Los mercados, esos seres no terrenales

Nunca antes se había hablado de ellos con tanto pavor. Son el nuevo chupacabras, el nuevo E.T., el nuevo fantasma de mujer que se aparece tras la curva. Mucha gente conoce la historia de alguien que asegura tener un amigo cuyo cuñado consiguió avistar uno en una ocasión.

Los mercados siempre han estado ahí, tan cerca y tan lejos a la vez. Unos pocos los usan para enriquecerse mientras muchos otros luchan contra ellos intentando conservar sus patrimonios. Sin embargo, de uno u otro modo, nadie les concede la soberanía que necesitarían para convivir en libertad junto al resto de mortales.

Detrás de cada mercado siempre hay alguien que intenta orientarlo hacia sus intereses. Se conocen historias de mercados emergentes, de mercados en recesión, de mercados en expansión y de mercados muertos.

 

Jamás nadie ha avistado un mercado en libertad. Muchos nuevos liberales hablan de ellos como seres mansos actualmente supeditados al collar de estrangulamiento de sus gobernantes y prometen que sus manos invisibles no amenazarían la soberanía de la raza humana, pero nadie les cree.

¿Por qué no los dejamos vivir en libertad?, se preguntan ¿Por qué los sometemos a la tiranía humana? Recuerden que un animal salvaje al sentirse acorralado y atemorizado tendería a la furia, a la ira y a la destrucción de la mano opresora que lo castiga. ¿Acaso no está ocurriendo ya? ¿O tal vez esos visionarios se confunden y es la actual libertad de la que gozan la culpable de nuestros males actuales?
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar