Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Comentarios de Andrew Wells sobre los últimos acontecimientos en la zona euro

1 recomendaciones

Los problemas de la zona euro están sacudiendo los mercados financieros de nuevo. Andrew Wells, director de inversiones del área de renta fija de Fidelity, hace balance de la situación y nos ofrece sus opiniones sobre los últimos acontecimientos en Francia y Grecia.  

¿Qué opina de las últimas noticias en Francia?

Ahora que los recientes procesos electorales en Europa han concluido, creo que va a comenzar el trabajo de verdad. Cuando estás en campaña puedes hacer muchas promesas, pero la realidad es que Francia ahora tiene que elegir si quiere formar parte de la Europa "del norte" o de la Europa "del sur". Puede convertirse en la cabeza visible de "los niños problemáticos" como Italia, España y Grecia, o puede tomar asiento junto a Alemania en el corazón de Europa. Durante los últimos 60 años Francia y Alemania han actuado juntas para  formar una Europa fuerte. Sin embargo, la realidad es que aunque el presidente Hollande quiere favorecer el crecimiento, también debe ser responsable; necesita que la zona euro siga estando cohesionada y no se rompa, y también necesita el apoyo de Alemania en  este proceso. La única forma que tiene para gastar más es emitir más bonos, y la única forma en que puede emitir más bonos es manteniendo los tipos de interés bajos. Para lograr estos objetivos, Hollande tendrá que convencer a la canciller alemana Angela Merkel para que acepte un poco de inflación y para poder sacar la chequera y, al mismo tiempo, tendrá que mantener a Alemania cómoda e implicada, para que los tipos de interés estén bajos y Francia pueda permitirse gastar.  
 
Así pues, nos encontramos en un momento interesante desde el punto de vista de lo que Hollande ha prometido a su electorado y lo que podrá ofrecerles. La historia nos enseña que los líderes socialistas franceses no han pecado de irresponsabilidad a la hora de gestionar las cuentas públicas, por lo que tenemos que hacer una distinción entre el discurso político y la política presupuestaria real. Hollande probablemente pedirá concesiones a Alemania -aunque no demasiadas- en materia de relajación de los programas de austeridad, ya que Hollande es realista y se preocupa sinceramente por el pueblo francés y el ciudadano de a pie, pero tampoco quiere destruir Francia y si sube los impuestos  sabe que algunas personas  y empresas podrían abandonar el país. No obstante, creo que al final Hollande será pragmático.  
 

¿Qué piensa sobre lo que está ocurriendo en Grecia?

La situación griega es mucho más peligrosa. Los dos principales partidos políticos del país han perdido el apoyo del electorado. En esencia, todo aquel que llegó a algún acuerdo previo con las autoridades de la zona euro no cuenta con el respaldo de la población. Ahora vemos cómo estos pequeños partidos políticos extremistas aumentan su fuerza y quieren replantear los acuerdos anteriores con la zona del euro. Esta podría ser la causa que desemboque en la salida de Grecia de la zona euro, ya que todos los nuevos partidos están afirmando su deseo de romper todos los acuerdos alcanzados anteriormente. Grecia tiene que aplicar recortes del gasto cifrados en aproximadamente 3.000 millones de dólares en las próximas semanas. A menos que se alcance un acuerdo para ello, Grecia no recibirá el próximo tramo de financiación y si eso no ocurre, la situación se volvería muy peligrosa. Creo que  casi todo el mundo es consciente de que es una tragedia para la población del país, pero por tamaño, Grecia supone un porcentaje muy pequeño de la economía mundial. Este hecho debería limitar las repercusiones generales, pero sólo si Italia y España pueden aislarse del problema.  
 
El riesgo de una salida desordenada del euro por parte de Grecia ha aumentado claramente. Ello es debido a que no hay cohesión política y a una  falta de claridad: conseguir acuerdos resulta difícil ahora con tantos partidos diferentes y tantos pactos diferentes. La Sra. Merkel debe estar considerando sus opciones. Si se alcanza un acuerdo, el gobierno podría cambiar en cuestión de semanas y volveríamos al principio otra vez.
 
Sin embargo, es importante señalar que el mercado de bonos descuenta ampliamente estos acontecimientos. De hecho, los bonos reestructurados de Grecia cotizan muy por debajo de su precio de emisión, alrededor del 50%. Esto significa que el mercado no cree que estos bonos vayan a reembolsarse íntegramente. Además, hay muy pocos inversores particulares e institucionales activos en este mercado.  
 

¿Cuál es la probabilidad de que Grecia salga de la Zona Euro?

Esa pregunta es difícil de responder, por razones obvias. Diría que la probabilidad es del 50%, pero todo depende de la política y las cosas  pueden desarrollarse con mucha rapidez en este plano. La política cambia las cosas y ahora mismo parece que la opinión pública lleva la voz cantante. Si eres un político griego, debes escuchar a la gente porque de lo contrario no tendrás trabajo y ahora mismo gran parte de la población dice que no quiere tener nada que ver con la zona euro.  
 
Portugal también tiene problemas, pero creemos  que no saldrá del euro, al igual que Irlanda, porque el apoyo público es más fuerte y porque no hay muy pocas elecciones a la vista. En líneas generales, lo que se necesita es más tiempo. Los problemas de la zona euro tardarán varios años en resolverse. Necesitamos crecimiento económico, necesitamos un ajuste de los costes laborales en Italia y España y algunos bancos probablemente necesitarán más ayuda para reestructurar sus balances y con sus carteras de préstamos morosos. Resulta poco creíble pensar que estos problemas se solucionarán en menos de 3-5 años. La situación también depende del ritmo de crecimiento de EE.UU., China y otras economías fuera de la región. Si miramos los últimos datos de producción industrial de Alemania, vemos que son bastante buenos y podríamos decir que la economía alemana va bien. Un euro relativamente débil es bueno para Alemania y, a cambio, estamos viendo una transferencia de activos desde Alemania hacia el sur de Europa. En un sentido, pues, Alemania está pagando un precio  por un euro barato y es subvencionar a la periferia.  
 
A más largo plazo, la integración fiscal podría ser el objetivo último, con vistas a tener un marco armonizado para los impuestos, la política fiscal y la responsabilidad presupuestaria. Sin embargo, esto también lleva tiempo, incluido el necesario para que el electorado se dé cuenta de que es en su beneficio. A pesar de los problemas de Grecia, creo que el riesgo de que el sistema de la zona euro se hunda sigue siendo muy bajo, porque las consecuencias de un suceso así serían tan dramáticas que se terminarían tomando medidas para impedirlo.
 
Andrew Wells

Andrew Wells

Es director mundial de inversiones de las divisiones de Renta Fija y Soluciones de Inversión en Fidelity. 

 

 

 

 

 

Informe completo: Comentarios sobre los últimos acontecimientos en la zona euro en PDF

 

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar