¿Habéis expresado en alguna ocasión la popular frase de, “Quien Rompe, Paga”?, fruto aludido de la ineficaz o torpe destreza de un ajeno con muchas probabilidades de lastimar algún producto, pues bien, debería extenderse a quienes “asesoran” o gestionan servicios ofrecidos.

Esta practica es muy común en el ámbito p€olitico que se jarta de clamar auxilio a sus homónimos antagónicos ofreciendo pactos y/o alianzas para encubrir las desmedidas que no han funcionado tal y como esperaban. Quien rompe, paga, ¿no?.

Quien asume responsabilidades de planificación social no puede exigir esfuerzos ajenos para que otros carguen con el coste de su ineficacia. Carecer de métodos siempre ha sido la causa. La evaluación del enfermo en los orígenes de la estafa fue erróneamente diagnosticada, la cura suministrada ha visto la salud del paciente devaluada, no se recetaron las medicinas que este necesitaba. El Hospital no ha sido el responsable, así que medico, cúrate a ti mismo, no sin antes pagar la factura claro.

Para que no se nos señale como desestabilizadores de la “paZ social” y “estabilidaZ universal”, ahí va otra de las medidaZ que podría haber recetado el desgobierno: Inyectar dinero publico directamente a las empresas para no destruir empleo, asumiendo en un 50 % las nominas y costes salariales de los trabajadores que las integren.

Es decir, destinar directamente a las empresas los subsidios por desempleo a cambio de que estas no destruyan empleo, con esta medida se reduce la elevada tasa de paro y se consigue estabilizar al paciente, porque sin empleo no hay consumo, sin consumo no hay producción, sin producción no hay empleo, etc... Ya la vais conociendo, así es la fantástica economía cíclica de mercado que nunca protege a su mayor aliado.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar