2


Dubai aspiraba a convertirse en el centro financiero de Oriente Medio y ha terminado siendo una ciudad fantasma en mitad del desierto. Rascacielos gigantes, ambiciosos complejos turísticos y grandes proyectos megalómanos de hormigón al calor de un crédito fácil que ha terminado pasando factura. El precio de la vivienda llegó a subir un 5% semanal en pleno boom y tras el crack ya ha bajado más de un 50% (y sigue bajando). La gente aparca los coches en el aeropuerto con las llaves puestas, las tarjetas de crédito en la guantera y pillan el primer avión de regreso a casa. Si no pagas al banco vas al trullo: morosidad cero.

Dubai, el paraíso frustrado de todo buen pocero que se precie. Quería convertirse en el Marina d´Or de los más cool del planeta a base de ladrillos baratos y han pasado de querer repartir riqueza a esparcir mierda.

  1. #1
    Anonimo
    30/05/10 03:49

    Pues que coman arena y beban petróleo. Seguro que querían hacer cajas para financiar mezquitas en Europa y "un mundo multicultural".

  2. #2
    Anonimo
    30/05/10 00:34

    El detalle de "los poceros" lo mejor del artículo. Otra curiosidad sobre Dubai es que allí no hay desempleo, cuando te quedas sin trabajo te expusan a tu país. Igualito que en España vamos....

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar