M&G: Crecimiento mundial, ¿ha cambiado algo realmente?

M&G: Crecimiento mundial, ¿ha cambiado algo realmente?

En el último informe de julio, observábamos que muchos comentaristas se mostraban preocupados por las subidas registradas por la mayoría de los grandes activos a comienzos de año. Desde entonces, la renta variable ha perdido bastante terreno y los inversores están buscando explicaciones plausibles. En nuestra opinión, al no haberse producido cambios fundamentales significativos en el panorama económico global, los hechos siguen siendo muy favorables para la renta variable en el largo plazo.
 

¿Qué ha cambiado realmente?

A medida que nos adentramos en el último trimestre de 2014, los mercados financieros presentan una imagen muy distinta a la hace un año. A comienzos del cuarto trimestre de 2013, la deuda soberana convencional había sufrido fuertes caídas tras la «pataleta» de los inversores en torno al tapering de la Reserva Federal. Al mismo tiempo, la mayoría de los comentaristas parecían esperar una fuerte subida de la renta variable en la recta final del año, alimentada por la firme mejora de las perspectivas de crecimiento económico global.
 
Doce meses más tarde, los mercados se mueven en dirección opuesta: la renta fija lleva unas semanas subiendo y cotiza a los niveles en los que se hallaba antes de anunciarse el tapering, y las acciones han experimentado una dolorosa racha de volatilidad (gráficos 1 y 2). 
 
Volatilidad M&GM&G Deuda soberana
 
 
En la fase actual, es importante evaluar cuidadosamente qué es lo que ha cambiado realmente. En el equipo Multi-Activos de M&G, consideramos vital examinar los hechos y preguntarnos qué ha cambiado a nivel fundamental; al fin y al cabo, las conclusiones a este respecto constituyen la base de nuestras opiniones y previsiones de inversión.
 
La primera observación a realizar es que los dos factores identificados hace un año como los principales motores clave de los mercados en los meses siguientes han acabado cumpliéndose: 
  • Durante los últimos 12 meses hemos seguido viendo indicios de crecimiento económico gradual en todo el mundo (aunque con una dispersión significativa por regiones y cierta volatilidad en los datos a corto plazo).
  • La Reserva Federal estadounidense ha completado la reducción gradual (tapering) de su programa de QE, tal como estaba previsto.
En general, seguimos en un entorno de expansión económica, aunque con bastantes divergencias entre países. Además, pese al tapering, los bancos centrales del mundo desarrollado mantienen políticas muy acomodaticias. Teniendo todo esto en cuenta, creemos que lo que ha cambiado realmente no son los hechos, sino el sentimiento y las creencias.
 

Un análisis de los hechos

Al experimentar caídas de las cotizaciones, es fácil desanimarse. No cabe duda de que, últimamente, no han faltado motivos para la preocupación: el panorama de crecimiento de Europa y de China, las tensiones geopolíticas, la epidemia de ébola y el comportamiento climático son algunos ejemplos. Los comentaristas de mercado han recurrido a estos y a otros problemas para intentar explicar las fuertes caídas sufridas recientemente por los mercados de renta variable. A nosotros, todo esto nos suena a «ruido», sobre todo teniendo en cuenta que los hechos no justifican realmente el pesimismo a largo plazo. Es cierto que todavía existen retos palpables que amenazan a la recuperación económica, sobre todo en la eurozona, pero en nuestra opinión, un análisis de las tendencias generales de los indicadores globales debería suscitar tranquilidad, o incluso optimismo.
 
Aunque el desempleo sigue siendo elevado en gran parte del mundo, el mercado laboral presenta señales de mejoría, sobre todo en países como Estados Unidos; ello parece tener un efecto positivo sobre las rentas teales, y por consiguiente sobre la demanda subyacente, tal como revelan indicadores como los índices de directores de compras (PMI, gráfico 3).
indices PMI globales M&G
 
De igual modo, el abaratamiento de la energía (ilustrado por las recientes caídas del precio del petróleo) también redundan positivamente en las rentas reales. En nuestra opinión, esto es más importante que los factores que suelen acaparar la atención, como por ejemplo la actuación de los bancos centrales y los pronósticos de los «expertos». 
 
Lo más probable es que el verdadero crecimiento económico se produzca cuando la gente tenga suficiente confianza en la economía y en sus finanzas personales como para comenzar a gastar e invertir, en lugar de limitarse a amortizar deuda.
 
Otro factor positivo sobre las rentas reales es el bajo nivel de los tipos de interés. Los ratios de servicio de deuda de los hogares estadounidenses se hallan en un mínimo histórico: en otras palabras, los consumidores nunca habían tenido que reservar tan poco dinero como ahora para hacer frente cada mes a los pagos de su deuda (gráfico 4). Para nosotros, todo esto sugiere que las perspectivas de crecimiento global están mejorando, en lugar de deteriorarse.
M&G deuda consumidor estadounidense
 

Oportunidades atractivas en renta variable

En fases como esta, en las que el comportamiento de los precios no coincide con los hechos, suelen surgir oportunidades de inversión interesantes. Desde hace un tiempo, nuestra mayor convicción ha sido el atractivo de ciertos mercados de renta variable global, en base a la observación de que, durante gran parte del tiempo transcurrido desde 2008, el temor excesivo de los inversores ha conducido a la infravaloración de estos activos.
 
A nuestro juicio, el panorama macroeconómico global no ha sufrido ningún cambio de importancia recientemente; todavía muestra una mejora gradual de la economía y políticas monetarias acomodaticias en gran parte del mundo. En este contexto, seguimos pensando que las perspectivas a medio plazo para la renta variable, y quizá para ciertas áreas de los mercados de crédito, todavía son muy positivas.
 
En cambio, la deuda soberana convencional vuelve a parecer peligrosamente sobrevalorada. Por consiguiente, en los últimos meses, hemos recortado nuestra exposición a esta última clase de activo y elevado las posiciones en renta variable, especialmente durante esta última fase de volatilidad, en la que el mercado nos ha ofrecido acciones que ya presentaban valoraciones atractivas, a precios aún más descontados.
 
 
Equipo Multi-Activos de M&G
Gestor del fondo M&G Income Allocation – Steven Andrew
Noviembre de 2014
 
  1. #1
    15/11/14 15:58

    buen análisis, esperemos que este fondo y el optimal income sigan haciéndolo bien.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar