Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Fidelity analiza las implicaciones económicas del referéndum escocés

1 recomendaciones

Europa se prepara para asistir al referéndum escocés de hoy. La consulta tiene una gran importancia política y económica. Dos analistas de Fidelity comentan qué implicaciones podría tener el referéndum para los mercados de inversión. 

Las encuestas recientes sobre intención de voto en el referéndum de Escocia hoy 18 de septiembre han sugerido una reducción clara de la mayoría de los pro-unionista, sugiriendo incluso una ligera victoria para la pro-independencia campamento 'Sí'.

Referéndum Escocia

 

Por qué un «no» es aún más probable...

Aunque las encuestas han indicado un claro incremento en el apoyo a la independencia, a fin de cuentas, un «no» es más probable puesto que:

  • Las encuestas de votos. Mientras que la reciente encuesta de YouGov ha atraído una gran cantidad de atención de los medios, vale la pena señalar que esta ha sido la única encuesta (de docenas) que indican una ligera preferencia por el 'Sí'. Si bien ha habido un cambio indudable en el apoyo al 'Sí', una evaluación más amplia de todas las encuestas realizadas hasta la fecha sugiere que el 'No' es el resultado más probable.
  • Ofertas recientes para una mayor autonomía de Escocia. En respuesta al cambio en los apoyos a favor de la votación del 'Sí', el gobierno del Reino Unido ha ofrecido nuevos niveles sin precedentes de autonomía para Escocia, lo que puede ayudar a convencer a algunos votantes escoceses.
  • Aversión al riesgo de los votantes indecisos. En parte como resultado de la histeria creada en los medios de comunicación en torno a las posibles consecuencias negativas de un "sí" y las ofertas de una mayor autonomía en el caso de un «no», una mayoría de los votantes indecisos se puede esperar que opten por la opción menos arriesgada de apoyar el status quo.
  • La analogía de Quebec. En 1995, la provincia canadiense de Quebec celebró un referéndum sobre si debe independizarse. Como es el caso de Escocia, el campo pro-independentista se puso en cabeza en las encuestas dos semanas antes de la votación. Sin embargo, al final el 'No' ganó con el 50,6% de los votos. De manera significativa, el análisis post-electoral mostró que la mayoría de los votantes indecisos terminaron votando por la seguridad percibida del status quo.
Datos Escocia

 

Posibles implicaciones de inversión

En el caso de un "sí", debemos esperar largas negociaciones entre Escocia y Reino Unido. Los temas incluyen bajo qué términos Escocia conservaría la libra, cómo se calcula su parte de la deuda del gobierno del Reino Unido, y si seguiría siendo miembro de la UE. Dada la incertidumbre, algunas de las implicaciones de inversión en el caso de un voto "Sí" serían:

  • Negativo para los activos de riesgo Reino Unido. Aumento de la incertidumbre con respecto a cuestiones tales como la nueva moneda y el efecto en cadena por la incertidumbre sobre las elecciones generales del Reino Unido y el referéndum de la UE serían negativo para los activos de riesgo del Reino Unido en el corto plazo, en especial los situados o expuestos a Escocia. 
  • Negativo para el sector financiero de Escocia. Cualquier banco del Reino Unido con una exposición significativa a los activos de Escocia afectaría a los inversores, las empresas de los sectores de seguros y gestión de activos también podrían sufrir. Los bancos escoceses incurrirían en un descuento en su valoración en comparación a los bancos del Reino Unido debido a la mayor vulnerabilidad en el caso de crisis financieras, puesto que ya no estaría en Banco de Inglaterra como prestamista de último recurso. Esto podría incitarles a mover sus sedes a Inglaterra en caso de un voto afirmativo. 
  • Negativo para GBP. La incertidumbre pesaría sobre la libra. La pérdida de los ingresos del petróleo también tendría un impacto negativo en la balanza de pagos y la posición de la cuenta corriente del Reino Unido. 
  • Impacto positivo del tipo de cambio para algunas multinacionales del Reino Unido. Una libra más débil beneficia a las empresas del Reino Unido con grandes ganancias en el extranjero. De hecho, las empresas británicas ganan casi dos tercios de sus ingresos fuera del Reino Unido. 
  • Reino Unido negativo de crédito. En igualdad de condiciones, una base de impuestos del Reino Unido reducida y los menores ingresos petroleros podrían afectar de forma negativa a las ganancias. Sin embargo, el aumento de la incertidumbre económica y un crecimiento económico potencialmente más lento podría conducir al BOE a mantener las tasas más bajas de lo esperado.

 

“Aunque gane el “No”, tendremos por delante elecciones generales en Gran Bretaña el próximo año y, en un horizonte cercano, un posible referéndum sobre la permanencia en la UE. Cualquier periodo de distensión será breve. En una situación de gran inestabilidad, el reto pasa por discernir cualquier oportunidad de inversión.

Con todo, puede haber las oportunidades para los inversores. Cabe recordar que las empresas británicas están muy extendidas por el mundo y reciben dos tercios de sus ingresos del extranjero. Muchas de las empresas que sigue Fidelity han sufrido cada vez más por la cotización al alza de la libra esterlina, no sólo por el cambio a la hora de convertir sus beneficios sino por la pérdida de competitividad de cara al futuro. Desde ese prisma, una libra más débil (que continuará en medio plazo incluso aunque gane el “No”) sería bien recibida por las empresas británicas.

La incertidumbre que representa una hipotética independencia (e incluso el impacto de una transferencia de competencias en caso de que venza el “No”) probablemente contenga a los ‘halcones’ del Banco de Inglaterra, por lo que en mi opinión el riesgo de una frágil recuperación por una repentina alza de los tipos de interés se ha mitigado un tanto. Dicho esto, una nueva subida del riesgo crediticio de las empresas debería, al menos, incrementar el valor del análisis corporativo”.

PARAS ANAND, responsable de Renta Variable europea en Fidelity

 

“Las recientes ventas de la libra están relacionadas con las encuestas de opinión que registraban un crecimiento de los partidarios de la independencia. La libra se ha debilitado tanto como el euro en el último mes, lo que ha mantenido el tipo de cambio. Con todo, la debilidad de la libra parece que empieza a quedar atrás. Es probable un fuerte rebote con la victoria del “No”, que creo que es el escenario más plausible. En caso de que ganase el “Sí”, la situación se volvería más confusa, aunque creemos que seguiría favoreciendo a la libra frente al euro. Es difícilmente defendible que el Banco de Inglaterra mantuviese las medidas de rigor en 2015 frente a lo que podrían ser 18 meses de negociaciones de separación”.

TREVOR GREETHAM, director de asignación de activos de Fidelity

¡Sé el primero en comentar!
1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar