Rankia España
Acceder
Blog Finanzas Trendy
Temas actuales, interesantes y relevantes llevados de la mano con las finanzas

Crisis económica y humanitaria en Venezuela: Pongamos atención, mexicanos

¿Qué es lo que se piensa al escuchar que se mencione a Venezuela? Muchas situaciones y conceptos pueden llegar a la mente, quizá se piense más que nada en los aspectos negativos que rodean a la nación como la pobreza que subyuga al pueblo, la dictadura de Nicolás Maduro que le fue heredada luego de 14 años en los que Hugo Chávez fungió como presidente del país, crisis, inflación, violencia y en los levantamientos debido al hartazgo hacia la tiranía de las posturas socialistas que han sumido a esta gran nación en una miseria sin precedentes. Sin embargo, Venezuela es más que solo sus conflictos y su gobierno fallido.

El país sudamericano es reconocido por ser poseedor de una riqueza natural extraordinaria; actualmente su economía es sustentada por recursos naturales altamente codiciados y con gran capacidad de generar recursos al ser comercializados en el mercado externo. Dichos recursos incluyen reservas de gran tamaño e importancia de minerales como el oro, diamantes, el coltán que es un mineral utilizado para la fabricación de componentes eléctricos, hierro y la bauxita, utilizada como componente del aluminio. Otro elemento relevante es el gas natural que sirve como un combustible eficiente, limpio y seguro; sus reservas ascienden a 5.7 billones de m³.

No obstante, el recurso clave dentro de la naturaleza venezolana es el petróleo; los yacimientos se encuentran ubicados en la conocida Faja del Orinoco, una zona de alrededor de 55 mil km2 que alberga unos 301 mil millones de barriles del oro negro, superando a países como Arabia Saudita y Canadá, lo cual la hace la más grande del mundo.

La existencia de este preciado bien no renovable era conocida incluso antes de la conquista española, pero no fue hasta el siglo XX que se empezó a explotar, producir y refinar. El “boom” a raíz de la Revolución Industrial y la necesidad de operar las grandes fábricas y sus componentes, así como la incursión en nuevos medios de transporte y métodos de carga, fueron factores para que en solo dos décadas Venezuela alcanzara a ser uno de los principales productores de petróleo y el país con más exportaciones a nivel mundial. Lo que parecía ser una fuente de riqueza inagotable y la solución a la brecha en la desigualdad económica y social que se vivían en la nación era solo el inicio de un gran problema con consecuencias que se viven hoy en día.

Cuando la administración de un país decide por optar en centrar su economía solamente a la producción de un bien, descuidando el resto de los sectores, se genera un fenómeno llamado síndrome holandés, el cual provoca un déficit en los ingresos que se dan por medio de otras actividades económicas importantes que no reciben los recursos, mano de obra y atención necesaria para desarrollarse a la par con la principal actividad económica. Esta medida ocasionó que la agricultura, manufactura y comercialización de los bienes internos de la nación fuera en declive, dejando como principal fuente de capital la exportación de petróleo, la cual al estar sujeta a la oferta y demanda podría caer de un momento a otro, dejando a Venezuela frágil, económicamente hablando, ante la baja de los precios del crudo.

El descuido en el resto de los sectores hizo caer a el país en una situación donde los recursos eran orientados en su mayoría a la producción petrolera, por lo cual se derivaron fuertes problemas sociales en temas de educación, salud, infraestructura… áreas que inevitablemente darían pie a la crisis humanitaria y económica que se vive actualmente y desde hace ya décadas. Las repentinas bajas en el precio del petróleo causaron grandes pérdidas y un recorte importante a los recursos, sin oportunidad de contrarrestar debido a la debilidad en el resto de las actividades primarias y secundarias, ya que también muchos bienes y productos básicos tenían que ser importados a gran escala debido al desabasto y el abandono en su economía.

El disgusto generalizado de la población hacia los gobiernos derechistas y el voto por un “verdadero cambio” ante la creciente y arraigada corrupción, el elevado nivel de inflación y la falta de oportunidades laborales fue lo que le dio entrada a la dictadura de Hugo Chávez, quien prometió a el pueblo repartir la riqueza restante de Venezuela para así alcanzar un nivel óptimo de vida a través de los diferentes programas de ayuda sociales, sin embargo, la realidad resultó ser muy diferente. Dichas promesas de campaña solamente sirvieron para ganarse el apoyo de quienes eran beneficiados por la ayuda de gobierno, manteniéndolos como fieles votantes para mantener un gobierno lleno de funcionarios incluso más corruptos y con nulo interés en las carencias y dificultades de la población. Se dejaron de lado (una vez más) sectores que eran prometedores, se desalentó la inversión al turismo, a la industria fundamental y a la agricultura.

La creciente crisis humanitaria creó una alerta para EUA, donde su bloqueo económico como represión a la dictadura de Maduro y a sus actos de violencia en contra de los opositores encabezados por Juan Guaidó solo ha creado el fomento del odio, la carencia de los productos más básicos y desabastecimiento de medicinas a lo largo de la república, sin mencionar la migración masiva hacia otras naciones, dando como resultado problemas geopolíticos en los que México también se ha visto involucrado.

Una situación similar en cuestión de política y promesas fallidas se está viviendo actualmente en la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien asegura mantenerse neutral ante el contexto en que se encuentra Venezuela, sin embargo sus declaraciones, su gabinete y sus acciones dejan más que claro su inclinación total por el socialismo, por dar a quien menos tiene tomando dinero del erario de millones de mexicanos trabajadores, no logrando entender aún la importancia del crear y desarrollar la industria y sus diversos sectores para así llamar a la prosperidad económica y  al empleo, para de esta manera instituir programas sociales con verdaderos resultados que fundan las bases para una sociedad educada, trabajadora y contribuidora con su país.

De las propuestas más criticadas en lo que va de su mandato es la de la inversión de 3,000 mdd  para modernizar seis refinerías; en una época globalizada donde la naturaleza está demandando y cobrando cuenta debido al cambio climático y a la sobre explotación de los recursos, un desembolso en un proyecto de este tipo y magnitud resulta una decisión sumamente errónea y poco consciente ante las diversas problemáticas en materia ecológica, donde las potencias mundiales se van inclinando hacia la inversión en energías alternativas y planean en un futuro dejar al petróleo en segundo plano como combustible. De igual manera, el depender económicamente del oro negro en lugar de fortalecer otros sectores llama a la posible miseria y falla en este plan debido a la volatilidad en los mercados de petróleo y de divisas.

El ver la incertidumbre en que vive el pueblo venezolano debería ser llamado suficiente para despertar y exigir a este gobierno (y al que sea que venga) un concreto plan económico que se funde en el progreso y la prosperidad, no en dar solo por dar y acarrear votos, no en facilitar la corrupción, no en tirar dinero en perjuicio del planeta, no en crear un pueblo dependiente y sometido; el cambio es en el avance y la construcción, no en demoler y servirse a sí mismo.

 

Bibliografía

F. Guerrero, V. J. (10 de febrero de 2019). LATERCERA. Obtenido de Mundo: https://www.latercera.com/mundo/noticia/los-valiosos-disputados-recursos-naturales-sustentan-venezuela/522991/

Solís, A. (12 de febrero de 2019). Forbes. Obtenido de Forbes MX: https://www.forbes.com.mx/modernizar-las-seis-refinerias-de-mexico-requiere-3000-mdd-rengen/

Vielma, F. (25 de abril de 2019). Mision Verdad. Obtenido de UNA EXPLICACIÓN PROFUNDA SOBRE EL BLOQUEO ECONÓMICO CONTRA VENEZUELA: http://misionverdad.com/investigaciones/una-explicacion-profunda-sobre-el-bloqueo-economico-contra-venezuela

Wilpert, G. (30 de agosto de 2003). Venezuelanalysis.com. Obtenido de Opinion & Analysis The Economics, Culture, and Politics of Oil in Venezuela: https://venezuelanalysis.com/analysis/74

Autor del blog
  • Jaqueline.Pddl

    •Licenciada en Finanzas y Contabilidad •Universidad La Salle Chihuahua •22 años •Apasionada, curiosa y (casi) siempre al tanto de lo que ocurre en nuestra nación y el planeta en el ámbito financiero, político y económico.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil

¿Qué broker se adapta más a tu perfil?

Rellena nuestra encuesta y descubre qué broker se adapta mejor a tu perfil de inversión.

Descubrir mi broker


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar