¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿El final de la edad dorada de la Renta Fija?

¿Qué implicará el “tapering” de la Reserva Federal de los EE.UU. para los mercados mundiales de renta fija en 2014? 

En 2013, el riesgo de restricciones monetarias ("tapering") en los EE.UU. preocupó a los inversores en renta fija, especialmente a los de los mercados emergentes. Como consecuencia, las variadas rentabilidades obtenidas en 2013 por los distintos tipos de renta fija fueron muy diferentes a las obtenidas en los años inmediatamente posteriores a la crisis. En este contexto de una gradual normalización del entorno de tipos de interés, ¿qué segmentos dentro de la renta fija son atractivos? ¿Hasta qué punto los inversores pueden esperar unos buenos resultados en 2014? 
Dexia
 

El “tapering” sigue en el menú

Aunque el crecimiento de los EEUU sigue siendo limitado, ha dado muestras tangibles de mejora, tanto a nivel de empleo como a nivel de compraventa de viviendas. La Reserva Federal de los Estados Unidos comunicó, en consecuencia, su intención de reducir gradualmente su programa mensual de recompra de hipotecas y de bonos del Tesoro (de 85.000 millones USD a 75.000 millones USD en enero). 
 
A la luz de estos hechos, Nicolas Forest, Director Global de Fixed Income Management, espera que: 
"una estabilización de la prima a plazo, que debería llevar los tipos de interés a 10 años hacia el 3,5 %, penalice de hecho a los bonos del Tesoro americanos."
No obstante, el banco central ha dado todos los pasos necesarios para evitar que los mercados se alteren. El banco central ha reiterado su objetivo de mantener los tipos de interés fundamentales tan bajos como sea posible hasta 2015. La ambición de la Reserva Federal es anular los miedos deflacionarios que podrían poner en peligro la recuperación americana. Como resultado, las obligaciones a corto plazo podrían conseguir mejores rendimientos que las obligaciones con un vencimiento más largo. 
 
El sentimiento general hacia el viejo continente es más equilibrado. Por un lado, la actividad económica se mantiene débil, con unos niveles de desempleo por encima del 12%. Por otro lado, los esfuerzos estructurales realizados por varios países periféricos para recuperar sus finanzas públicas y para mejorar su competitividad están comenzando a dar resultado.
"No es sorprendente que los países periféricos de la zona euro vayan recuperando la confianza de los inversores, previamente sacudida por la crisis de la deuda soberana. La deuda de los países periféricos ofrece un buen potencial de rendimiento a corto plazo y, entre los activos soberanos, es la única que muestra un perfil positivo de riesgo-rentabilidad", ha manifestado al respecto Nicolas Forest. 
En relación con los bonos vinculados a la inflación en Europa, Nicolas Forest explica:
"Hasta ahora nos hemos mantenido al margen de este tipo de activos. A pesar de las pérdidas en 2013, debidas a los precios de las materias primas y a la fluctuación del cambio EUR/USD, las perspectivas de inflación se mantienen bajas en una zona euro todavía lastrada por el riesgo de deflación." 
 

Los mercados emergentes amenazados por el “tapering” de la Reserva Federal 

El pasado año, la deuda de los mercados emergentes fue el tipo de renta fija que se vio más impactado por el anuncio del “tapering” de la Reserva Federal.
"Incluso si el tapering aumenta pronto este año, no se prevé una corrección similar a la observada en 2013. El efecto sorpresa ya ha pasado", sostiene Nicolas Forest. "Además, las fugas de capital de los bonos de los países emergentes vista a lo largo de 2013 ha disminuido de manera importante. Esperamos incluso el regreso del apetito inversor para este tipo de activos en la segunda mitad de 2014."
La deuda denominada en dólares americanos en los países emergentes, que cuenta con unas bases más saneadas que la de los países desarrollados, ofrece en la actualidad atractivos niveles de rentabilidad (+ 5,5%) en un entorno de tipos bajosEl panorama es distinto cuando miramos la deuda emitida en las divisas locales.
"Algunos países, como Brasil, Indonesia y Sudáfrica, no han emprendido las reformas necesarias para frenar su peor déficit en cuenta corriente. Las divisas de estos países podrían depreciarse frente al dólar en 2014. Una vez dicho esto, no todas las monedas emergentes son iguales", afirma Nicolas Forest.
Por ejemplo, el impulso económico en México, Polonia y Filipinas, apoyado en una inflación controladalleva a un mayor optimismo en su caso que en el de otras divisas. Por ello, la selección será esencial para los inversores que buscan beneficiarse de un tipo de activo que ofrece una atractiva rentabilidad. 
 

Renta fija corporativa: sigue la caza de una buena rentabilidad 

Las claras intenciones de los bancos centrales de mantener los tipos de interés lo más bajos posible en 2013 han incentivado a los inversores a la búsqueda de una mayor rentabilidad. En este contexto, los mercados de bonos corporativos continúan su resurgimiento por segundo año consecutivo. Tanto la recuperación económica europea, como un sistema financiero mejor regulado, ayudarán a la estabilización de la calidad de los emisores, especialmente en Europa. 
 
Incluso a pesar de las llamadas a la precaución, la prima de riesgo seguirá disminuyendo, aunque de forma moderada. Especialmente, "la inversión en bonos de alto rendimiento en una cartera dinámica de obligaciones sería un elección inteligente", manifiesta Nicolas Forest.
"Los factores técnicos deberían beneficiar a este tipo de bonos: la oferta neta – siguiendo a un masivo desapalancamiento corporativo – se mantendrá negativa el próximo año y esto generará un efecto de escasez en el mercado secundario."
 
 

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar