Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Tramitar un traspaso de fondos de inversión

La rentabilidad de los ahorros no se basa solamente en lograr que éstos crezcan, sino también en evitar que los impuestos se los "coman". No debemos, por tanto, cegarnos por la rentabilidad financiera que se obtiene con ellos (que es muy importante) sino fijarnos en la rentabilidad financiera y fiscal total de los mismos.

En el caso de los fondos de inversión, la nueva fiscalidad nos permite "saltar" de fondo a fondo buscando la mejor rentabilidad financiera en cada momento, sin necesidad de tributar por ello en cada "cambio" hasta que de manera definitiva dispongamos de ese dinero. Por tanto, si nuestro ahorro tiene un horizonte de largo plazo debiéramos utilizar esta técnica para evitar pagar impuestos elevados.

En esta ocasión, vamos a centrarnos en los trámites que debemos seguir para hacer efectivo este traspaso de fondos dentro de los fondos de la misma entidad o para traspasarlos a otra:

- En primer lugar, debe usted dirigirse a la entidad que le ofrece ese nuevo fondo de inversión que le interesa (entidad destino) y le debe dar una orden por escrito para que haga las gestiones necesarias para el traspaso del fondo que tiene al nuevo (de la misma entidad o de distinta).

- La entidad destino con esta documentación debidamente cumplimentada tiene un día hábil para solicitar el traspaso a la otra entidad, indicándole los datos de la cuenta en la que debe abonar.

- La entidad origen tiene dos días hábiles desde la recepción de la solicitud para realizar las comprobaciones que estime oportunas.

- El traspaso del fondo se realizará a partir del tercer día hábil, también se traspasa con él la información financiera y fiscal necesaria para la suscripción del mismo.

En definitiva, cómodamente y con único trámite podemos cambiar de un fondo a otro, sin tributar por ello y buscando siempre la mejor rentabilidad financiera para nuestros ahorros.

Artículo publicado en la revista Consumer

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar