Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

¿Qué pasa con los bonos?

  • La reacción del mercado a las palabras de Ben Bernanke a finales de mayo refleja la vulneralidad de los mercados de renta fija a pérdidas significativas de capital a medida que los inversores re-evaluan su percepción de "seguridad". 
  • Incluso la anticipación de estos cambios en la política de los bancos centrales puede resultar en movimientos significativos en los precios de los activos. 
  • En este entorno, la clave para estructurar una cartera reside en gestionar bien el peso de las diferentes clases de activos, observando los cambios en las percepciones y reacciones del mercado ante los movimientos de los precios de cada activo.
  • La Fed debería reducir sus inyecciones de liquidez (QE) a partir del otoño, una vez, convencido el FOMC de la solidez del contexto económico. Este cambio de política monetaria incrementará sin duda la volatilidad. El final esperado del QE es negativo para la renta fija.

 
La reacción del mercado al testimonio de Ben Bernanke ante el Comité Económico del pasado miércoles puso de relieve la importancia crucial de las expectativas respecto a la política central para los precios de los activos. Más importante aún, ilustra la vulnerabilidad de los mercados de bonos a la pérdida significativa de capital.
 
Varios años de mercado alcista en casi todos los activos de renta fija, se ha traducido en una burbuja, lo que no es nada nuevo. Hablar de una gran rotación sl comienzo del año fue la última manifestación de esta situación. Sin embargo, esa conversación no ha dado lugar a movimientos de precios significativos.
 
Parte de la explicación de esto parece estar en una fe en el "gradualismo" entre mercado y participantes, es decir, la creencia de que los cambios en la política monetaria estarán bien llevados de forma natural.
 
Sin embargo, la historia sugiere que esto es una suposición incorrecta. Muchos han señalado el aumento en la tasa de fondos federales en 1994 por ser el ejemplo más claro de los riesgos a los que se enfrenta el mercados de bonos de actualmente, pero la historia reciente de los tipos demuestran que los cambios rara vez siguen un camino estable (véase el gráfico). En muchos casos, los efectos retardados de las políticas de estímulo anteriores obligan a los políticos a 'ponerse al día' para tratar de frenar la actividad económica.
 
 
En la actualidad estamos viendo una mejora objetiva en la economía de EE.UU., que parece incompatible con unas rentabilidades muy bajas del Tesoro:
  • Se ha producido un ajuste fiscal (fiscal cliff, sequestration). 
  • El sector industrial ha sido débil a nivel mundial, con especial preocupación en China
  • Europa sigue luchando frente a las políticas de austeridad. 
Por supuesto, no es necesario que las autoridades actúen para vender bonos. Un cambio en la percepción de los inversores es suficiente, si se trata de una creencia de que un cambio en la política está en camino, o simplemente la frustración por la pérdida de atractivos de otros lugares.
 

¿Cuál es el posible impacto de una subida de los tipos reales?

Esto no quiere decir que el cambio de política sea inminente, es muy probable que el crecimiento sea constante, la inflación siga siendo baja y la Reserva Federal siga con las políticas actuales. Sin embargo, como los movimientos recientes han mostrado, la posibilidad de un cambio en la política ha llevado a cierta confusión a los mercados financieros.
 
Estos movimientos pueden tener implicaciones importantes para la correlación entre los activos y la diversificación de la cartera disponible de los inversores. A finales de mayo, las acciones y los bonos cayeron y la pregunta es si esto puede ser sostenible. Si las percepciones cambiantes de la política se basan en la creencia de que los bancos centrales están apretando demasiado, entonces esto podría perjudicar a los activos de riesgo como las acciones y los bonos corporativos. Alternativamente, si se prevé que debido a los cambios políticos, se podría esperar una apreciación de los activos de riesgo.
 
 

¿Cómo estructurar una cartera en este contexto?

Como inversores, debemos preguntarnos constantemente qué escenarios apoyarán nuestras carteras, y si tenemos suficiente protección para limitar las posibles pérdidas
 
En este escenario, tenemos una preferencia por sectores con una valoración atractiva, como los mercados de valores cíclicos como Corea, los bancos de EE.UU. y las acciones de tecnología, y de otros índices de renta variable internacional seleccionados. En los mercados de renta variable, en general, creemos que las valoraciones atractivas ofrecen un margen de seguridad que no está presente en los "refugios seguros" tradicionales, muchos de los cuales han sido impulsados ​​a niveles profundamente caros.
 
Del mismo modo, existen activos de renta fija que parecen ofrecer cierta protección frente a un entorno de aumento de tipos. Estos incluyen los bonos corporativos de alto rendimiento y la selección de mercados de nuevos bonos del gobierno, como los emitidos por México.
 
En cuanto a la protección de una cartera, nuestra opinión es una corta exposición a los bonos del Tesoro de EE.UU.vencimiento de corto a intermedio, que ofrece un binomio rentabilidad-riesgo considerable. Con rendimientos cerca de mínimos históricos, estas posiciones (a diferencia de las exposiciones breves en los mercados de renta variable) ofrecen una distribución de rendimientos asimétricos.
 
Parece probable que la volatilidad de otros activos, que podría ser provocada por grandes movimientos en los tipos de interés crearán oportunidades de inversión.
 

Asignación de activos recomendada

 
Tácticamente, aconsejamos una toma de beneficios, fijando en neutra la posición en renta variable y en positivo la liquidez. Mantenemos la prudencia con respecto a los bonos "refugio".

 

Perspectivas sobre los Bonos del Estado 

  • Estados Unidos: los tipos a largo deberían subir de forma moderada porque la Fed va a empezar a reducir las compras de bonos. 
  • Japón: el programa QE XXL del Banco de Japón evitará un incremento excesivo de los tipos de los JGB.
  • Perspectivas a largo plazo positivas para los breakevens de inflación de EE.UU., aunque aconsejamos esperar mejores puntos de entrada.
 
 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar