3

Por Salvador Navarro Montoliu


Uno de los primeros consejos que me dieron a la hora de invertir en bolsa fue: nunca compres un valor que este en caída libre, un cuchillo que cae siempre termina cortándote. Pero el objetivo de un bróker es ese, comprar en el soporte (suelo del precio de la acción) y vender en la resistencia (techo del precio de la acción), cuanto mayor sea la diferencia entre el precio de compra (Soporte) y el de venta (Techo) mayores los beneficios.

Pero: ¿cuando sabemos que estamos en el soporte o suelo del precio de la acción?

Difícil pregunta, pero vamos a intentar responderla…

Uno de los valores más importante del Ibex-35, por no decir el que más: Telefónica, el verano pasado después de unas semanas de estrepitosas caídas se ponía en los 13 euros, la recomendación del mercado: comprar sin dudar, precio de entrada a gritos, sólo con la rentabilidad vía dividendo merece la pena, un poco tiempo después Telefónica cae a los 12 euros por acción, y en Marzo el desplome definitivo que la llevaba a perder los 9 euros hace escasas semanas.  

Conclusión: Por muy atractivo que parezca el precio, para entrar, cuando el mercado este en caída libre mantente alejado hasta que se dibuje con claridad un suelo.

precio mercado

Hoy en día es muy difícil saber cuál es el suelo de una acción, más que nada porque el mercado vive en permanente estado de pánico, y que significa esto, que no distingue los buenos valores de los malos valores, todo cae sin ton ni son, la gran pregunta es ¿hasta cuando caerá?  

Esa pregunta tiene otra para responderla ¿Grecia?, ese es el verdadero punto de inflexión, sin duda, de esta crisis, si los mercados se convencen de la solución que se le dé, se empezara a entre ver un suelo, un suelo que no una recuperación, y ese será el momento de entrar en el mercado.  

Si al contrario, la solución no convence a los mercados, habremos perdido la pelota de partido, y por desgracia el siguiente escenario de juego será España e Italia, con la continuidad del Euro en el punto de mira.

  1. en respuesta a Juanff
    -
    #3
    18/06/12 23:19

    En un "mercado bajista", aunque se mantengan +/- el numero de operadores y de operaciones, al final el valor reflejado disminuirá.

    Por otra parte, eso de hacer venta-compras, en lugar de compra-ventas, es algo anómalo. El funeral antes del bautizo. Técnicamente perfectamente posible, pero no es "natural", así que hay que echar mano de instrumentos financieros derivados.

    Justo eso es lo que reflejan los balances del mercado de BME. Disminución bastante significativa en el volumen de efectivo, bastante menos disminución en número de operaciones, e incremento MUY significativo tanto en el número como en el volumen en operativa de derivados.

    Seguramente está sucediendo una masacre de pezqueñines, y una enganchada de institucionales destinados a minoritarios cautivos (fondos y planes de pensiones comercializados por banca minorista generalista). Pero los que se dedican a esto profesionalmente, creo que siguen tan o más animados que nunca.

    A fin de cuentas, viendo este gráfico, ¿quien no querría entrar?
    Es el mismo que el del post, pero en vista especular.

  2. en respuesta a Cachilipox
    -
    #2
    18/06/12 15:53

    Olvidas que los mercados han reducido mucho el volumen de negociación al largarse la mayor parte de los compradores finales que son los particulares. Los traders siempre están hay porque es negocio y también están los cuidadores de los títulos que están obligados a dar liquidez al mercado.

    S2

  3. #1
    18/06/12 14:56

    Eso del pánico en el mercado, supongo que será un eufemismo. Lo que de verdad podemos observar es una euforia desmedida por los cortos. Y es normal, la grandísima mayor parte de operaciones se hacen a favor de la tendencia. Si está es para arriba, euforia de largos. Y si es para abajo, euforia de cortos.
    El pánico en el mercado será en todo caso, cuando dejen de haber operaciones en él. Cosa que sí observamos en el mercado inmobiliario, donde a parte de daciones en pago de promotores quebrados, apenas nada se mueve. Pero en el mercado de acciones y bonos, la alegría por hacer operaciones es desmedida. Y naturalmente, a favor de tendencia.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar