Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

 

Lamentablemente, hemos de comunicaros una mala noticia, todo el dinero que existe, es “negro”. No obstante, esperamos que la interpretación del color negro nos disculpe, pero no por utilizarle en un contexto socio-cultural programado, sino por asociarlo con el dinero.

 

Como cualquier dicotomía proyectada desde la cúspide de una organización de poder, basada en dualismos opuestos que tan solo favorecen a sus intereses, con el dinero, también se ha establecido esta relación simplista que diferencia el bien del mal, por ejemplo, si no eres capitalista, eres comunista, si no eres republicano, eres demócrata, y así, sucesivamente en todas las áreas socio-culturales afectas a asuntos humanos, no obstante, esta visión de túnel es reparable si introducimos nuevos métodos realmente efectivos que solucionen continuamente todos nuestros problemas técnicos en aras de mejorar nuestra sociedad actual, que, sufre una patología socio-cultural monetariamente interesada en aras de esclavizar a toda la humanidad a su mas lucrativo antojo.

 

Sin profundizar en una aplicación humanitaria de ciencia y tecnología como alternativa real a métodos de planificación social insuficientes, sigamos con la asignación del color negro al dinero por interés plutócrata.

 

El BCE, la máxima institución plutócrata Europea en manos privadas, es la principal fuente de creación del dinero, que, a través de su red de bancos privados extiende una sólida telaraña de deuda en aras de atrapar a todas las naciones como sus presas.

 

Ahora, intentad contestar a la siguiente pregunta, ¿Cómo creéis que se crea el dinero?, si os habéis autocontestado que es el gobierno quien lo crea, estáis equivocados. Pero no os preocupéis por vuestro desconocimiento, han sido y son muy efectivos desinformando a la población durante décadas, incluso siglos.

 

Así que, tal y como cree la mayoría de la sociedad, el dinero no es creado por nuestros gobiernos, excepto algunos claro. Es creado por Bancos privados en forma de préstamos. Y, este sistema privado de creación de dinero ha crecido exponencialmente durante siglos, bancarizando gobiernos a nivel mundial, y, saqueando sus recursos mas valiosos. A este proceso fraudulento se le conoce como Reserva Fraccionaria

 

Pero, descubriendo la fuente y origen, ¿Dónde consiguen los primeros depósitos los bancos privados para llevar a cabo la manipulada expansión monetaria?, simple, a través del Banco Central que corresponda, es decir, los gobiernos emiten instrumentos de deuda, bonos, que, la red de bancos privados compra pidiendo prestado al banco central europeo, siendo así como brota la primera semilla del dinero deuda. Toda esta amañada práctica podría evitarse, ¿Cómo?, emitiendo directamente los gobiernos nuevo dinero libre de deuda, que, sustituya a toda la actual oferta monetaria.

 

Y por ultimo, revelamos el origen principal de todo el dinero. Si los bancos privados reciben sus primeros depósitos del banco central, ¿de donde consigue estos depósitos el banco central?, DE LA NADA, es decir, tan solo realiza una anotación contable en sus libros, así de simple y sencillo.

 

Sin embargo, el inválido sistema monetario actual predominante también contiene las semillas para su propia destrucción, la fuente de su poder, es también un fatal defecto de diseño estructural. Con permiso de Ellen Brown, a continuación detallamos cual es este defecto:

 

“…La falla es que los bancos otorgan ‘crédito bancario’ que se debe pagar con intereses, aunque no tienen la obligación de gastar los intereses que recaudan, y así, los prestatarios pueden obtenerlo una y otra vez con el fin de cancelar su deuda. En contraste, este dinero se invierte en varios casinos fuera del alcance de los prestatarios. Esto lleva a una continua necesidad sistémica por obtener más dinero nuevo de crédito bancario, más deuda con más intereses adjuntos para evitar moratorias generalizadas y el colapso deflacionario...". Es decir, el dinero no es reciclado en la economía real productiva, que, evitaría la anterior trampa crediticia. Solución; la Banca de propiedad pública al servicio de la ciudadanía.

 

Hoy en día, este problema es particularmente evidente en la Unión Europea. El €uro es un sistema de cambio fijo, que, no permite la expansión para satisfacer las demandas del casino de préstamos privados que nos gobierna. El resultado, es que las naciones miembros de la Unión Europea, en conjunto, están abrumadas por la deuda.

 

Cualquier sistema monetario con base pública, donde el dinero se crea libre de deuda, sin interés asociado, y, sea directamente a la comunidad prestado, es socialmente solido y sostenible, pero, si los gobiernos únicamente imprimen y gastan, aumentando la oferta monetaria sin control, que, devalúa al mismo tiempo la moneda, el sistema monetario será fallido.

 

Obviamente, para los banqueros es un buen sistema, les ha permitido establecer el control absoluto. El objetivo final, crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país, y, la economía mundial en su conjunto. Efectivamente, ya lo han conseguido, a través de varias instituciones privadas como el Banco Mundial (BM), Banco Internacional de Pagos (BIS), y, el Fondo Monetario Internacional (FMI), que, no son mas que extensiones internacionales de los Bancos Centrales.

 

Pero, ¿Cómo funciona esta pirámide?, en la cima, el Banco de Pagos Internacionales [BPI] con sede en Basilea, Suiza; un banco de propiedad privada, controlado por todos los bancos centrales del mundo, que, a su vez son un conglomerado de empresas bancarias privadas. Desde su origen y fundación, cada banco central trató de dominar a su Gobierno, controlando los préstamos del Tesoro. Esta trampa de deuda planificada está llegando a su fin, pero, podemos evitarla, denunciando al Banco Central Europeo, y sucedáneos, por Blanqueo de Capitales.

 

Entendida toda la cadena manipulada de emisión del dinero, donde, la BancoCleptocracia recibe sus principales depósitos del Banco Central, que, éste a su vez crea de la nada, concluimos que, todo el dinero que existe es “negro”, es decir, su origen es ilícito. Insistimos que acepte nuestras disculpas el color negro por asociarle con el dinero.

 

Aplicando la lógica Barrio Sésamo amparada en la legalidad vigente, donde, si todo el dinero que existe es “negro”, ilícito, introducirlo en el sistema monetario, será, Blanqueo, por lo tanto, se produce una acción ilícita, y, siendo estrictos en la aplicación jurídica del blanqueo de capitales, donde, se define esta acción ilícita como:

 

“…Es una actividad ilegal que consiste en disimular el origen de fondos procedentes de actividades ilícitas o de naturaleza criminal…”

“…Es aquella operación a través de la cual el dinero de origen siempre ilícito es invertido, ocultado, sustituido o transformado y restituido a los circuitos económicos legales, incorporándose a cualquier tipo de negocio como si se hubiera obtenido de forma lícita…”

“…Darle la apariencia de legalidad y permitir así al delincuente disfrutarlo sin ser descubierto: el que blanquea dinero procedente de un delito ayuda por tanto al delincuente a aprovecharse plenamente del producto de su infracción…”

 

Efectivamente, el fraudulento sistema monetario actual es una organización criminal integrada por delincuentes que emiten y crean dinero ilícito en aras de expropiar todos los recursos gratuitos del planeta a cambio de nada, y, esclavizar a toda la humanidad a su más lucrativo antojo.

 

Sra. Justicia, arreste a Mario Draghi.

 

 

 

¿Queréis Conocer y Compartir el Nuevo Proyecto de la AbundioTeca?, WikiBolsa, Enciclopedia Bursátil y Monetaria, que, Informará y Compartirá  Abiertamente con todos sus Usuarios, Códigos y Métodos Aplicados para Ganar Dinero en todos los Mercados Monetarios: Bolsa, Renta Fija, Derivados, y, Divisas.

Si durante el periodo de Promocion ya Descargarteis Gratuitamente el Primer Tomo, ahora tambien podreis Ganar unas Monedas con su Expansion Masiva. En un anterior post, "Como Ganar Dinero Expandiendo WikiBolsa", anunciamos esta inciativa

No obstante, si quereis adquirirlo en cualquier formato (fisico o electronico), y/o idioma, por unas cuantas monedas, podreis encontrarlo en la siguiente estanteria

Más Información, en www.wikibolsa.org. Os esperamos.

  1. en respuesta a dilbert
    #21
    Ice man

    Mejor usar un ejemplo sencillo que todo el mundo pueda comprender, de hecho hace un rato estaba discutiendo con un economista sobre el tema y hasta él lo ha entendido.

    Imaginemos que el señor Mario en lugar de ser el jefe del BCE es el dueño de Audi, imaginemos también que los Audi son los únicos vehículos que existen.

    Sigamos imaginando que yo tengo un Audi, hago un asiento contable conforme tengo el Audi, y que lo guardo en un parking de Barcelona cuando no lo uso, lo cual ocurre a menudo y por largas temporadas.

    El dueño del parking, un tal Pepe, me ofrece la posibilidad de cobrarme menos o incluso pagarme si cuando no uso el automóvil dejo que se lo preste a otros. Le digo que sí y rápidamente hace un asiento contable en el que figura que tiene mi Audi en depósito y que lo puede prestar. De Audi sigue habiendo uno solo aunque existan dos asientos contables.

    Va un señor que ha de desplazarse de Barcelona a Madrid al garaje de Pepe y le solicita que le preste un automóvil, a lo cual Pepe accede encantado ya que por hacerlo cobra.

    Este señor cuando llega a Madrid, donde ha de pasar unos días, no encuentra aparcamiento gratuito y busca un parking encontrando uno que pertenece a Juanma.

    Juanma le hace la misma oferta que Pepe me ha hecho a mí: dejar el automóvil aparcado a bajo precio a cambio de que él pueda prestarlo. Él accede encantado ya que se va a ahorrar una pasta y Juanma hace un asiento contable, al igual que Pepe, conforme tiene un Audi en depósito y que lo puede prestar. De momento ya tenemos contabilizados 3 Audi.

    Otro señor quiere desplazarse desde Madrid a Bilbao y acude al garaje de Juanma…llega a Bilbao…deja el Audi en un parking…oferta al canto…ya tenemos contabilizados 4 Audi.

    Añadamos encima que como no todos los parkings tienen la misma cantidad de depositantes de Audis que de solicitantes se realizan swaps de Audis entre ellos, lo cual origina más asientos contables, digamos 3 más.

    Según tú los garajes están creando Audis de la nada haciendo asientos contables, pero aunque el Audi está contabilizado 7 veces por la carretera solo circula uno de solo, el que ha fabricado Mario.

    Pues lo mismo ocurre con la masa monetaria, los bancos pueden hacer los asientos contables que les de la gana que la masa monetaria solo la puede crear el BCE:

    BASE MONETARIA = efectivo en manos del público + reservas bancarias

    Como ves los asientos contables no aparecen por ningún lado en la base monetaria.

    Los economistas, a efectos de cálculo, prefieren usar la oferta monetaria donde:

    • M0: el total de toda moneda física (billetes + monedas), más cuentas bancarias depositadas en los Bancos Centrales
    • M1: M0 + cantidades en cuentas corrientes (estrictamente oferta monetaria)
    • M2: M1 + cuentas de ahorros, cuentas de economía de mercado y cuentas de certificados de depósito.
    • M3: M2 + todos los demás tipos de certificados de depósito, depósitos en moneda extranjera
    • M4:M3 + el cuasi-dinero (pagarés y otros instrumentos financieros muy poco líquidos)

    Como puedes ver los asientos bancarios sí aparecen en este caso en forma de instrumentos financieros, pero estamos hablando de OFERTA monetaria.

    Yo puedo ofrecerte 400 Audis, pero si solo tengo uno y nadie me presta los 399 que me faltan pues solo podré acabar dándote uno porque de Audi sigue habiendo solo uno, es el mío y mientras lo conduce uno no puede conducirlo otro.

    Cosa distinta es que si en lugar de estar todo el día aparcado en el garaje porque yo lo uso poco continuamente ves pasar Audis por delante de tu casa. No ha aumentado la oferta monetaria o de Audis, simplemente a aumentado la velocidad a la que circula ya que la

    Velocidad = el número de veces por año que el dinero cambia de manos (PIB/Oferta de dinero)

    Los bancos aumenta la velocidad de circulación de dinero y ello puede tener consecuencias inflacionistas o deflacionistas pero NO pueden fabricar dinero al igual que un parking no puede fabricar Audis.

    Estás confundiendo churras con merinas, en este caso la creación de dinero con la velocidad a la que circula.

    Yo seré terco, tu más, pero la realidad es aún más tozuda.

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Ice man
    #22
    dilbert

    Te agradezco el esfuerzo en idear un ejemplo concreto, pero me ha quedado una duda: El parking de Barcelona, ¿es abierto o cerrado?

    Me recuerdas a un amigo. Es muy inteligente y culto, y normalmente tiene razón. Pero no soporta que alguien le venga con una idea que se no se le ha ocurrido a él antes.

    Insisto, Money creation in the modern economy. Bank of England. Lo explica con todo lujo de detalles. Yo he intentado resumirte los puntos principales, pero como te decía, me recuerdas a mi amigo. Ah, enséñale el documento del BoE a tu amigo economista.

  3. en respuesta a dilbert
    #23
    Ice man

    Ahora mismo tengo dos Audi aparcados, uno en un parking abierto y otro en uno cerrado, si te interesa mucho también puedo especificarte donde tengo aparcados el Mazda deportivo y el Opel de colección.

    Hasta hace poco yo estaba igual de convencido que tú de que los bancos podían crear dinero a base de crédito y en alguna parte de Rankia lo escribí, me lo rebatieron y entendí el porqué de mi error no sin antes tener que devanarme bastante los sesos. Así que fíjate si me gustan las ideas nuevas que no se me habían ocurrido a mí antes que ahora estoy defendiendo una de otro rankiano que me rebatió la mía.

    He leído el artículo -a pesar de que me repatea tener que leer en inglés- y el artículo especifica claramente que habla de dinero en su sentido amplio “of broad money” por lo cual se refiere a OFERTA MONETARIA y no a BASE MONETARIA, que son dos cosas distintas como ya te expliqué.

    Según el artículo cuando se emite un pagaré se crea dinero, pues bien a lo largo de toda mi vida he emitido un montón de pagarés y te aseguro que no soy un banco ni he creado dinero con ello, solo he adquirido la obligación de pagarlo en un futuro. Según el artículo cuando se paga un préstamo se destruye dinero y cualquiera sabe que cuando uno paga no está quemando billetes.

    En el mejor de los casos estamos hablando de agregados monetarios, de los cuales te he explicado que existen desde M0 a M4, aunque algunos economistas incluyen más categorías llegando a M7. El artículo habla de la velocidad de circulación del dinero que como ya te he dicho tiene consecuencias inflacionistas o deflacionistas y que puede ser acelerada por los bancos y su efecto contrarrestado por la imposición de tipos mayores o menores de interés por el banco central.

    En macroeconomía se entiende por Oferta de dinero la cantidad de dinero disponible (no de existente) en una economía para comprar bienes y servicios, en un momento dado. La oferta monetaria es determinada de manera conjunta por el sistema bancario privado, el banco central del país y el público que comprende las familias y las empresas.

    El banco central modificando los tipos de interés puede conseguir que la oferta sea mayor o menor haciendo más atractiva la solicitud de un crédito que poniendo el dinero bajo el colchón o viceversa. El banco central puede controlar la oferta de dinero y su velocidad de circulación con otros medios además de la creación de nuevo dinero.

    Según tu teoría no haría falta crear ningún nuevo tipo de moneda, bastaría con que las empresas y las familias pagaran sus créditos y no pidieran más. Dile a la gente que no pida hipotecas y a las empresas que no pidan créditos y verás a donde te mandan.

    A efectos prácticos los autores cuentan los Audi que ven circulando por la carretera en cada momento. Según ellos cuando el parking presta un Audi se crea el Audi y cuando el cliente retorna el Audi se destruye ese Audi. También a efectos prácticos la DGT podría hacer lo mismo ya que lo que le interesa no es cuantos Audi existen si no solo cuantos Audi están circulando por la carretera en cada momento y en que carreteras están circulando a fin de regular el tráfico y construir más o menos carreteras, pero el número de Audi reales sigue siendo el mismo te pongas como te pongas.

    Al mismo efecto práctico algunos economistas consideran los agregados monetarios equivalentes a dinero, ya que pueden aumentar la velocidad de circulación de dinero, y otros no.

    Si en lugar de decirme que los bancos crean dinero de la nada me dices que crean agregados monetarios que inciden en la velocidad de circulación del dinero estaremos de acuerdo en ello y te diré que eso lo puede regular un banco central de varias formas sin necesidad de inventarse ningún nuevo tipo de dinero.

    Mi amigo el economista sabe perfectamente como funciona la creación de dinero los agregados monetarios y la velocidad de circulación. Todo cuanto explica el artículo ya me lo había explicado él con anterioridad, y como es un rankiano habitual (quien por cierto, no es el que rebatió mi anterior creencia de que los bancos podían crear dinero) si le apetece te leerá y si no pues no lo hará.

    1 recomendaciones
  4. en respuesta a Ice man
    #24
    dilbert

    Ya sé que eres refractario a cualquier idea que no provenga de ti mismo, pero quizás prestes algo de atención al Financial Times. http://www.ft.com/cms/s/0/e336ea7e-0d33-11e5-a83a-00144feabdc0.html#axzz3cTD0r8KL

    "Banks do not simply lend out money deposited by savers, the so-called loanable funds model that most economic textbooks propound. Instead they create deposits when they make loans, effectively expanding the money supply. They create most of the money in circulation, and are limited in how much they create mainly by their own assessment of the implications of new lending for their solvency and profitability."

    Yo creo que más claro...

  5. en respuesta a dilbert
    #25
    Ice man

    El artículo no lo puedo abrir, pero entre los economistas hay varios conceptos sobre lo que es dinero:

    a) la tradición de David Hume, bullionismo radical y Escuela Monetaria asume que todas las monedas (incluyendo las promesas de pago del banco central) son dinero.

    b) la tradición mercantilista y antibullionista piensa que todas las monedas (incluyendo el oro) son crédito.

    c) la tradición de Cantillon, Adam Smith, bullionismo moderado y Escuela Bancaria entiende que dinero y crédito son realidades distintas.

    Si tú asumes el postulado “a” como definición de dinero y yo asumo el postulado “c” difícilmente podremos entendernos, menos cuando los propios economistas estudiosos del tema no se ponen de acuerdo entre ellos.

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a dilbert
    #26
    Ice man

    Entendiendo dinero y crédito como realidades distintas un doctor en economía y profesor de la materia explica como los bancos no crean dinero si no medios de pago alternativos al dinero, copio y pego:

    ¿Cómo crean dinero los bancos? http://juanramonrallo.com/2011/08/%C2%BFcomo-crean-dinero-los-bancos/

    Una de las críticas más habituales contra el sistema bancario es que crean “dinero de la nada”. La expresión puede ser pegadiza por su simplicidad, pero es incorrecta. Y lo es por dos motivos: el primero, que los bancos no crean dinero, sino medios de pago alternativos al dinero; el segundo, que no lo crean de la nada. Con ello no quiero negar, ni mucho menos, que en ciertos contextos la actividad bancaria sea profundamente distorsionadora, pero para poder criticar con fundamento a la banca, antes es imprescindible saber de verdad cómo funciona.

    Que los bancos no crean dinero debería ser algo evidente desde el momento en que pueden quebrar: si el banco generara dinero, en cuanto estuviera en dificultades no tendría más que pintarlo. ¿Para qué ampliar capital y salir a bolsa si pueden manufacturarlo por sí mismos? No, repito: los bancos no crean dinero, crean promesas por las que ellos mismos se obligan a entregar dinero, es decir, crean deudas propias (y eso es algo muy distinto al dinero, pues la manera por excelencia de extinguir las deudas es pagando con dinero). Un depósito a la vista o un billete al portador –los dos pasivos por excelencia de la banca comercial– son justamente eso: una promesa del banco, exigible por su acreedor en cualquier momento, de entregar dinero a su acreedor.

    Pero que los bancos no creen dinero no significa que sus promesas de pago no sean utilizadas como medios de pago o incluso como depósitos de valor, dos de las funciones básicas del dinero (aunque, fijémonos, que no serán empleadas como unidades de cuenta, pues precisamente las deudas de los bancos se contabilizarán en dinero). Son, como decíamos, medios de pago alternativos o, como les gusta denominarlas a muchos economistas, sustitutos del dinero.

    ¿Y por qué la gente las utiliza como sustitutos del dinero? Pues básicamente porque son más cómodas y baratas de emplear que el dinero propiamente dicho. Y lo son no tanto por ese cuasi chascarrillo popular de que es más fácil llevar en el bolsillo un talonario o un fajo de billetes que varios kilos o toneladas de oro, sino sobre todo porque gracias a los bancos el dinero puede cambiar rápidamente de manos sin necesidad de desplazarlo físicamente.

    Imagine que tengo 100 onzas de oro depositadas en el banco BUEN DINERO y que utilizo 75 en comprarme un automóvil. Si el dueño del concesionario tiene abierta una cuenta corriente en BUEN DINERO, podré pagarle el coche sin mover mi oro ni un solo milímetro; nuestro banco sólo tendrá que efectuar un sencillo apunte contable: si bien hasta el momento me debía a mí 100 onzas, a partir de ahora me deberá 25 a mí y 75 al dueño del concesionario. El oro, sin moverse, ha cambiado de titularidad.

    Suponga ahora, en cambio, que el dueño del concesionario no es cliente del banco BUEN DINERO, sino del banco COBRE PRONTO. En tal caso, una vez le haya pagado (en billetes o con un cheque) al dueño del concesionario, COBRE PRONTO le reclamará a BUEN DINERO 75 onzas de oro… a menos que COBRE PRONTO también le adeude oro a BUEN DINERO (por ejemplo, porque un cliente de aquél le haya comprado alguna mercancía a otro cliente de éste). Si le debiera, verbigracia, 77 onzas de oro, los saldos acreedores de uno y otro se cancelarían con la simple entrega de dos onzas de oro de COBRE PRONTO a BUEN DINERO. Imagine: gracias a la compensación de las deudas entre los bancos (lo que se conoce como cámara de compensación interbancaria), hemos realizado transacciones por importe de 152 onzas simplemente movilizando dos de ellas. ¿Empieza a entender por qué son tan útiles los bancos?

    Pero la historia no termina aquí. Para entender la otra función fundamental de la banca debemos comprender por qué es falso que generen medios de pago “de la nada”. Seguramente piense que la forma más habitual por la que la banca crea promesas de pago es a cambio de dinero (en nuestro ejemplo, el oro), pero no es así. Piense en la banca como un negocio que vende sus deudas a cambio de otras cosas. Una posibilidad, sin duda, es que las venda a cambio de oro, mas no tiene por qué ser la única. El banco también puede vender sus promesas de pago a cambio de las promesas de pago de sus clientes (o, mejor dicho, el banco compra las deudas de sus clientes pagando con sus propias deudas). Por ejemplo, yo puedo comprometerme a entregarle dentro de un mes 1.005 onzas de oro al banco BUEN DINERO si él me entrega hoy promesas de pago de 1.000 onzas (lo que equivale a un préstamo de 1.000 onzas a un tipo de interés mensual del 0,5%): aunque hoy no dispongo de las 1.005 onzas de oro, el banco me permite utilizar desde ya 1.000 de ellas.

    Pero esto no supone crear medios de pago de la nada: más bien se crea medios de pago a cambio de nuestra promesa de que en un mes le pagaremos al banco 1.000 onzas de oro. ¿Cree usted que una deuda con el banco no es “nada”? Si tiene una hipoteca, dudo que mantenga por mucho tiempo esa opinión: el derecho a recibir dinero es un activo tremendamente valioso (sobre todo si se termina pagando).

    En definitiva, la banca se dedica a convertir en medios de pago (a monetizar) todo un amplio elenco de bienes presentes y bienes futuros: las deudas que monetiza no son más que el compromiso a entregarle en el futuro al banco un dinero que obtendremos de la venta de bienes que ya existen o que existirán. El banco monetizará, pues, no sólo el oro que depositamos en sus reservas, sino cualquier cosa que hoy tenga valor y que el banco crea ventajoso comprar a cambio de sus deudas (de sus promesas de pago). En contra de lo que suele pensarse, el banco no necesita captar depósitos para prestar; al contrario, suele crear nuevos depósitos (nuevas promesas de pago) cuando presta. Para el público, esto tiene ventajas muy grandes: la gente que carezca de dinero, pero que disponga o vaya a disponer de bienes con valor monetario, podrá acudir al banco para vestir como medios de pago esas propiedades a cambio de un módico precio (justamente, el pago del intereses).

    ¿Significa lo anterior que los bancos pueden monetizar sin consecuencias cualquier cantidad de bienes presentes o futuros? No. Tengamos en cuenta que el banco siempre que crea nuevos medios de pago se está endeudando: su manera de monetizar bienes presentes o futuros es comprándolos mediante la emisión de nuevas deudas propias. Al fin y al cabo, los billetes de banco o los depósitos que crea para comprar los bienes presentes o futuro son compromisos suyos a entregar oro… y a entregarlo a la vista: cualquier acreedor del banco puede exigirle en cualquier momento que le proporcione unas cantidades de oro que, obviamente, el banco no tiene en reserva y que tendría que conseguir liquidando los bienes presentes o futuros que ha monetizado previamente.

    Por consiguiente, el banco debería ser extremadamente prudente a la hora de monetizar bienes distintos del oro: si esos bienes ya existen (bienes presentes), lo ha de ser porque su precio en términos de oro puede fluctuar enormemente en el momento de la liquidación, de modo que el banco recuperaría con la ejecución del bien presente menos oro del que ha adelantado con sus promesas de pago; y si esos bienes todavía no existen (bienes futuros), porque estaría incrementando la cantidad de medios de pago sin que lo haya hecho la de bienes disponibles para ser adquiridos (generando con ello inflación), de modo que, en caso de necesidad, no podría vender hoy los bienes futuros para convertirlos en oro y pagar sus deudas.

    Por ejemplo, si el banco adelanta al dueño de un concesionario 1.995 onzas de oro a cambio de que en tres meses le devuelva 2.000 onzas después de haber enajenado todos los coches que tiene a la venta, lo que está monetizando el banco es el valor monetario de los vehículos. ¿Qué sucederá si en tres meses el dueño del concesionario sólo ha podido liquidarlos por 1.500 onzas? Pues que el banco tendrá un agujero de 500 onzas que tratará de rellenar liquidando otros bienes presentes del dueño del concesionario (si es que prestó una garantía personal), y si éste carece de bienes presentes, deberá atacar sus bienes futuros según vayan creándose (pero, mientras tanto, se quedará corto de oro, con el consiguiente riesgo de suspender pagos).

    La enorme flexibilidad de los medios de pago de la banca ha llevado a diversos economistas a proponer que el banco sólo pueda vender sus deudas a la vista para comprar dinero (coeficiente de caja del 100%). La cautela es comprensible pero innecesariamente rígida. A la postre, los acreedores del banco pueden cobrar de dos maneras: o recibiendo oro o recibiendo aquellos bienes que comprarían inmediatamente si dispusieran de oro. El banco puede, por tanto, mantenerse razonablemente líquido y funcionar sin problemas siempre que se limite a monetizar oro y aquellos bienes de consumo sobre los que no quepa ninguna duda que van a ser adquiridos a muy corto plazo por los consumidores y al precio por el que se han monetizado (esto es, que se van a transformar a corto plazo y con seguridad en oro o sean susceptibles de saldar la deuda de los bancos entregándoselos a sus acreedores directos o indirectos). O dicho de otra manera, un banco que siguiera estas directrices podría hacer frente a todas sus deudas aun cuando no tuviese suficiente oro en sus reservas y todos sus acreedores fueran a la vez a reclamárselo.

    Más allá de eso, la monetización de bienes presentes con escasa demanda o de bienes futuros traerá consecuencias inflacionistas, tenderá a generar ciclos económicos y pondrá en jaque la liquidez y la solvencia de los bancos: estos se endeudarán a corto plazo (emitirán billetes o depósitos) para invertir a largo (sólo recuperan el oro merced a la venta de una mercancía futura que todavía no existe). La concesión de préstamos contra bienes futuros no debería hacerse mediante la creación de deudas a la vista por parte de la banca, sino mediante ahorro y préstamos a la banca (renuncia por parte de un tercero a los bienes presentes que el deudor de la banca quiere adquirir hasta que fabrique los bienes futuros con cuya venta se amortizará el préstamo). Uno de los casos más extremos y devastadores de comportamiento imprudente de la banca es la concesión de hipotecas mediante la creación de depósitos a la vista: en esos supuestos, lo que se monetiza no es la vivienda, sino los sueldos del hipotecado durante los próximos 20, 30 ó 40 años (las mercancías que irá produciendo y vendiendo durante esas décadas). La casa es sólo un bien presente que actúa como garantía adicional y cuyo precio de ejecución fluctúa enormemente.

    Tal vez ahora entienda por qué a lo largo del s. XX se ha ido privilegiando a la banca permitiéndole que no pague sus deudas (que no las pague en oro, sino en un “dinero especial” que crea a discreción el Estado) y proporcionándole un acceso privilegiado a una banca central dispuesta a refinanciarla siempre que se encuentre al borde de la suspensión de pagos. Pero todo esto lo explicaremos en otros artículos.

    1 recomendaciones
  7. en respuesta a Ice man
    #27
    dilbert

    El comentario que pegas es un magnífico ejemplo de lo que decía Galbraith: “The study of money, above all other fields in economics, is one in which complexity is used to disguise truth or to evade truth, not to reveal it. The process by which banks create money is so simple the mind is repelled. With something so important, a deeper mystery seems only decent.” John Kenneth Galbraith.

    O dicho en castellano, los árboles no te dejan ver el bosque. Supongo que los académicos discutirán apasionadamente sobre el bosón y las subpartículas, pero el hombre no hubiese ido a la luna si no hubiésemos simplificado la realidad con las leyes de newton.

    Y con el dinero pasa algo parecido. Estoy seguro que en ciertos ámbitos académicos es preciso distinguir entre 'dinero' y 'medios de pago', pero en el mundo real, cuando un banco te concede un préstamo y te compras el coche, el vendedor toma tus 'medios de pago' por 'dinero', lo ingresa en su banco como dinero, y se le suma a la cantidad de dinero que tuviese en su cuenta. Lo que pretende el doctor es desviar el debate jugando con las palabras, mientras que el núcleo del asunto es que el banco no tenía ese dinero, lo ha materializado para ti.

    Otra cosa divertida es eso de que 'no lo crea del aire', sino que la materia prima es 'la confianza en que el prestatario lo va a devolver'. ¿Lo dice en serio? La expresión 'crear del aire' se refiere a que antes del préstamo el banco no tenía ese dinero, lo cual es exactamente así.

    En resumen, la frase "los bancos crean dinero del aire" es totalmente correcta. Lo que no es es precisa, de la misma manera que F=m*a no refleja de forma exacta la realidad, pero no deja de ser correcta. Los debates sobre el sexo de los ángeles sólo sirven para nublar el núcleo de la cuestión. Además, con esa frase sencilla se pretende trasladar al gran público este tema, lo que implica forzosamente alguna simplificación. Cosa que evidentemente no entiende el señor doctor, viendo el ladrillo que nos suelta.

  8. en respuesta a dilbert
    #28
    Ice man

    Creo que vives en un mundo paralelo, seguramente has atravesado el espejo como Alicia y debes trabajar de sombrerero.

    En primer lugar Newton no simplificó la realidad, desarrolló leyes matemáticas como el cálculo diferencial e integral y eso solo se consigue hablando "con propiedad" porque has de saber que la gravedad y las manzanas son cosas distintas (siento darte este enorme disgusto, pero la realidad es dura, asúmelo).

    En mi profesión si no se habla con propiedad las personas mueren y en economía pasan hambre.

    Rallo posee suficientes conocimientos y recursos dialécticos para no tener que desviar ningún debate jugando con las palabras. Otra cosa es que aquí algunos con mentalidad infantiloide tengan delirios de salvapatrias.

    Y como con quien con niños se acusta mojado se levanta mejor dejo este hilo que no quiero acabar mojado.

  9. en respuesta a Ice man
    #29
    dilbert

    jajaja Te he puesto citas de grandes hombres de la historia, presidentes y banqueros, te he enviado un documento del BoE que lo explica claramente, por lo menos como para crear un margen de duda razonable. Pero no! El gran Iceman tiene que demostrar que su pedantería es infinita. Todos somos pigmeos intelectuales al lado del gran hombre que decide sobre la vida y la muerte.

    Pues nada, te dejo que disfrutes contigo mismo de tu asombrosa compañía. Se me ha ocurrido un nick que te pega mas que Iceman: chulito piscinas. :)

  10. en respuesta a dilbert
    #30
    Ice man

    Lo tuyo no es raciocinio si no mera creencia religiosa, da igual los datos que se te aporten y las aclaraciones que se te hagan, a lo sumo las consideras blasfemias que no han de tomarsi siquiera en consideración.

    Si te gustan las frases de grandes hombres ahí tienes un par que te pueden venir al pelo:

    "Las redes sociales le dan derecho de palabra a legiones de imbéciles que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad"

    "el drama de Internet es que ha aprobado al tonto del pueblo como el portador de la verdad".

    Ambas de Umberto Eco

Sitios que sigo
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar