¿Qué aporta un fondo de rentabilidad absoluta a una cartera? Andy Cawker, gestor del BNY Mellon

¿Qué aporta un fondo de rentabilidad absoluta a una cartera? Andy Cawker, gestor del BNY Mellon

Andy Cawker, gestor del BNY Mellon Absolute Return Equity Fund nos contesta a una serie de preguntas relacionadas con los fondos de rentabilidad absoluta y las posibilidades que aporta a una cartera de fondos reduciendo la volatilidad y preservando el capital frente a las tensiones del mercado. 
BNY Mellon
 

¿Qué es un fondo de rentabilidad absoluta?

La rentabilidad absoluta puede tener distintos significados dependiendo del inversor. Nuestra opinión, es que un fondo de rentabilidad absoluta debe de estar diseñado para lograr una atractiva combinación de rentabilidad positiva y baja volatilidad con independencia de la coyuntura del mercado y que, por lo tanto, muestra una correlación relativa con activos tradicionales. Esto diferencia a un fondo de rentabilidad absoluta de los fondos tradicionales o long-only que miden su comportamiento relativo mediante comparaciones con un índice y que, habitualmente, mantienen un comportamiento alineado con la dirección del mercado, ya sea con movimientos al alza o a la baja.
 
La crisis financiera global de los últimos años ha despertado el interés de los inversores por encontrar estrategias que ofrezcan un retorno potencial positivo y que sean capaces de limitar las pérdidas, con una baja correlación respecto a inversiones tradicionales. Esto ha generado un aumento en la demanda de fondos de rentabilidad absoluta.
 

¿Qué aporta un fondo de este tipo a una cartera de fondos?

Un fondo de rentabilidad absoluta que logra una rentabilidad positiva con baja volatilidad puede ofrecer muchas ventajas: Una de ellas es que puede reducir la volatilidad de la cartera contribuyendo a preservar el capital frente a las tensiones del mercado. Otro beneficio es que un fondo de rentabilidad absoluta que genera un rendimiento positivo sostenido puede reducir el riesgo frente a fluctuaciones derivadas de una toma de decisión penalizada por el mercado. 
 
En la gestión tradicional de activos, el momento de la toma de decisión para realizar una inversión o para desinvertir puede ser significativo: el hecho de que un inversor compre en un momento álgido del mercado o venda justo antes de que el mercado repunte, puede tener un impacto sustancial en su rentabilidad. 
 
Un fondo de rentabilidad absoluta mantiene un comportamiento más o menos estable que puede reducir el impacto generado por el momento en que se toman las decisiones.
 
 

¿Cómo logra un fondo de rentabilidad absoluta su objetivo?

Los fondos en esta categoría pueden tener metas y procesos que difieren entre sí. Puede tratarse de fondos muy complejos, con lo que los inversores deben estudiar bien esta decisión; al fin y al cabo estos fondos pueden ser complicados y emplear distintas estrategias de inversión en múltiples clases de activos. 
 
Por ejemplo, algunos fondos de rentabilidad absoluta tienen un objetivo de generar rentabilidades positivas en un horizonte de inversión de tres a cinco años. Debido a este periodo más largo, podrían tener que tolerar la volatilidad en el corto plazo para lograr su objetivo. Una estrategia habitualmente empleada en este tipo de fondos es invertir una parte sustancial de la cartera en renta variable, lo que favorece la posibilidad de lograr rentabilidad en el largo plazo. 
 
Otros fondos de rentabilidad absoluta buscarán rentabilidades positivas en plazos más cortos con el propósito de generar rendimientos positivos durante largos periodos de tiempo. Éstos serán menos tolerantes frente a la volatilidad o las pérdidas en el corto plazo, y por eso tenderán a emplear estrategias complejas, no–direccionales, que mantengan un control exhaustivo del riesgo para controlar los riesgos de pérdidas.
 

¿Cuál es su planteamiento en el sector de la rentabilidad absoluta?

La mejor forma de explicar nuestra estrategia de rentabilidad absoluta es utilizando como ejemplo la gestión de uno de nuestros fondos, el BNY Mellon Absolute Return Equity Fund que se gestiona invirtiendo en posiciones largas y cortas. Para hacerlo utiliza una técnica denominada “pair trading” u operativa de pares. Para ello identificamos valores que sean una oportunidad y donde podamos elegir una posición a corto o a largo. Después combinamos esa posición con otra acción, una cesta de acciones o un índice de mercado. El objetivo es controlar la exposición al riesgo en posiciones donde merezca la pena arriesgar más y minimizarlo donde sea preciso. 
 
Por ejemplo, el fondo puede mantener una posición larga en una compañía petrolera específica, emparejada con una posición corta en una cesta de acciones petrolíferas. Esto expondrá el comportamiento del fondo al de la compañía petrolera en relación con sus competidores, mientras que minimizará el impacto de la dirección del mercado y del precio del petróleo. De esta forma es posible mejorar el rendimiento, se puede generar una rentabilidad positiva tanto si cae el mercado de renta variable como el precio del petróleo. 
 
Utilizando esta técnica de operativa de pares también podemos limitar la exposición del fondo a un mercado subyacente. No tenemos que mantener una posición neutral frente al mercado sino que contamos con flexibilidad para manejar la proporción de cobertura de cada par, lo que nos proporciona capacidad para lograr rendimientos potenciales utilizando la dirección del mercado cuando lo consideremos necesario. 
 

¿Qué impacto tiene la volatilidad del mercado en su estilo de gestión?

Un repunte en la volatilidad es habitualmente el resultado de una inversión significativa en activos de riesgo y de incertidumbre sobre el futuro. Esto significa que aumenta la posibilidad de sufrir pérdidas, a lo que generalmente podemos responder de dos formas. La primera es reducir el tamaño de las posiciones, conocida como “gross exposure” ó exposición bruta. La otra es reducir la exposición frente a un factor potencial de volatilidad como puede ser un sector, una divisa, los tipos de interés y otros riesgos ajustando la cobertura de los pares. Esto puede implicar el cambio de una cobertura amplia del mercado a una en un sector o en una cesta de acciones de la misma industria. El propósito no es otro que cubrir una mayor parte del riesgo que pudiera generar una acción determinada en nuestro par. También podemos cubrir los riesgos derivados de la dirección del mercado. En un escenario de disminución de volatilidad del mercado, consideraremos aumentar el tamaño de las posiciones y aflojar las coberturas en la cartera. 
 
Una mayor volatilidad puede derivar en altas correlaciones entre valoresEsto ocurre cuando el mercado presta menos atención a las características individuales de una acción, y sin embargo presta mayor atención a riesgos macroeconómicos. Mientras que la falta de diferenciación puede reducir la rentabilidad de una buena selección de valores individuales en la cartera en el corto plazo, esto crea anomalías que pueden proporcionar una oportunidad para generar rentabilidades cuando la tormenta pase. 
 
En general, la volatilidad puede hacer que los mercados se disparen y creen oportunidades tácticas o a largo plazo. De esto se pueden aprovechar los gestores de fondos de rentabilidad absoluta. La realidad es que, en todo contexto económico, habrá siempre ganadores y perdedores relativos a nivel corporativo. 
 
Esto debe presentar oportunidades que un gestor hábil puede convertir en rentabilidades positivas independientemente de si el mercado sube o baja. 
 

¿Cómo manejáis el riesgo?

La gestión del riesgo es un factor clave en nuestros fondos. Utilizamos una gestión multi-dimensional del riesgo para asegurarnos de que todos los riesgos se dirigen, diversifican y escalan de forma apropiada a través de una operativa de pares con coberturas especiales para riesgos puntuales. Gestionamos de forma dinámica la exposición neta de nuestros fondos y ajustamos las coberturas, con el objetivo de contener las pérdidas en mercados hostiles o que están cayendo. Empleamos un mecanismo de control de riesgos que se activa automáticamente en caso de que un par de posiciones pierda dinero por encima de una cantidad predeterminada. En tal caso, el gestor revisa la posición, la ajusta o la liquida por completo.
 
El equipo que gestiona el BNY Mellon Absolute Return Equity Fund es estable y cuenta con una amplia experiencia. Los tres gestores con mayor experiencia, incluido yo, hemos trabajado juntos gestionando la estrategia original en la cual esta basado este fondo y que se lanzó en 2005. Contamos con una experiencia media de 17 años y contamos con el apoyo de un trader y dos analistas cuantitativos.
 
Andy Crawker
 
Andy Cawker, gestor del BNY Mellon Absolute Return Equity Fund
 
  1. en respuesta a dresso
    #3
    28/03/14 14:59

    Los fondos de retorno absoluto son parecidos a los hedge funds en la gestion pero son mas liquidos ,transparentes y accesibles al pequeño inversor.

    Sin embargo la filosofia del equipo gestor es muy importante a la hora de plantear estrategias (dada la variedad que existe y la diferente imporancia que cada una da a la volatilidad).

  2. #2
    28/03/14 14:43

    Pero un fondo de rentabilidad absoluta no es un Hedge Found? que distaria bastante de perseguir baja volatilidad y riesgo...
    Esto no se parece mas a un fondo de gestion pasiva??

    un saludo y muchas gracias

  3. #1
    27/03/14 19:09

    Os recuerdo que este fondo BNY Mellon Absolute Return Equity Fund y Absolute Insight Equity Market Neutral Fund se cerrarán a nuevas suscripciones próximamente por el éxito que han tenido y la gran captación de capital. Entrará en vigor el 27 de marzo de 2014.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar