Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

El enorme potencial de la atención sanitaria

Los argumentos de inversión en el sector sanitario son atractivos gracias a una serie de motores estructurales muy poderosos. Las perspectivas a largo plazo para el sector sanitario se apoyan en el auge de las clases medias, el aumento de la esperanza de vida y el rápido progreso tecnológico. Y, dado que el sector es tan vasto y heterogéneo, existe una amplísima variedad de oportunidades para los inversores. Bajo estas líneas, echamos un vistazo a las perspectivas a largo plazo de la inversión en atención sanitaria. 

Magnitud y alcance
El sector sanitario internacional es enorme. Las áreas que cubre son, entre otras, las farmacéuticas, los proveedores de equipos médicos, las empresas de seguros médicos y los hospitales. Invertir en atención sanitaria puede parecer arriesgado, pero es un sector al que los inversores no deberían dar la espalda. Anualmente, sólo el gasto mundial de fármacos aumentará previsiblemente hasta los 1,2 billones de dólares en 2016. Además, la demanda no está sujeta a los vaivenes económicosse espera que aumente en todo el mundo en consonancia con el crecimiento de las poblaciones y el incremento de la esperanza de vida. 
 

Poderosos motores a largo plazo

Existen atractivos argumentos a favor de la inversión a largo plazo en el sector salud, como son: 
  • El envejecimiento poblacional y el aumento de la esperanza de vida en todo el mundo. 
  • La mayor incidencia de las enfermedades crónicas. 
  • El incremento de la demanda emergente. 
  • El desarrollo de tratamientos personalizados a partir de avances en los mapas genéticos. 
  • La necesidad de cuidados médicos asequibles. 

Las poblaciones envejecen, la esperanza de vida aumenta

Demográficamente hablando, los mayores son los principales usuarios de los servicios de salud. Tienen más riesgo de sufrir enfermedades coronarias, cáncer, diabetes, Alzheimer y otras numerosas dolencias relacionadas con el envejecimiento. También son los principales consumidores de medicamentos y, por lo tanto, un segmento de extrema importancia para la industria farmacéutica. Las caídas de las tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida en los países desarrollados hacen que las poblaciones estén envejeciendo más que nunca. En los mercados emergentes, el mayor acceso a la atención sanitaria hace que muchas más personas lleguen a la vejez en estos países. 
 
Una enfermedad cuya frecuencia aumenta con la edad es la insuficiencia renal, que aumenta la necesidad de equipos de diálisis. DaVita es un proveedor líder en esta área para los pacientes con insuficiencia renal crónica. La compañía explota 1.642 centros de diálisis y atiende a 128.000 pacientes en EE.UU. Cabe esperar que estas cifras aumenten. 
 
El aneurisma de la aorta abdominal (AAA) es otra enfermedad que afecta a los más mayores. Consiste en una inflamación de la aorta, la arteria más grande que sale del corazón, y si se rompe este vaso el resultado es catastrófico, por lo que resulta esencial el diagnóstico y el tratamiento precoz. Afecta sobre todo a hombres de más de 55 años y es la 13ª causa principal de fallecimiento en EE.UU. El tratamiento implica reparar el aneurisma, bien mediante cirugía o bien mediante endoprótesis vasculares. 
 
Las endoprótesis vasculares tienen unas tasas de éxito más altas y mejores plazos de recuperación. Endologix es un proveedor líder en esta área. La empresa tiene una cuota de mercado de sólo el 10% en EE.UU., por lo que tiene margen para crecer gracias a sus competitivos productos. Sus ventas se han duplicado en tasa interanual durante los últimos cinco años. Además, tiene un gran potencial de crecimiento en el extranjero, especialmente en Europa. 
 
La presbicia —la incapacidad de enfocar objetos cercanos— es otro problema común que aumenta con la edad y requiere el uso de lentes correctivas. Essilor ya cuenta con una cuota de mercado mundial del 27% en el sector de las lentes correctivas. Debido a la magnitud de sus actividades de investigación y desarrollo, es probable que eleve su cuota de mercado mundial con el paso del tiempo. De hecho, el 50% de los productos que vende actualmente se han fabricado en los últimos tres años. El 80% de sus lentes se emplean en sustituir las lentes graduadas actuales. El envejecimiento de la población sólo puede acelerar el ritmo de las sustituciones. 
 

El aumento de las enfermedades crónicas 

La sociedad moderna ha fomentado unos estilos de vida más sedentarios que desafortunadamente han incrementado la incidencia de las enfermedades crónicas. El cáncer, la diabetes, las dolencias coronarias y la obesidad son enfermedades que en todos los casos se han relacionado con dietas poco saludables y falta de ejercicio físico. En las ciudades, el deterioro de la calidad del aire también ha provocado un incremento de las enfermedades respiratorias. En el pasado, estas enfermedades a menudo quedaban sin tratar por falta de cuidados médicos. Actualmente, se ha conseguir aumentar la esperanza de vida en muchas enfermedades crónicas. 
 
Por ejemplo, la producción masiva de insulina mediante bacterias modificadas biológicamente ha mejorado espectacularmente las vidas de los pacientes diabéticos. El perímetro abdominal está aumentando en todo el mundo, especialmente en los mercados emergentes, donde las dietas se están occidentalizando cada vez más. El mayor consumo de proteínas, lácteos y azúcar está aumentando la frecuencia de la diabetes, lo que está elevando la demanda de insulina. Un gran beneficiario de lo anterior es Novo Nordisk, líder mundial en el mercado de la insulina. Novolog, su popular insulina de rápida absorción, tiene una cuota de mercado de más del 50%. Otro de sus productos estrella es Victoza, que estimula el páncreas para que segregue más insulina. 
 
Se está aplicando la biotecnología para producir compuestos y anticuerpos complejos. Una de sus aplicaciones es el tratamiento del cáncer. La farmacéutica Roche ya ha producido numerosos fármacos que han mejorado la calidad de vida de los pacientes de cáncer. Su posición de mercado en los tratamientos contra el cáncer se reforzó considerablemente en 2009, cuando adquirió Genentech, una empresa innovadora con una sólida cartera de anticancerígenos en desarrollo, en una operación valorada en 46.800 millones de dólares. 
 
Actualmente, las personas seropositivas viven más gracias a los avances en fármacos antirretrovirales liderados por empresas como Gilead. En 2011, los medicamentos contra el VIH sumaron 6.400 millones de dólares en ventas para Gilead y la empresa sigue mejorando los tratamientos en esta área. También parece estar colocándose a la cabeza de los avances en el tratamiento de la hepatitis C. Aquí, la empresa cuenta con una potente cartera de nuevos productos tras la adquisición de Pharmasset en 2011.
 
La fibrosis quística es otra enfermedad crónica cuya esperanza de vida está aumentando gracias a un mejor conocimiento sobre la nutrición, los antibióticos y la desobstrucción de las vías respiratorias. Es un trastorno genético que afecta a los pulmones, el páncreas, el hígado y el intestino, y suele provocar dificultades respiratorias e infecciones de los senos nasales. La empresa Vertex cuenta con sólidas actividades en el área de la fibrosis quística y prevé ampliarlas hasta convertirlas en un negocio de 1.500 millones de dólares en cinco años. Actualmente, está realizando las últimas fases de los ensayos de un fármaco combinado que tiene muchas probabilidades de ser aprobado por las autoridades. 
 

El incremento de la demanda emergente

Otro factor que está cambiando el semblante del sector sanitario en todo el mundo es la mayor demanda de los mercados emergentes. Las clases medias crecen con rapidez y gastarán más en salud conforme vaya incrementándose la renta disponible. La mayor esperanza de vida, junto con la urbanización, los cambios en la dieta y unos estilos de vida más sedentarios, también están aumentando la incidencia de enfermedades crónicas. 
 
Muchos mercados emergentes están diseñando programas a gran escala para mejorar sus sistemas nacionales de salud. China, por ejemplo, lanzó un paquete de medidas de estímulo de 125.000 millones de dólares en 2009 por todo el país con el objetivo de llegar hasta el 90% de sus 1.300 millones de habitantes; el 46% de los fondos se está utilizando para ofrecer seguros médicos, el 47% para ayudar a las organizaciones sanitarias y el 7% restante para apoyar el sistema público de salud. El mercado farmacéutico de China era ya el octavo mayor del mundo en 2006 y se espera que se convierta en el tercero mayor a finales de 2013. 
 
Un sistema de salud eficaz pasa cada vez más por ser un elemento esencial de la sociedad contemporánea. Los pacientes de los mercados emergentes también están mejor informados sobre los tratamientos. Entretanto, existe un segmento cada vez más rico dentro de las clases medias que está dando lugar a una pujante industria sanitaria privada y a un mayor interés en los productos y servicios sanitarios de alta gama. 
 
Apollo Hospitals es un beneficiario de esta tendencia. Es el mayor gestor privado de hospitales y la mayor cadena de farmacias de la India y debería beneficiarse del acusado desequilibrio entre oferta y demanda de camas hospitalarias en la India por las elevadas barreras de entrada. También tiene planes para ampliar el número de hospitales que explota un 50% durante los próximos cuatro o cinco años para satisfacer una demanda creciente.
 
 

Los avances en genómica y el desarrollo de medicinas personalizadas 

Una razón que explica por qué la gente vive más es la detección precoz y el mejor diagnóstico de los problemas médicos. Pero, ¿qué pasaría si los médicos pudieran detectar las enfermedades que probablemente vamos a sufrir mucho antes de desarrollarlas? Una mejor comprensión del genoma humano podría mejorar los tratamientos preventivos de los pacientes en riesgo de sufrir cáncer o enfermedades coronarias. Estos avances hacen posible un enfoque personalizado de la atención sanitaria. Conocer la configuración genética de una persona permite un enfoque específico en el que la importancia del estilo de vida o la dieta puede enfatizarse en una fase temprana de la vida. 
 
Los padres podrían ser conscientes de las enfermedades genéticas durante el embarazo y eso les ayudaría a asumir mejor el tratamiento necesario cuando nacieran sus hijos. También podría ayudar a los pacientes a planificar mejor sus cuidados médicos a lo largo de su vida, especialmente los que tienen más riesgo de sufrir Alzheimer o demencia senil. Actualmente, los avances genéticos siguen creciendo a un ritmo exponencial. Desde el punto de vista de la inversión, las empresas que fabrican kits de diagnóstico mediante secuenciación genética y ofrecen servicios de detección podrían beneficiarse. Aunque está todavía en pañales, la medicina personalizada podría cambiar drásticamente la forma en que se tratan las enfermedades y transformar el sector sanitario. Más allá de la detección y la secuenciación, cabe esperar que se usen tratamientos adaptados específicamente a cada persona. 
 
Los fármacos personalizados podrían resultar ser más rentables a la hora de prevenir enfermedades antes de que sean más costosas y difíciles de tratar. En teoría, supondrían una forma de tratamiento más eficaz, ya que serían de gran ayuda durante el proceso de desarrollo de los fármacos y se traducirían en menos prescripciones durante el tratamiento hasta dar con el medicamento más adecuado. 
 
Las tendencias en investigación genómica están beneficiando a empresas como Roche tras el desarrollo de Herceptin. Este medicamento se utiliza para tratar el cáncer de mama. Es un anticuerpo monoclonal que interfiere en la función de una proteína importante conocida como  HER2. Novartis es otro ejemplo tras el desarrollo de Gleevec, que se utiliza para tratar la leucemia mieloide crónica, una tipo de cáncer de los glóbulos blancos. Este fármaco está diseñado para incidir en una proteína anormal que es fundamental para este tipo de cáncer. La mayoría de los tratamientos actuales contra el cáncer son inespecíficos y matan tanto las células sanas como las cancerosas, por lo que estos fármacos pertenecen a una nueva clase de terapias anticancerígenas que, en general, son más eficaces y menos destructivas. 
 

La necesidad de cuidados médicos asequibles

Los medicamentos genéricos ya han tenido unas importantes repercusiones en el sector sanitario y aún tienen más margen para seguir transformando esta industria. El nivel sin precedentes de caducidades de patentes farmacéuticas ha provocado un incremento en el tamaño del mercado de los genéricos. Esto se ha visto acentuado por la necesidad de conseguir ahorros en el mundo desarrollado durante estos momentos de austeridad, ya que la mayor esperanza de vida en enfermedades que antes tenían elevadas tasas de mortalidad ha aumentado el lastre que debe sobrellevar la industria sanitaria. En EE.UU., el 89% del mercado farmacéutico se encuentra en manos de los medicamentos genéricos. Las grandes necesidades de cuidados médicos asequibles en los mercados emergentes también están espoleando la demanda de genéricos. 
 
Los fármacos complejos-compuestos desarrollados por la industria biotecnológica también se han convertido en objetivo de la industria de los genéricos a través de los productos biogenéricos. Siempre habrá demanda de fármacos nuevos e innovadores que ofrezcan beneficios potencialmente atractivos, pero las empresas de genéricos han llegado para quedarse y ofrecen otra vía de diversificación. 
 
Dr Reddy's Laboratories es un buen ejemplo. Es una destacada empresa farmacéutica con sede en la India que fabrica genéricos. La empresa empezó expandiéndose a Rusia y Oriente Medio y ahora suministra productos a EE.UU. y el Reino Unido. Dr Reddy’s ha invertido mucho en investigación y desarrollo, bien para mejorar las formulaciones existentes de fármacos libres de patentes o bien para descubrir nuevos fármacos. En estos momentos, Dr Reddy's cuenta con una valoración atractiva desde un punto de vista histórico y ofrece a los inversores un buen potencial alcista a medio plazo. 
 
Hikma es otra farmacéutica que fabrica genéricos y cuenta con una posición de liderazgo fuerte en Oriente Medio y el norte de África. La empresa está ampliando su presencia en Europa y Norteamérica, especialmente en el mercado de los genéricos inyectables. Gracias al incremento de su cuota de mercado, su cotización ha crecido a tasas de dos dígitos durante el pasado año. 
 

Consideraciones desde el punto de vista de la inversión

Debido a la diversidad del sector sanitario, se pueden conseguir buenos resultados con diferentes estilos de inversión en todo el espectro de capitalizaciones. Las farmacéuticas diversificadas con caja abundante en la parte alta del espectro suelen disfrutar del favor del mercado por ser empresas que pagan dividendos, las de tamaño medio ofrecen rasgos atractivos en forma de crecimiento a precios razonables y las biotecnológicas o las empresas de reciente creación ofrecen un tremendo potencial de crecimiento a cambio de un mayor riesgo. 
 
Cada empresa tiene su propio conjunto de atractivos y riesgos. Es de sobra conocido que las grandes farmacéuticas con amplias carteras de medicamentos de marca sufren el riesgo de la caducidad de las patentes. Como resultado de ello, dependen de la innovación constante para reponer sus líneas de productos en investigación y desarrollo. Si consiguen hacerlo bien, estas empresas seguirán siendo rentables y ofreciendo a los inversores unos flujos de beneficios relativamente fiables. No obstante, el entorno está lleno de dificultades: la I+D es cara, las autoridades son exigentes a la hora de autorizar un producto y la tasa de fracaso de los nuevos fármacos es elevada. Por lo tanto, las grandes empresas farmacéuticas mantienen deliberadamente una cartera de proyectos amplia y diversificada para aumentar las probabilidades de éxito. 
 
Las operaciones corporativas son un rasgo interesante dentro del sector sanitario. Las grandes farmacéuticas recurren a las adquisiciones selectivas de empresas especializadas más pequeñas para incorporar productos o capacidades en las áreas donde tienen carencias. El atractivo inicial podría ser una sólida cartera de productos en desarrollo, o incluso un medicamento concreto en las fases finales de ensayo y aprobación. Este tipo de actividad también puede observarse en otras áreas de la industria sanitaria, por ejemplo entre los proveedores de equipos médicos. Esta actividad puede reforzar el atractivo de los valores medianos y pequeños del sector sanitario. 
 

Consideraciones estratégicas y tácticas

La magnitud y diversidad del sector sanitario permite que las carteras diversificadas se beneficien de una amplia gama de factores estratégicos y tácticos, como la valoración, el crecimiento de los beneficios y la actividad corporativa. 
 
La diversificación estratégica es bastante fácil de conseguir. El sector sanitario cubre desde la cirugía estética hasta los medicamentos contra el cáncer. Alberga numerosas industrias cuyos beneficios a menudo tienen una correlación baja. También hay que considerar la cadena de suministro: está la fabricación, el envasado, la comercialización, la distribución y, por supuesto, el suministro físico en el lugar donde se prestan los cuidados médicos. 
 
Esta diversidad hace posible orientar las inversiones hacia determinadas industrias o eslabones de la cadena de suministro que se ven favorecidas por el clima actual. Los gestores también pueden alterar la composición de las carteras entre los valores de pequeña, mediana y gran capitalización para adecuar la exposición a la beta bursátil. En un mercado bajista, los grandes valores deberían capear bien los descensos, mientras que los valores más pequeños ofrecen un buen recorrido durante un mercado alcista. 
 
Aunque algunos valores del sector salud pueden ofrecer rasgos defensivos, deben enfocarse como algo más que una simple apuesta defensiva. Así, desde un punto de vista relativo, el sector es menos sensible al ciclo económico que otros, lo que significa que ofrece unas buenas características defensivas y beneficios más predecibles en momentos de volatilidad en los mercados. Sin embargo, también puede ofrecer un tremendo potencial alcista, incluso en el caso de las grandes empresas maduras. Veamos el ejemplo de Sanofi. La empresa es líder mundial en vacunas, pero también se beneficia de un modelo de negocio diversificado que cubre medicamentos contra la diabetes, medicamentos sin receta y genéricos. Un potente catalizador del crecimiento futuro de la empresa es el aumento de la demanda en los mercados emergentes. A diferencia de una empresa de servicios públicos con un mercado estable, es una empresa madura con un atractivo potencial de crecimiento a largo plazo.
 

Efectos reglamentarios y políticos

Cuando se echa un vistazo al sector sanitario mundial, se aprecian diferencias entre países que dependen de cómo esté configurado cada sistema de salud. Algunos gobiernos financian íntegramente la atención médica, mientras que en otros es una industria privada apoyada por seguros médicos, aunque tampoco es infrecuente encontrar combinaciones de los dos modelos. 
 
Esto puede tener profundas repercusiones en la composición del sector sanitario. Además, los cambios políticos y normativos pueden transformar completamente el panorama de esta industria. Por ejemplo, en EE.UU. se aprobó la Affordable Care Act (bautizada como Obamacare) en 2010. Está diseñada para dar acceso a atención sanitaria a 53 millones de estadounidenses desfavorecidos. Esta ley establece la obligatoriedad de contratar seguros médicos y amplía las coberturas de Medicaid, que proporciona atención sanitaria a los estadounidenses más desfavorecidos. Para los inversores, esta reforma del sistema de salud de EE.UU. podría crear ganadores y perdedores. Las empresas sanitarias que dan cobertura a Medicare y Medicaid probablemente se beneficiarán, aunque todavía es pronto para saber qué empresas lo conseguirán. 
 
Entre los posibles beneficiarios están los hospitales, ya que cada vez más personas tendrán acceso a cuidados médicos que anteriormente no estaban a su alcance. Algunas aseguradoras también podrían beneficiarse, especialmente en los casos en los que el estado haya decidido externalizar los planes de salud para el grupo mayor de población ahora cubierto por Medicaid. También hay perdedores potenciales, como las empresas que pagan por la reforma sanitaria a través de los impuestos, como los fabricantes de dispositivos médicos.
¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar