se enfrenta a otras dos adversidades: valoraciones altas y la probabilidad de incremento de los tipos de interés en la segunda mitad de este año. La renta variable de EEUU se está desinflando mientras que la de Europa está subiendo un 8%.
 
El buen comportamiento en Europa es resultado del anuncio de relajación cuantitativa por parte del BCE. No obstante, desde BlackRock señalan que además ven signos de mejora en la economía europea. Cabe señalar que la semana pasada los ETFs de renta variable large-cap (gran capitalización) de EEUU perdieron 3,7 mil millones de dólares, al tiempo que los ETFs de renta variable europeos ganaron más de 3 mil millones (consultar Crece la industria de los ETP en enero de 2015)
 

Mercado de renta fija

 
La semana pasada la rentabilidad del Treasury americano a diez años subió hasta el 1,95%, mientras que el rendimiento de bono a dos años pasó del 0,49% al 0,65%. En el mercado de renta fija se dieron ventas masivas, demostrando que no hará falta una subida brusca de los rendimientos para hacer descarrilar el repunte de las acciones defensivas. 
 
A medida que aumentaban las rentabilidades de los bonos, las empresas de suministros públicos, que repuntaron drásticamente el año pasado en un contexto de tipos bajos, cayeron más de un 4%. Pero, incluso si los tipos se mantienen en niveles relativamente bajos, las clases de activos con una naturaleza equivalente a la renta fija parecen extremadamente vulnerables, por lo que nosotros optamos por centrarnos en acciones estadounidenses más cíclicas y menos sensibles a los tipos (BlackRock).
 

¿Apostáis por renta variable estadounidense o europea?

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar