¿Cuáles son los mercados de acciones y deuda más interesantes para 2015? Pictet AM

¿Cuáles son los mercados de acciones y deuda más interesantes para 2015? Pictet AM

A continuación, presentamos las estrategias de inversión más atractivas en 2015 para Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM. Así, Luca comenta que en 2015 será interesante invertir en acciones, pero además en deuda de emergentes en moneda local. Además, comenta que Japón tendrá el mercado de acciones más interesante en 2015 y, por la parte de Europa, señala que Alemania puede tener el mejor comportamiento.

Luca Paolini

En 2015 acciones, pero también deuda de emergentes en moneda local

 
En 2015 interesan acciones, pero también deuda de mercados emergentes en moneda local. El crecimiento global puede acelerarse algo, aunque no esperamos un cambio masivo respecto a lo que hemos visto los pasados años. Así que es previsible un crecimiento relativamente débil, mayor en EEUU que en otras regiones –lo que está prácticamente descontado en el precio de sus acciones-. En conjunto seguimos pensando que las acciones pueden comportarse mejor que los bonos, aunque con rentabilidad de un solo dígito.  Tenemos preferencia por las de Japón, en Europa por las de Alemania y en mercados emergentes por India. Méjico y Filipinas también se están mostrando fuertes y es previsible que así sigan. La gran cuestión es China, donde creemos que el crecimiento seguirá por encima de 7% anual, aunque con riesgos, especialmente por el mercado de construcción residencial, que ha estado muy débil los últimos meses.  En renta fija el año puede ser difícil pero la deuda de mercados emergentes en moneda local tiene mayor potencial, dado que las divisas están muy baratas –al nivel más bajo en 20 años- mientras las rentabilidades a vencimiento son altas, en un momento en que la inflación probablemente vaya a alcanzar techo.
 
Hay que tener en cuenta que no esperamos que globalmente la liquidez vaya a cambiar. De hecho la expansión de balances de los bancos centrales puede ser un billón de dólares, la misma cantidad que los últimos años. Aunque la Reserva Federal haya dejado de imprimir dinero BCE y Banco de Japón lo seguirán haciendo. Sin embargo, por valoración, casi todas las regiones están por encima de la media a largo plazo, aunque es normal a lo largo del ciclo que los beneficios se muestren deprimidos antes de rebotar.  De todas formas resulta difícil encontrar verdadero valor en prácticamente cualquier clase de activos. En sentimiento hay mucha diferenciación. En EEUU los indicadores están extremadamente altos, en máximos históricos, pero en Europa e incluso en países emergentes el sentimiento es mucho menos optimista, lo que se puede explotar en la asignación e activos.
 
Por su parte el petróleo puede tener efectos positivos sobre la economía global los próximos seis meses, especialmente en EEUU, donde hasta 80% de su PIB es consumo, en mayor grado que en Europa. Además está afectando a la distribución de activos entre países, pues actualmente es más conveniente la exposición a importadores de petróleo. Turquía es de los países con mayor déficit por cuenta corriente, pero un gran importador de petróleo. Sudáfrica tiene déficit por cuenta corriente, pero no exporta petróleo. Pero hay que tener precaución con países con déficit por cuenta corriente y exportadores de petróleo. Es el caso de Brasil. Por su parte, Rusia no tiene déficit por cuenta corriente, pero su economía sigue muy dependiente de la exportación de petróleo.
 

Japón es el mercado de acciones más interesante para 2015

 
De momento nos mostramos neutrales con acciones de Japón, pero para el conjunto de 2015 es el mercado de acciones más interesante. De momento muestra crecimiento moderado e inflación por debajo de su objetivo de 2%. Su primer ministro Shinzo Abe ha anunciado elecciones anticipadas. Ello puede estar motivado por la necesidad de confirmar su liderazgo en el Partido Liberal. Además ha pospuesto la segunda subida del IVA prevista para octubre de 2015, lo que era previsible, dados los efectos de la primera.
 
En cualquier caso, a las acciones de Japón les favorece la liquidez y valoración. El movimiento sorpresa del Banco central de Japón para ampliar estímulos monetarios debe mejorar el sentimiento inversor y facilitar el crecimiento. Además, las acciones de Japón son las más baratas entre mercados desarrollados. El país se encuentra geográficamente entre EEUU y China, en condiciones de aprovechar el crecimiento en ambas regiones, a lo que contribuye la debilidad del yen, importante fuente de competitividad para su economía, cuyo tipo de cambio efectivo nunca ha sido tan bajo en 30 años. De hecho las expectativas de crecimiento de beneficios en Japón para 2015 son de 13%, en comparación con 10,3% en EEUU. A ello se añade la reasignación de bonos japoneses a acciones japonesas. El Pension Investment Fund (GPIF), mayor fondo de pensiones públicas en el mundo, con 1,1 billones de dólares en activos, tiene un peso objetivo de 60% en bonos japoneses, pero la reforma prevé que la asignación a renta variable japonesa pase del 12% al 25%, lo que implica redistribución masiva desde bonos.  
 
En Japón el inversor ha sido muy conservador, básicamente de depósitos bancarios. Si se empieza a adoptar mayor riesgo el efecto puede ser duradero. Las empresas japonesas han acumulado efectivo en dos décadas de des-apalancamiento, un proceso deflacionista, pero los niveles de efectivo neto, tras haber alcanzado máximo del 30% sobre PIB en 2012, están reduciéndose y los ejecutivos japoneses, tanto tiempo refugiados en cruces de participaciones empresariales, tienen que maximizar el valor para los accionistas, pues la liquidez, con el aumento de la inflación, es inservible. A ello le puede seguir un aumento de la rentabilidad sobre recursos propios y cierre de la brecha de valoración entre el mercado de acciones de Japón y sus pares internacionales. Mientras otras reformas estructurales están avanzando: la previsible disminución del impuesto de sociedades, mercado laboral y acuerdo el Tratado de libre comercio de la región del Pacífico, que incluye a EEUU.
 

En Europa el mejor comportamiento puede ser de Alemania

 
Además, para a los próximos tres a seis meses vemos oportunidades en Europa, donde ha habido excesiva salida de inversores, indicación de que el sentimiento está muy deprimido. La situación es difícil a corto plazo, pero es probable que sorprenda.  Hay que tener en cuenta que el BCE está expandiendo y va a seguir expandiendo su balance. Aunque prevemos que el crecimiento en Europa será 1,1% en 2015, puede ocurrir que el crecimiento global sea positivo, en cuyo caso Europa lo hará bien, pues muchos inversores buscarán valor real en áreas más cíclicas.
 
Además el mejor comportamiento puede ser de acciones de Alemania, importador de petróleo, como Japón. El país es competitivo y se puede beneficiar especialmente de la debilidad del euro. Su demanda interna está mejorando con el aumento real de salarios y disfruta de tipos de interés más bajos de lo que debiera. Sin embargo la inversión sigue débil debido al estado de cosas en Rusia, de gran importancia para Alemania, con efectos directos e indirectos. Pero las sanciones a Rusia expiran en julio del año que viene.
 

Oportunidades por países en deuda de mercados emergentes

 
Las rentabilidades a vencimiento de la deuda del Estado de países desarrollados descuentan un estado de cosas mucho peor y han llegado a caer a mínimos históricos en octubre. Tampoco vemos oportunidades en deuda empresarial grado de inversión.
 
Sin embargo, en deuda de mercados emergentes vemos oportunidades, pues los inversores están muy negativos respecto a una subida de tipos de interés de la Reserva Federal, probablemente lo largo del segundo trimestre de 2015. Pero esta clase de activos muestra elevada rentabilidad a vencimiento y baja sensibilidad a variaciones de tipos de interés. Este año las denominaciones en dólares se han comportado mejor, pero para 2015 preferimos deuda emergente en moneda local, pues estas divisas cotizan muy por debajo de su valor razonable. Ahora bien, es importante reducir esta exposición antes de una subida de tipos de interés en EEUU y volver a aumentarla al cabo de unos meses. De todas formas hay que diferenciar países y momentos. Este año los bonos turcos, de India e Indonesia han proporcionado muy buena rentabilidad total, a diferencia de Rusia. Pero Brasil tiene que reducir inflación. El ejemplo opuesto es India, cuya divisa se ha comportado muy bien. A pesar de la gran caída de la inflación, sus tipos de interés siguen muy altos y pueden bajar. Sin embargo, Sudáfrica probablemente vaya a subir tipos de interés. Estamos invertidos en deuda y acciones de India, que tiene déficit por cuenta corriente pero es importador de petróleo.
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar