"Nerviosismo y mayor volatilidad en los mercados" Steven Andrew, gestor del M&G Income Allocation Fund

"Nerviosismo y mayor volatilidad en los mercados" Steven Andrew, gestor del M&G Income Allocation Fund

Steven Andrew, gestor del M&G Income Allocation Fund, muestra su visión de los mercados destacando las semanas caóticas que hemos vivido y explicando que nos encontramos en un entorno de expansión global lenta y estable. Si observamos el asset allocation del fondo, tiene cierta exposición a renta fija y su inversión en renta variable se focaliza principalmente en Estados Unidos y Reino Unido. 
 

Cuéntanos un poco tu trayectoria, ¿cuál es tu formación y recorrido en el mundo de la inversión?

Steven Andrew, gestor del M&G Income Allocation Fund

Me licencié en economía financiera en 1997 por la Universidad de Londres. Comencé a trabajar en el Banco de Inglaterra y luego trabajé en F&C Asset Management y Merrill Lynch, antes de incorporarme a M&G en 2005. Entré como miembro del equipo de riesgo y construcción de carteras, tras lo cual pasé al equipo Multi-Activos, donde ayudé a formular estrategias de asignación de activos para la gama de fondos multi-activos de M&G. En noviembre de 2010 fui nombrado gestor del M&G Episode Income Fund, un fondo británico que emplea el mismo enfoque de inversión multi-activos de distribución que el M&G Income Allocation Fund, la versión europea que lanzamos el año pasado.
 
 
¿Cuáles son tus perspectivas para los próximos meses? 
 
Acabamos de experimentar un par de semanas bastante caóticas en los mercados globales, dominadas por el nerviosismo y la mayor volatilidad en los mercados de renta variable. De cara a la recta final del año, parece que no faltan los motivos para el pesimismo. Podríamos preocuparnos por el crecimiento global o en Europa, por la deflación, por el ébola, o por las tensiones geopolíticas entre Ucrania y Rusia. 
 
Podríamos argumentar varias causas plausibles de por qué los precios acaban de caer de forma tan agresiva. Pero tras un periodo como este, es sumamente importante dar un paso atrás y preguntarse: 
 
¿qué nos dicen los hechos? ¿Se ha producido un verdadero cambio fundamental en los últimos meses, y no en meras semanas? Por lo que puedo ver, no existen nuevos impulsos u obstáculos económicos de importancia que sugieran una situación distinta a la de comienzos de año.
 
En líneas generales, todavía nos encontramos en un entorno de expansión global lenta y estable. La mayoría de los indicadores económicos se mueven en la dirección correcta, y la política monetaria continúa siendo muy acomodaticia. Es cierto que aún existen riesgos genuinos y cabe esperar bastante volatilidad a corto plazo en los mercados, pero esto podría presentar oportunidades muy interesantes: en un entorno en principio favorable para la renta variable en el largo plazo, las fases a corto en las que el mercado nos ofrece estos activos con descuento deberían ser motivo de entusiasmo. 
 
¿Sigues viendo valor en renta fija? ¿Qué tipo de activos de renta fija tienes en cartera?
 
Pese a gustarme mucho más la renta variable que la renta fija actualmente, los mercados de deuda todavía presentan oportunidades atractivas, sobre todo en el contexto de una cartera multi-activos bien diversificada. Algunas áreas del mercado de deuda corporativa han ganado atractivo debido a la reciente tendencia de aversión al riesgo. En este sentido, tengo exposición a los segmentos high yield y con grado de inversión de los mercados estadounidense y británico. En cambio, la popularidad de la deuda soberana convencional, percibida como segura por los inversores, ha empujado a estos activos hasta precios peligrosamente elevados. Mantengo cierta exposición en el extremo largo de las curvas de Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania, más atractivo que los tramos a corto plazo. No obstante, prefiero emisiones no convencionales más rentables, como por ejemplo Australia y Nueva Zelanda, así como algunos bonos soberanos de Sudamérica y de otros mercados emergentes.
 
¿Tienes preferencia por algún segmento de la renta variable?
 
Actualmente, la mayor parte de mi exposición a la renta variable es en Estados Unidos y el Reino UnidoSus valoraciones siguen siendo razonablemente atractivas, incluso tras el excelente comportamiento que han mostrado estos mercados en los últimos 12 a 18 meses. Además, la cultura de dividendo establecida en ambos significa que ofrecen abundantes oportunidades para lograr los objetivos de distribución del fondo. También tengo cierta exposición a mercados asiáticos como China y Corea del Sur, y hace poco añadí cierta exposición a Europa por primera vez en la historia del fondo (a través de acciones alemanas) allí donde, a mi juicio, las primas de riesgo remuneran sobradamente al inversor.
 
¿Cuál es el objetivo del M&G Income Allocation Fund?
 
El fondo trata de generar un nivel creciente de rentas a medio plazo invirtiendo en una gama de activos globales, y también busca el crecimiento a largo plazo de su patrimonio. Al gestionar el fondo intento proporcionar una rentabilidad bruta por ingresos del 4%* anual distribuida mensualmente, junto a un crecimiento del capital del 2% al 4%* anual. Al mismo tiempo, me propongo mantener la volatilidad entre un 4% y un 10% anual mediante una diversificación efectiva de la cartera. 
 
¿A qué tipo de inversor va dirigido?
 
Este fondo trata de satisfacer las necesidades de cualquier inversor que busque un flujo de rentas recurrentes y crecientes, a fin de asegurarse un futuro financieramente holgado. Un aspecto importante de este fondo es que nunca utilizaré su capital para pagar rentas; estas proceden de los ingresos que reparten los valores en cartera, y lograr el crecimiento del capital también es mi objetivo.
 
Dicha revalorización del capital es importante para dos cosas: en primer lugar, para permitir la distribución de niveles crecientes de renta en términos absolutos a lo largo del tiempo; y en segundo, para darle al inversor la máxima probabilidad de que pueda satisfacer sus obligaciones financieras en el futuro, sobre todo cuando se consideran factores como la inflación y el envejecimiento de la población. Al fin y al cabo, somos más longevos que nunca, y por consiguiente nuestros ahorros e inversiones tienen que durarnos más tiempo. Este es un fondo relativamente conservador, que persigue una rentabilidad por ingresos deliberadamente moderada.
 
En mi opinión, es mejor fijar un objetivo de distribución que pueda lograrse de forma consistente, en lugar de perseguir una distribución más elevada asumiendo niveles de riesgo que pongan en peligro el capital, y por lo tanto la estabilidad de las rentas que reparte.
 

¿Cómo se toman las decisiones de inversión? 

Yo formo parte del equipo Multi-Activos de M&G, compuesto de siete gestores que aplican la misma filosofía de inversión en todos sus fondos. Gestiono mi fondo siguiendo este enfoque y mantengo un diálogo constante con los otros miembros del equipo, y con el resto de equipos de M&G y del grupo Prudential. No obstante, soy responsable de todas las decisiones de inversión en el fondo.
 
El principal motor de rentabilidad del fondo es la asignación de activos a través de un enfoque top-down de inversión multi-activos. Evalúo el entorno macroeconómico y busco casos en que el comportamiento de los inversores haya alejado a las cotizaciones de lo que considero su valor histórico, o «neutralidad». 
 
A continuación, trato de explotar estas anomalías posicionando la cartera para beneficiarme del retorno gradual de los precios hacia dicha neutralidad. Este proceso combina un marco de valoración en profundidad con la dilatada experiencia del equipo en análisis de behavioural finance, o psicología del comportamiento financiero.
 
En mi opinión, es más probable que este tipo de oportunidades se materialicen a nivel de clase de activo, región o sector que en valores individuales. Por este motivo, no me considero un selector de valores. La concentración en acciones concretas se mantiene baja –normalmente por debajo del 1,5%– y trato de construir un «índice» de acciones con niveles crecientes de dividendo en mercados con valoraciones atractivas.
 
¿Cómo se determina el peso de renta fija y renta variable?
 
Existen varias directrices muy amplias para la cartera, que en mi opinión son apropiadas para el perfil de riesgo/rentabilidad objetivo de este fondo. Estos límites son del 10% al 50% para renta variable, y del 40% al 80% para renta fija. El resto de la cartera (hasta un 20%) puede invertirse en valores diversificados, como por ejemplo de compañías inmobiliarias o bonos convertibles. Empleo una estimación de «neutralidad» sobre la que comparo las asignaciones actuales, y que representa el nivel en el que estaría invertida la cartera si en cualquier momento considerara que todos los activos cotizaban a su valoración histórica. Para la renta variable, la neutralidad es del 30%, y para la renta fija del 60%.
 
Dentro de estos rangos, tengo plena libertad para invertir en todo el universo de inversión global del fondo según mis convicciones sobre cotizaciones y factores fundamentales, determinando siempre el tamaño de las posiciones en base a su probable impacto en términos de riesgo y rentabilidad sobre el conjunto de la cartera.
 
¿Cuál es el posicionamiento del fondo actualmente?
 
Actualmente, el fondo sobrepondera la renta variable (respecto a la «neutralidad») con una posición cercana al 48%, e infrapondera la renta fija (incluida la liquidez), que representa alrededor de un 52% de la cartera.
 
¿Cuándo se creó el fondo?
 
El fondo se lanzó en noviembre de 2013. 
 
¿Cuál ha sido la rentabilidad media desde su lanzamiento?
 
Desde su lanzamiento hasta el 30 de septiembre de 2014, el fondo ha generado una rentabilidad total (la combinación de rentas y de crecimiento del capital) del 8,7% (fuente: Bloomberg, a 30 de septiembre de 2014. Clase de acciones A, denominada en euros, en base a precios de cierre. Rentabilidad total; acciones de acumulación, ingresos netos reinvertidos).
 
 
__________________________________________________________________________________
 
*El objetivo bruto de distribución anual y el crecimiento del capital no pueden garantizarse y podrían revisarse en el futuro. Los gastos corrientes se deducen de las inversiones que se mantienen en la cartera del fondo y no de las rentas que generan las mismas. La deducción de estos gastos puede reducir el crecimiento potencial de su inversión. La cifra de 4% es un objetivo de rentabilidad bruta, que representa la distribución total del fondo en un periodo de 12 meses como porcentaje del precio actual de la acción antes de impuestos. Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.
  1. en respuesta a Pablo_gestión
    #2
    31/10/14 08:55

    Muchas gracias Pablo, es una buena opción y el recorrido en general de M&G, tanto el mixtos como multiactivos proporciona una seguridad extra.

    Saludos

  2. #1
    30/10/14 19:47

    Muy interesante la entrevista Carla.
    Es un fondo que incorporé hace unos meses y me gusta para un perfil moderado. Creo que puede ser un fondo núcleo en este tipo de carteras.
    Un saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar