Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
AXA IM

Puntos clave

  • Abierto el programa Quantitative Easing (QE) de la Reserva Federal, la compra de $ 85 mil millones de activos por mes, se puso en marcha con la intención de generar una mejora sustancial en el mercado laboral.
  • Si el mercado laboral fuera todavía el único factor detrás de QE, debería, a nuestro juicio, continuar hasta que el desempleo se encuentre cerca de un 7,25%, lo que es poco probable que se logre hasta 2014.
  • Las preocupaciones sobre el efecto del QE en los mercados crediticios y la capacidad de la Fed para finalmente, revertir el QE están impulsando a algunos en el FOMC para pedir que el QE finalice este año.
  • Creemos que QE continuará durante 2013, pero es probable que el ritmo de las compras se reduzca en los últimos meses del año.
La última ronda del QE de la Reserva Federal es un programa abierto, implica la compra de $ 85 mil millones de dólares en valores cada mes. Cuando la Fed lo puso en marcha en septiembre de 2012, dijo que el QE continuaría hasta que se produjera una "mejora sustancial" en el mercado laboral. Pero en los últimos meses, un intenso debate se ha desatado en el FOMC, entre los que creen QE debería continuar con el fin de apoyar al mercado de trabajo y los que están cada vez más preocupados por las dificultades que surgen del QE y el potencial riesgo de sobrecalentamiento en los mercados de crédito de Estados Unidos.
 
Esta nota analiza que podría constituir una "mejora sustancial" en el mercado de trabajo, y cuando pudiera suceder. A continuación, se analizan brevemente las opciones de la Fed para reducir las diferencias entre las opiniones de la FOMC.
 

Compras de la Fed: centrados en el desempleo

Aunque la motivación inicial para esta ronda de QE fue generar una "mejora sustancial" en el mercado laboral, la Fed no ha dado muchas orientaciones sobre lo que debería ser. Esta falta de orientación es probablemente el resultado de las diferentes opiniones entre los miembros del FOMC. La tasa de desempleo es muy importante, y sin duda, todos los participantes del FOMC tendrán en mente una figura que ellos creen que corresponde a una "mejora sustancial", sin embargo, sus miembros tienen diferentes objetivos.

Pero, también existen otros indicadores importantes del mercado laboral, principalmente, los datos salariales. Concretamente, el número de ofertas de empleo publicadas por empresas, la duración media del desempleo y la inflación salarial proporcionan indicadores de la demanda de trabajo en las empresas, la capacidad del país suministrar a esos trabajadores, y del grado general de capacidad disponible de la economía.

Desempleo: 7.5% no es suficiente para parar el QE

La tasa de desempleo ha caído del 10% en otoño de 2009 hasta el 7,9%, impulsado por la relativa contracción de la fuerza laboral: el baby boom generacional se está frenando y algunos de los desempleados han renunciado a buscar trabajo, desilusionados por su incapacidad para encontrar un trabajo.

En diciembre, el FOMC dijo que no subiría la tasa de los fondos federales antes de que la tasa de desempleo se redujera por debajo del 6,5%, bajo la condición de que el FOMC pronostique que la inflación se va a mantener 1 o 2 años por debajo del 2,5%.

Suponiendo que las perspectivas de inflación a medio plazo siguen siendo moderadas, parece absolutamente inverosímil que la Fed cambie la política de ajuste. En ese caso el QE tendrá que terminar antes de la tasa de desempleo alcance el 6,5%. La cuestión es cuándo. En un discurso el pasado noviembre, Charles Evans - el padre intelectual de la regla de umbral que la Fed ha adoptado para la tasa de fondos - sostuvo que un repunte en el crecimiento y más de 6 meses de crecimiento salarial por encima 200.000 constituiría una "mejora sustancial".

Otros miembros del FOMC se han abstenido de seguir su ejemplo con definiciones similares, pero parece poco probable que la Fed dejaría el QE con la tasa de desempleo muy por encima del 7,5%. Después de todo, una "mejora sustancial" en el mercado de trabajo es, sin duda, una caída de 0,5 pp en la tasa de desempleo que existía (8,1%), cuando la política fue anunciada en septiembre.

Desempleo: perspectivas 2013

Dos fuerzas determinarán el camino del desempleo este año. En primer lugar, el ritmo de la expansión económica y el crecimiento del empleo, en segundo lugar el equilibrio entre la partida de los baby boomers de la fuerza de trabajo y el grado en que los trabajadores desanimados reanuden su búsqueda de empleo. 

Sobre el primer punto, se espera una desaceleración del consumo debido al aumento de los impuestos aplicados en el marco del acuerdo sobre el abismo fiscal. Pero a partir de entonces somos relativamente optimistas sobre las perspectivas de crecimiento de EE.UU.. Durante el año 2013, las predicciones apuntan a un crecimiento en torno al 2%, continuando la tendencia de los últimos 3 años, además, nuestra expectativa es que el crecimiento se acelerará en la segunda mitad del año.

Históricamente, el crecimiento económico en torno al 2% se ha asociado con la creación de empleo más lenta que se ha experimentado en EE.UU.. Como consecuencia, el crecimiento de la productividad ha sido más lenta de lo normal. Esperamos que esta tendencia continúe este año, ya que las empresas se han beneficiado de la reducción de costes (y la productividad) en el período 2008-2010. Por tanto, se prevé un crecimiento del empleo en torno al 1,5% en 2013, a pesar del crecimiento económico de sólo el 2%.

Sin embargo, la creación de empleo no es el único factor que influye en la tasa de desempleo, también afecta la participación en el mercado laboral. Las tendencias demográficas indican que la tasa de participación es probable que siga cayendo hasta finales de esta década. Eso generará más presión a la baja sobre la tasa de desempleo.

Burbujas y balances
Si la tasa de desempleo y el mercado laboral fueron los únicos determinantes del QE, estaríamos confiados en la proyección de compras a lo largo de este año. Pero no lo son.
 
El acta de la reunión de diciembre del FOMC destacó que las preocupaciones del Comité acerca del tamaño del balance de la Fed y el impacto que podría tener sobre los mercados de crédito de Estados Unidos constituían factores críticos sobre el futuro del QE. 
 
Aunque algunos miembros del Comité se centraron en la evolución del mercado laboral, siguen siendo mayoría -e incluyen seguro a Bernanke- los que se centran en cuestiones de estabilidad financiera. Se planteó la posibilidad de que la Fed tratara de superar estos puntos de vista opuestos al desacelerar el ritmo de QE a finales de este año. 
 

19 junio: Conferencia de prensa de Bernanke

La Reserva Federal publica proyecciones económicas más o menos una vez al trimestre y Bernanke concede una conferencia de prensa al tiempo de su publicación. La próxima conferencia de prensa se realizará a finales de marzo. A pesar de que los periodistas puedan preguntarle cuánto tiempo estima que va a continuar el QE, es probable que evite ser precisado, debido a objetivos de desempleo o fechas.

Sin embargo, esas preguntas volverán a aparecer en la próxima conferencia de prensa a mediados de junio. Esperamos que en este punto, con los sobre el comportamiento del gasto de los consumidores y la creación de empleo en los primeros cinco meses del año, la Fed tendrá que ser mucho más clara sobre sus intenciones en relación con QE. 

Frenar demasiado pronto: consecuencias

Si la Fed decidiera terminar el QE, antes de que se produzca una notable mejora en el mercado de trabajo, podría tener graves consecuencias en cadena para su estrategia de precios. La comunicación clara ha sido una parte clave de la estrategia de política monetaria de Bernanke. Si los mercados fueran a perder la fe en las declaraciones del FOMC sobre la trayectoria futura de la política, sería extremadamente perjudicial para toda la estrategia. Por eso creemos que una salida muy temprana del QE es muy poco probable.

Bernanke: fuerzas equilibradas
Como siempre, las futuras declaraciones del Presidente serán decisivas. Creemos que el lenguaje emocional inusual que usó en Jackson Hole el verano pasado para describir la difícil situación del desempleo, significa que se encuentra en el grupo de los miembros del FOMC que quieren seguir el QE a lo largo de este año. Cualquier comentario público en contra sería muy significativo.
¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar