La gravedad de la crisis europea. La visión de Carmignac Gestión

La gravedad de la crisis europea. La visión de Carmignac Gestión

Carmignac

La gravedad de la crisis europea puede analizarse como la conjunción de dos circunstancias incompatibles: unas deudas públicas insostenibles y un sector bancario insuficientemente capitalizado para poder reconocer este importante lastre en sus balances.

La primera parte de la ecuación tiende a empeorar: a modo de ejemplo, Portugal sufre una carga de intereses sobre su deuda que asciende al 4,2% del PIB, mientras que su déficit primario asciende al 1,5% y su economía se contrae un 2%. En consecuencia, Portugal empezará el año 2012 a un 7,7% del equilibrio presupuestario que le permitiría empezar a devolver su deuda. Esta situación afecta a la mayoría de los países europeos, aunque con diferente intensidad, y se agravará con la ralentización económica.

En cuanto a los bancos, su dinámica también es preocupante, ya que para apuntalar sus balances, se esfuerzan por reducir su endeudamiento y minimizar sus riesgos. Con este comportamiento, precipitan el giro económico a la baja y pierden todo el interés por los títulos de deuda pública...

La concesión por parte del BCE a finales de diciembre de cantidades masivas de liquidez a tres años y a un tipo del 1% supone para los bancos un bienvenido respiro. Esta esperada iniciativa reduce sus costes de financiación y los libra del riesgo de la falta de liquidez. Pero no sobreestimemos su alcance: por una parte, la cantidad neta adicional concedida, exceptuando el reciclaje de las líneas de financiación a corto plazo existentes, es tan solo de aproximadamente 180.000 millones de euros, según nuestros cálculos. Y ya solo las necesidades de refinanciación de deuda de los gobiernos en el primer trimestre ascienden a 650.000 millones de euros. Por otro lado, se trata efectivamente de una respuesta al riesgo de liquidez de los bancos, pero en ningún caso de una respuesta a la insolvencia de los estados.

La crisis europea no ha perdido, pues, un ápice de su gravedad a comienzos del año 2012.

Didier Saint-Georges
Redactado el 22 de diciembre de 2011

Sobre Didier Saint-Georges

Didier Saint GeorgesDidier Saint-Georges inició su carrera en 1982 trabajando en la Embajada de Francia en Nueva Zelanda.  A continuación trabajó en Citigroup y Hamant Carmignac, antes de pasar 10 años en JP Morgan como Jefe de Renta Variable en Europa y Francia. Luego, pasó dos años en Merrill Lynch como Director de Renta Variable. Posteriormente, se convirtió en Director General de renta variable y derivados de Merrill Lynch, donde estuvo cinco años antes de iniciar su colaboración en Carmignac en el año 2007. Actualmente, Didier Saint-Georges es miembro del Consejo de Administración y miembro del Comité de Inversiones de Carmignac.

Sobre Carmignac Gestión 

Carmignac Gestión fue fundada por Edouard Carmignac en el año 1989. Carmignac Gestion es una de las primeras gestoras independientes de Europa. Es una de las gestoras que más está creciendo en volumen de activos, gracias a su gestión y buenos resultados. Su fondo estrella, el Carmignac Patrimoine, ha acabado en positivo durante los últimos tres años y tiene ya un patrimonio de 19 995 M millones de euros. Junto con el Carmignac Patrimoine, un fondo mixto flexible, los productos más conocidos de Carmignac son el Carmignac Securité, que invierte en deuda corporativa y de gobiernos, y el Carmignac Investissement, un fondo puro de renta variable.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar