Fidelity: Análisis técnico de Jeff Hochman

Fidelity: Análisis técnico de Jeff Hochman

fidelity
 
Es posible que se observen los primeros indicios de una corrección en EE.UU., dada la baja rentabilidad de las empresas de pequeña capitalización con respecto a las de gran capitalización. No obstante, si en el segundo semestre se materializa la corrección, posiblemente no sea tan grave como el retroceso del -20% de 2011. En general, la línea de Avance/Retroceso global sigue siendo favorable, en especial en lo que respecta a la atracción a largo plazo de valores de empresas de gran capitalización. Una pausa en los mercados ofrecería a los inversores otra buena oportunidad de compra a largo plazo, ya que se prevé que el consolidado mercado alcista clásico continuará después de este retroceso. Estas previsiones bastante optimistas están fundamentadas en una mejora gradual de la recuperación económica y una volatilidad baja y sostenible, en el liderazgo asiático de la prevista revalorización de los títulos de los mercados emergentes y, técnicamente hablando, el registro desde 2013 de nuevos máximos históricos en la renta variable estadounidense.
 
 

Perspectivas actuales del mercado

La sólida amplitud del mercado debería compensar cualquier corrección 

Tras cinco años de buenos resultados en el actual mercado alcista a largo plazo que se inició en 2009 —confirmado por los máximos históricos registrados en EE.UU. en mayo de 2013—, la rentabilidad real próxima al 20% anual se aproxima a los picos históricos de los mercados alcistas a largo plazo anteriores, que posteriormente conllevaron correcciones del mercado antes de reanudar su ciclo. Para ello, hemos estado esperando una pausa en 2014 para digerir todas las ganancias y confirmar la ruptura de la tendencia. Aunque esto todavía es posible, no sería terriblemente grave gracias a que la amplitud del mercado —medida por la línea global de Avance/Retroceso— es todavía demasiado sólida. El mercado va por delante del simple modelo de ciclo compuesto que yo sigo, lo cual apunta a una corrección en el segundo semestre, seguida de una oportunidad de compra más significativa entrando en 2015. Aunque actualmente está desincronizado, el modelo tiene un alto índice de aciertos y vale la pena seguirlo.
fidelity correccion eeuu
 
A poco más de mitad del año, hay pocos indicios que apunten a una corrección significativa en EE.UU. No obstante, es posible que el segundo semestre resulte más tempestuoso. La prevista consolidación posiblemente se traduzca en un crecimiento más lento con respecto a la tendencia a largo plazo de 2013. Posiblemente la línea de tendencia a largo plazo de este gráfico no vaya a quebrarse. Todavía creo que este año se cerrará con un crecimiento más lento debido a una corrección en el segundo semestre. No obstante, todavía no la hemos visto en EE.UU., salvo en empresas de pequeña capitalización. Se trata de una tendencia a la que estaremos muy atentos.
 

La estabilidad del sector financiero es considerada una necesidad para un nuevo repunte de la UE y el Reino Unido 

Recientemente, el Reino Unido y Europa se han visto en dificultades, con continuos altibajos debido a que la presión sobre la banca y la industria, así como la fortaleza de sus divisas y una corriente continua de alertas de revisión de beneficios, han actuado como frenos para el mercado después de una recuperación del 50% desde 2012. En última instancia, es de esperar que el índice FTSE 100 sobrepase el nivel de los 7000 puntos y alcance nuevos máximos históricos (la rentabilidad total ya es un 30% superior a la del pico de 2007). Sin embargo, en este momento no existen patrones lo bastante sólidos que fundamenten que las cotizaciones vayan a atravesar esa barrera. Nuevamente, el sector bancario en particular necesita superar su actual banda de cotización para promover otro repunte concertado en Europa.
 
fidelity FTSE 100
 
En última instancia, el índice FTSE 100 superará la barrera de los 7000 puntos, pero todavía tiene que ocurrir algo significativo que lo posibilite, y que permita mantener ese nivel. En los próximos tres a cinco años, posiblemente el índice trepe a nuevos máximos de 9500, un incremento del 25%.
 

La recuperación de los mercados emergentes asiáticos favorece las perspectivas globales de la renta variable 

Las perspectivas de Asia y de algunos mercados emergentes son halagüeñasTécnicamente, son muy promisorias de cara al segundo semestre del año. Las enormes salidas de capitales que sufrieron estos mercados en 2013 dispararon señales contrarias a la compra. Lo más destacable es que las empresas de gran capitalización y las acciones H de China están teniendo una rentabilidad mucho mejor, lo cual amenaza con finalizar la tendencia a la baja dominante en los cuatro últimos años. También en este caso los valores financieros son fundamentales. Los riesgos no cuantificados —los PDC y el historial de endeudamiento— posiblemente se vean superados por los recientes estímulos cíclicos y el final del reciente impulso descendente.
 

Los títulos de empresas de pequeña y mediana capitalización siguen presionados 

Las empresas de pequeña y mediana capitalización han sufrido un duro castigo, y mantienen una alta correlación con la rentabilidad de los bonos de alto rendimiento, también parcialmente recomprados en los últimos tiempos. Aunque el diferencial de valoración se ha reducido con respecto a las empresas de gran capitalización, tanto la historia como el consenso apuntan a que índices de rentabilidad por acción superiores al 20% de las empresas europeas de pequeña y mediana capitalización son posiblemente una ilusión. Al menos a medio plazo, las empresas de pequeña capitalización podrán seguir presionadas si en el cuarto trimestre persiste la opinión de que la rentabilidad de la deuda de alto rendimiento ha tocado fondo.
 
fidelity pymes
 
Existe una creciente divergencia entre las empresas de gran capitalización y las demediana y pequeña capitalización, particularmente en EE.UU. (gráfico de laizquierda), aunque también en Europa (gráfico de la derecha). El desglose de la rentabilidad de las de pequeña capitalización podría ser una alerta para el mercado en general, sobre todo porque el nivel de riesgo percibido es mayor que el de las de gran capitalización. Sin embargo, debe recordarse que las de pequeñacapitalización ya estuvieron antes a la zaga y que se recuperaron rápidamente.Parte del problema actual es, sencillamente, que las empresas de pequeña capitalización han estado sobrevaloradas, por lo que en comparación las de gran capitalización han repuntado. Otra cuestión es que la previsión de valoraciones de dos dígitos de las de pequeña capitalización es 2,5 veces la de las de gran capitalización, un nivel que consideramos demasiado optimista.
 

Variaciones regionales en las valoraciones y evolución de los beneficios 

A nivel mundial, las previsiones de crecimiento de los beneficios siguen siendo el principal riesgo este año, y lo serán el siguiente. Los mercados desarrollados ya se han recuperado considerablemente y se considera que los títulos europeos, británicos y estadounidenses cuya cotización se basa en gran medida en las relaciones precio/beneficio adelantadas e históricas ya se sitúan en niveles entre precio justo y precio caro. Un paso positivo para la renta variable mundial podría ser el fin del proceso de retroceso de los títulos de los mercados emergentes, en especial los asiáticos. El consenso de los analistas apunta hacia un crecimiento global de dos dígitos en los beneficios por acción para 2014 y 2015, aunque como es habitual en estas previsiones, los BPA de 2014 se han reducido, pero los de 2015 se sitúan en el 10% o más, y los títulos de empresas de pequeña y mediana capitalización incluso en el doble. El ritmo regional de retrocesos se ha moderado, aunque —como lo demuestra la actual temporada de declaración de beneficios— sigue siendo muy específico de cada título en lo que respecta al cumplimiento/incumplimiento de objetivos. Los múltiplos de las relaciones precio/beneficio podrían incrementarse si la inflación se mantiene baja. Es una cuestión a vigilar.
 
 

Las previsiones de inflación siguen siendo relativamente benignas 

La rentabilidad de los bonos británicos y estadounidenses a largo plazo se mantiene moderada porque las previsiones de inflación son todavía 
relativamente benignas, aunque esto podría cambiar súbitamente si los salarios entran en una espiral de crecimiento. Los tipos de interés a corto plazo de ambos países aumentan anticipándose al inicio de otro ciclo de ajuste de tipos, por lo cual las curvas de rentabilidad se han allanado. En Europa ocurre justamente lo contrario: la rentabilidad baja todavía más para contrarrestar los mínimos de 2012. 
 
fidelity beneficios

 

Sin señales de repunte real de la volatilidad a pesar de algunos altibajos del mercado 

fidelity volatilidad

En octubre toca a su fin el programa de flexibilización cuantitativa (QE) de la Reserva Federal de EE.UU., lo cual mantiene tensos a los mercados. Los recientes comentarios de su presidenta, Janet Yellen, han provocado cierto nerviosismo. Yellen dijo que, en su opinión, los bonos de alta rentabilidad están sobrevalorados, e hizo la misma observación acerca de los títulos de empresas de biotecnología y redes sociales más pequeñas. La línea amarilla (invertida) del gráfico superior muestra que, hasta la fecha, la renta variable estadounidense no ha sufrido repercusiones importantes, y que los niveles de volatilidad se mantienen cíclicamente bajos. Obviamente, esto podría cambiar repentinamente porque la base es bastante baja, aunque por ahora es poco probable que provoque una mayor volatilidad, salvo que las tensiones geopolíticas se disparen.
 

La libra, a la vanguardia de las divisas importantes 

La fortaleza de la libra esterlina se ha moderado ligeramente frente al dólar estadounidense, y el euro finalmente parece debilitarse frente a la mayoría de los bloques importantes, en un momento en que los diferenciales de tipos a corto plazo empiezan a surtir efecto. Las divisas de los mercados emergentes han marcado un repunte modesto (con las consiguientes entradas de capitales hacia los bonos de los mercados emergentes). La reciente devaluación del renminbi parece estar llegando a su fin.
 
fidelity-libra
 

La asistencia sanitaria mantiene su liderazgo sectorial 

A pesar de unas ventas generalizadas de breve duración durante el segundo trimestre, la asistencia sanitaria sigue siendo el sector líder en numerosas regiones. El sector energético vuelve a cobrar fuerza, aunque a corto plazo, y hasta la fecha los servicios públicos se sustentan en una rentabilidad en dividendos relativamente alta en un entorno de bajo rendimiento. El tecnológico es un sector más fuerte entre las empresas de mega y gran capitalización que entre las de pequeña y mediana capitalización. Es importante destacar que algunos valores vinculados a materiales específicos se benefician de la recuperación de los mercados emergentes, aunque ello está muy lejos de desembocar en un nuevo superciclo. 
 
fidelity-sector-tecnologico
 
 
fidelity  Jeff Hochman
Jeff Hochman, Director de AnálisisTécnico e integrante del Grupo de Asignación de Activos de Fidelity

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar