¿Cuáles son las ventajas de los fondos de rentabilidad absoluta?

¿Cuáles son las ventajas de los fondos de rentabilidad absoluta?

BNY Mellon explica en qué consisten los fondos de inversión de rentabilidad absoluta. Son aquellos que, en función de su política de inversión, invierten en activos del mercado monetario, renta fija o renta variable y tienen rentabilidades positivas como objetivo de rentabilidad, aunque ésta no está garantizada.
 
BNY MELLON
 
 

¿En qué consiste la inversión en fondos de rentabilidad absoluta?

 
Los inversores quieren aprovechar cuando sube el valor de un activo. De este modo, su valoración del rendimiento de lo que han comprado está vinculada a la percepción de que tienen que ganar tanto o más que lo que está subiendo.
 
La subida de un índice puede ser una pauta del valor que un inversor puede esperar, con lo que utilizará el indicador para decidir en qué fondo invertir. Uno cuyo crecimiento sea igual o superior al del índice se considera bueno, en cambio, uno que se rezague frente al índice se verá como inferior. 
 
Si una inversión sufre una minusvalía, el inversor está menos interesado en el hecho de que su fondo haya perdido menos que el mercado. Para muchas personas, una pérdida es una pérdida. Esta actitud quedó clara tras las fuertes caídas bursátiles de 2008 y la difícil recuperación de las bolsas globales. Estos acontecimientos recordaron a los inversores la importancia de limitar las pérdidas, a lo cual la industria de la inversión respondió creando fondos que persiguen rentabilidades “absolutas”. Sin embargo, los fondos de rentabilidad absoluta también pueden perder dinero, por lo que las rentabilidades no están garantizadas. Lo que persiguen estos fondos de inversión es batir a una tasa de efectivo no a la bolsa.
 

¿Cuál es el objetivo de los fondos de inversión de rentabilidad absoluta?

 
El objetivo de los fondos de inversión de rentabilidad absoluta es ofrecer al inversor un rendimiento positivo, independientemente de las condiciones del mercado. Para ello cada tipo de fondo aplica una estrategia distinta. Así, pueden invertir en activos no correlacionados o utilizando derivados para tomar posiciones a corto o largo una empresa específica.
 
El gestor de un fondo tradicional intenta ganar dinero llevando a cabo un análisis de empresas e invirtiendo en aquéllas que vea una posible revalorización. Sin embargo, el gestor de fondos de inversión de rentabilidad absoluta también puede analizar empresas para invertir en derivados que le proporcionarán rentabilidad si cae la cotización de la acción. Así, el gestor crea rendimiento independientemente del comportamiento del mercado combinando posiciones largas y cortas.
 

¿Qué ventajas potenciales ofrecen estos fondos?

 
Un fondo de rentabilidad absoluta intenta limitar sus pérdidas potenciales, aunque una consecuencia de esto es que en fases alcistas suelen quedarse atrás. Por tanto, estos fondos proporcionan rentabilidad estable año tras año. Además, pueden encajar en una cartera de fondos de renta variable y renta fija. Mientras que los fondos de bolsa y de deuda suben y bajan en función de la evolución del mercado, los de rentabilidad absoluta puede considerarse como un motor de rentabilidades sólidas, independientes de la coyuntura reinante. Aún así, cabe destacar que no todos los fondos de rentabilidad absoluta logran sus objetivos, con lo que es posible que sufran pérdidas.
 
 

¿Cómo elegir un fondo de rentabilidad absoluta?

 
Los fondos de rentabilidad absoluta obligan a tomar varias decisiones específicas:
  • Es importante que el inversor se sienta cómodo con el modo en que el gestor logra la rentabilidad absoluta del fondo. Cada enfoque conlleva sus propias características de riesgo y remuneración, y el inversor debe encontrar el enfoque que mejor encaja con sus parámetros de riesgo y objetivos financieros.
  • El gestor debe tener experiencia con los instrumentos derivados que emplean los fondos de rentabilidad absoluta; entre otras cosas, la búsqueda de empresas susceptibles de caer requiere capacidades distintas al análisis de compañías con potencial de revalorización.
  • Los derivados no conllevan los mismos riesgos que la renta variable o la renta fija, con lo que la gestora debe saber enfrentarse a estos riesgos particulares.
 
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar