¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Blog El blog de Echevarri

O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

Etiqueta "Bancos": 152 resultados

Bancos buenos, bancos malos

Viejo como la noche de los tiempos. La idea de que, dentro de nosotros,de un mismo ser, coexisten el bien y el mal como principios enfrentados, dios y demonio, el día y la noche, es tan vieja como el tiempo. Ha tenido su plasmación religiosa, filosófica, psicológica, artística, etc. Para consumo fácil os recomiendo la lectura del clásico de Stevenson, su Dr. Jekyll y Mr. Hyde, o si queréis algo más moderno, la visión de Inseparables de Cronenberg. Creo que en ambas obras subyace el principio de la inmensa dificultad de pretender separar ambas tendencias, de creer que es posible aspirar a una suerte de ser desprovisto de maldad. Los aprendices de brujo que pretenden hacerlo solo siembran el camino de la destrucción, por no hablar de quien decide lo que es bueno y lo que es malo.

Y sin embargo , en estos últimos meses, venimos asistiendo a una translación de dichos esfuerzos al plano económico o financiero. El concepto Banco malo es uno de las que más ha corrido por la red. Si su articulación puede variar (de quien dependen, si uno solo por país o uno por cada banco afectado, etc), en esencia en todos los casos se defiende lo mismo: limpiar los balances de las entidades financieras afectadas por productos tóxicos de inversión o por créditos dañados, pasando dichos ¿activos? a una nueva entidad, a un nuevo vehículo jurídico. Quedarían así dos entidades, Banco Jekyll y Banco Hyde.   Leer más

¿Seguro que compras libre de cargas? Las afecciones fiscales

Esta semana ha saltado una noticia en Cantabria que ya era conocida por mucha gente. El Gobierno ordena el embargo de 123 casas de una cooperativa de guardias civiles. El problema es que de la lectura del artículo no queda claro como se ha podido llegara a esta situación, incluso me da la sensación que se centran en temas secundarios que no ayudan a dejar claro cual es el peligro que encierran determinadas figuras jurídicas. Y como me da la sensación de que, si bien hasta ahora hemos visto poco, no va ser ese el caso en el futuro he creído oportuno dedicarle este post.

En primer lugar, el origen de todo este lío no tiene nada que ver, en principio, con que esto lo haya promovido una cooperativa. Dicho lo cual, uno tiene sus reticencias hacia la figura de las cooperativas. Y ahí incluyo a las cooperativas y a las promotoras disfrazadas como cooperativas.   Leer más

Mis julios

Continuo con mi recopilatorio de posts de mis julios pasados.

Año 2007

El Registro de la Propiedad Inmobiliaria: un breve esbozo sobre su funcionamiento.

El notario y un señor de Murcia: Un episodio económico con una muy buena acogida. Ojo con ls presunciones. Nunca volverás a sentirte igual en una notaria.

¿El P2P en la intermediación financiera?: sobre las limitaciones de estas fórmulas.

¿Créditos a tipo 0 para financiar la devolución de la Renta?: muy oportuno para esta época en la que algunos esperan la devolución del IRPF.

La reforma de las EPSVs: un producto financiero escasamente conocido y una reforma aún menos tratada.

Las hipotecas unilaterales o la preocupación por el cliente.: aqui curra todo el mundo menos el Banco. Desprecio del mismo por el acto de la firma y por su cliente.

Los gastos en las operaciones inmobiliarias: desglose de gastos hipotecarios.   Leer más

Scoring y Rating: ¿qué son y cómo nos afectan?

Hace ya meses alguno de vosotros me sugirió dedicar un post a los sistemas de scoring y rating. Bien, con retraso, pero ha llegado el momento. Eso si, con una doble advertencia. La primera es que no soy un experto ni un fiel defensor de dichos modelos (quizás ambos factores vayan ligados). Y la segunda es que, incluso reconociendo mi ignorancia sobre el tema, voy a vulgarizarlo incluso un poco más, ya que entiendo que se trata de un post introductorio para gente que desconoce absolutamente de que va el tema. Y amigos, os puedo garantizar que esto es como la política. Vosotros podéis pasar del scoring, pero el scoring no pasará de vosotros.
Para empezar, decir que, en esencia, scoring y rating (no nos referimos al rating de empresas cotizadas, emisiones de bolsa, etc..aunque tiene relación) son lo mismo, lo que ocurre es que cuando hablamos de particulares se usa el termino scoring, o credit scoring, y al hablar de empresas, que es un pelin más sofisticado e incluso suele dar orientaciones de precio, se habla de rating.
Son herramientas estadísticas, automáticas, de ayuda a la decisión de riesgos. Si se me permite la expresión vienen a ser una Inteligencia Artificial que señala si una combinación de operación/cliente es o no buena, es o no deseable dada una política de riesgos de una entidad. Y como ya he señalado, en el tema de empresas hoy por hoy puede llegara acondicionar también la política de precios de financiación en función de la valoración que haga el sistema del cliente/operación.
Así que haceros a la idea de que marcar un credit scoring supone que al ordenador se le meten unos datos de una operación, la que sea, y se alimenta también con datos de los clientes. Esos datos personales, pueden ser aportados por los clientes pero también los hay basados en bases de datos propias (si son clientes hablo de saldos, posiciones, historial, etc...) y externos (asnef, rai, cirbe, etc....). A partir de ahí el sistema analiza, desmenuza la operación y señala unas probabilidades de mora, unas capacidades de pago, etc...y en función de los parámetros da una solución. La que sea: Si, no, puede que si, puede que no, etc...
El scoring, en función de la entidad, de la operación, etc, puede ser vinculante o no. Eso significa que puede condicionar la decisión o limitarse a ser un apoyo, un míratelo otra vez que algo no suena bien. En todo caso supone una clara reducción de la intervención humana en el proceso de la decisión crediticia. De algún modo, las entidades bancarias, y y los supervisores, prefieren este tipo de modelos, ya que consiguen con ello implementar más rápidamente políticas de riesgos homogéneas que si tienen que ir convenciendo uno a uno a cada uno de sus analistas o gestores. De hecho, Basilea premia a los bancos que implantan dichos modelos.
Una vez planteado que es y como funciona, me gustaría hacer una serie de precisiones:
1. El scoring no solo puede ser reactivo, frente a una determinada operación. Puede ser también proactivo o previo. Así funcionan por ejemplo los preclasificados o preconcedidos. El Banco pasa su herramienta sobre la base de clientes del Banco y decide que tienen preaprobados unos prestamos personales de X importe a X plazo. En dicho scoring no hay una operación previa, ni el cliente aporta información. Todo se basa en la base de datos del Banco y en la bases externas. El gestor solo tiene que encargarse del tema comercial, del precio (siempre más caro que un préstamo ordinario) y de la depuración de posibles errores del sistema. El rating en buena medida también funciona así.
2. El scoring aprende de si mismo, o al menos el buen scoring. Del sistema recibe los inputs de operaciones que previamente ha concedido y formalizado, de tal modo que pude darse cuenta de aquellos errores que ha cometido dando créditos que no debía haber hecho y corregirlos. Sin embargo, sistema no es capaz de aprender de aquellos préstamos que no dio, se fueron a la competencia y funcionan estupendamente. Eso solo lo ve el empleado de banca, la competencia y cliente que recibió la negativa.
3. El scoring deja un tanto a la intemperie a clientes y empleados de Banca cuando se aplica de un modo taxativo. Es muy posible que hoy martes se estudie una operación y al scoring le parezca estupenda, y que pasado jueves, al ir a cerrarla, el sistema diga que turururu. Y todo debido al punto 2 o a que ha habido una reunión el miércoles donde se ha decidido extremar el umbral de aceptación de la herramienta.
4. El scoring funciona razonablemente bien para los créditos masa, para lo homogéneo, para lo standard. Para aquellas operaciones que se salen de lo ordinario peta. Es normal, pues en temas estadísticos, la escasez de datos son malos datos. ES muy difícil determinar pautas en algunos sectores, en algún tipo de operaciones, lo que puede hacer que no se use scoring para ellas.
5. El scoring depende en gran medida de la calidad de la información que se le suministra. Dicha información deben ser introducida de un modo muy puntilloso. Claro que, y enlazado con el punto anterior, aquí viene donde la matan, y es que vivimos en un país donde hay verdades, verdades a medias, rumores. Hablo de aquellos supuestos en los que hay ingresos, remuneraciones, de difícil o dudosa justificación. Suele ser algo muy habitual en nuestra sociedad y de difícil arreglo. Hay entidades en las que se establecen varios filtros de terceros para comprobar que los datos que se han introducido se han hecho y correctamente y que cuentan con un soporte documental adecuado. Y es que lo mismo que los hay habilidosos en la tramitación de las operaciones con los analistas de riesgos, también los hay expertos en gestionar el scoring, a veces de un modo excesivo.
Mi percepción es que pude resultar una herramienta útil en determinadas circunstancias, pero que no se puede sacralizar, como algunos pretenden. Conviene entender los motivos que llevan a tomar una decisión, y siempre, siempre, al final del proceso debe haber una persona que valide la bondad o no de dicho credit scoring, revisándolo si es menester (por mucho que hoy en día ir contra el credit scoring sea más propio de suicidas fundamentalistas que de profesionales).
Podía seguir hablando sobre el tema, pero creo que con estas pinceladas he cumplido mi propósito, que es el acercaros esta herramienta y la trastienda de vuestras operaciones crediticias, de carar a que adopteis las medidas necesarias y entendais los procesos. En todo caso, para eso están los comentarios.
  Leer más

El AJD y las novaciones para fijar carencia

La semana pasada nos malacostumbramos. Casi a post diario. Y esta es miércoles y vamos de secano. Tengo bastantes temillas atrasados, pero hoy, por razones que obviamente comprenderéis voy a publicar mi opinión sobre una consulta que me mandó un lector del blog la semana pasada, y que creo que es de recibo responder. A continuación os la extracto:

Estimado Echevarri:

Soy asiduo de tu blog, me encanta, por lo que te felicito.

Dado que estoy en paro, le pedí al Banco que modificara la hipoteca para pagar menos cuota al mes, al menos durante uno o dos años.

Como mi hipoteca es de 30 años, me dijeron que no podían alargar más el plazo, pero me propusieron establecer un período de carencia, así sólo pagaría intereses durante dos años y la cuota me bajaba unos 300€. Pregunté qué costes tenía y si tenía que pagar algún impuesto y me dijeron que no tenía apenas costes hacer la modificación de la hipoteca y no tenía que pagar ningún impuesto, el notario también me dijo que no había impuestos.

Primeros candidatos para losPremios Hearst Junio 2009

Bueno, pues no fue flor de un mes. Para nada. Aquí vamos a seguir dando la matraca con los Premios Hearst a esas joyas del periodismo que cada mañana nos endulzan el café. Como bien dicen los editores de los grandes medios, ni blogs ni parruchas, la información de calidad la tienen ellos y solo ellos (deben tenerla tan guardada que apenas la enseñan). Y ya nos avisan de que, nosotros, los ciudadanos sin los periódicos de toda la vida, no somos nadie. Lo tengo clarísimo.

Y no soy el único, ya que veo con alegría que más de uno se ha sumado a mi empeño. Por ejemplo Jordi, que me envía una pequeña joya del periodismo ciudadano. He tenido dudas, no por su contenido, si no por su autor. Es una Carta al Director. Pero me he decidido a nominarla ya que esta publicada en un medio tradicional, y debe ser un ejemplo de lo que los editores consideran periodismo ciudadano del bueno.   Leer más

¿Se apunta Caja Navarra al P2P? Definitivamente no

Ya hemos conversado en este blog acerca de los préstamos P2P. Hoy, día 9 de junio de 2009 mi opinión al respecto sigue siendo la misma. Ya me lo pueden vender como innovación que no creo que vaya más allá de un movimiento marginal, salvo para determinados nichos tipo Kiva, o financiación capital riesgo, etc. Me parece increíble que muchos de los promotores de estos proyectos hablen de mejorar rentabilidades de los neodepósitos o disminuir los costes de la financiación, sin mencionar que no asumen la transferencia del riesgo, que es la esencia de lo que hace la Banca y que justifica su estructura, sus costes y sus margenes en el negocio crediticio. Desde el momento en que la publicidad se enfoca así ya no me gusta.

Sin embargo, soy consciente de que es una de las tendencias a la que se suben cientos de emprendedores en todo el mundo. Parece que hay negocio para todos, incluso para lo más inviable. Estupendo, es lo que tiene emprender, que hay que cuestionárselo todo, rozando el absurdo o adentrándose en él.   Leer más

A vueltas con los seguros de cobertura de tipos de interes (SWAPS y demás familia)

Antes de entrar (es un decir, apenas me aproximaré) al tema en cuestión, daros las gracias una vez más a todos aquellos que me habéis sacado los colores en el post anterior. De corazón. Y en segundo lugar, deshacer algún que otro equívoco. No era un post-umo (muy agudo, D. José). ¿Quizás un post-humo? He estado estos días saturado de trabajo y con cierto bajón físico, y eso facilito que saliese algo que no es de ahora. Le sumamos el detonante de los posts comentados y quizás cabía verlo como despedida. Pero no. No al menos a corto plazo. Hay temas (por ejemplo, continuar con el análisis del marco legal de las refinanciaciones, los bancos malos, el scoring/rating, propuestas hipotecarias varias, finanzas para emprendedores, blindaje patrimonial) y hay ganas. Aunque eso no quita para que posiblemente me replantee el ritmo de las entradas, pero ya digo que por motivos muy distintos.
Y ahora a lo que toca. Y lo que toca son esos famosos (ahora) seguros de cobertura de tipos de interés. Me he decidido a llamarlos así por mucho que no sean seguros, pero aceptando que es como se ha comercializado por alguna entidad financiera, y la expresión ha hecho fortuna. Pues eso, que admito pulpo, pero que quede claro que no son seguros. Son derivados financieros, que, de un modo u otro pretenden convertir, en el caso de los deudores bancarios, un tipo variable en fijo durante un periodo. Fernan2 lanzó un excelente post sobre el tema, Seguros de cobertura de interés: lo que el banco no cuenta, que os aconsejo vivamente (aunque no comparta al 100% lo que en se sostiene). Os ruego que la leáis, si desconocéis de que va el tema, para poder seguir adelante con mi exposición.
¿Ya?, ¿a qué ha sido entretenido? Pues bien, yo quería resaltar dos puntos que considero importantes, y que igual han quedado un tanto ocultos entre tanto alución informativo. Y en uno de ellos quería pediros consejo u opinión, teniendo en cuenta que mi conocimiento sobre derivados es muy genérico.
1. Una modalidad de estos "seguros" se articulaba a través de un SWAP, una permuta de tipos de interés. Digamos que en esencia se establecía un tipo fijo para un periodo, X, durante un periodo de años determinado (por ejemplo 3). Por otro lado el préstamo hipotecario seguía funcionando con normalidad, con sus revisiones al alza o a la baja, como siempre. Lo que ocurría es que en función de dicho SWAP, se generaba un ingreso o un cargo al cliente para compensar la diferencia entre ese tipo variable y el tipo fijo.
Y aquí viene un aviso a navegantes. Si dichas operaciones no son un seguro tampoco son neutras fiscalmente hablando. Dichas liquidaciones suponen una ganancia o una perdida patrimonial. En el primer caso (raro actualmente) en que se este cobrando, hemos de saber que tendremos que pagar un 18% a Hacienda por dicho concepto, luego el mencionado blindaje no es total. Si por el contrario ha de pagar, son minusvalías patrimoniales, y entraremos en el difícil juego de las posibles compensaciones, con muchas posibilidades de comerse dichas perdidas integras. Y por supuesto, dichos pagos que hago al seguro entiendo que no son deducibles fiscalmente por inversión en vivienda habitual, aunque admito la discusión sobre el punto en cuestión
2. Una de las grandes pegas que algunos han visto y otros todavía no se han coscado es que los bancos nos dicen que no se puede tocar la hipoteca en tanto en cuanto este en vigor dicho seguro. Traduciendo: por ejemplo, nada de cancelaciones parciales ni totales. Eso pone en jaque las posibilidades de hacer amortizaciones anticipadas para maximizar el ahorro fiscal, y si por ejemplo vamos a vender la vivienda, nos encontramos con la necesidad, según ellos, de cancelar dicho seguro. Como habréis visto en el post de Fernan2 esto no es más que una liquidación anticipada del contrato, donde no ha comisiones, pero si un anticipo de los flujos que se habían permutado. Conclusión: tropemil euros en muchos casos.
Y aquí viene mi pregunta para los que conozcáis el tema. ¿Estamos seguros de que esto es así, de que hay una imposibilidad legal/contractual/operativa o es más bien una práctica comercial, encaminada a blindar las hipotecas y/o asegurar el cumplimiento de nuestras obligaciones en el SWAP? Tengo muchas dudas.
Me he leído algún que otro contrato de estos. En ninguno de ellos se hace mención al tema en cuestión. Como mucho, en alguna hoja suelta, tipo condiciones particulares, se hace mención al Préstamo Hipotecario del que trae causa, pero nada más. No se dice que no se pueda cancelar, ni amortizaciones anticipadas, ni nada. No veo dicha clausula en el contrato, luego no entiendo que hay una imposibilidad convencional, pero quizás no se mirar ( no va con segundas).
Por otro lado, entiendo que nada impide que yo, desde una perspectiva especulativa, y sin tener ningún tipo de hipoteca acuda a un broker y reproduzca un SWAP como el mencionado, con el único propósito de ganar dinero si los tipos de interés se disparan, jugándomela si bajan. El SAWP, por decirlo finalmente no supone una modificación de la hipoteca, no tiene nada que ver con la misma, no se redacta en documento público ni se inscribe en el Registro. Es más, las entidades bancarias han llegado a ofrecer estos productos, estos SWAPS sobre hipotecas o préstamos que estuviesen en la competencia, en otras entidades. ya me dirán a mi como van a ser capaces de impedir el Banco X, que ha hecho un SWAP sobre un Préstamo del Banco Y que este cancele el préstamo, o lo nove, o hago una amortización parcial,o...vamos que no veo ninguna imposibilidad operativa.
Y para acabar, tampoco veo una imposibilidad legal. Os pongo un ejemplo. Resulta que merengano me debe dinero, no me paga y embargo su casa, que esta hipotecada con el Banco X. La saco a subasta, y un tercero se la adjudica. Acto seguido se dirige al Banco X y le dice que quiere cancelar la hipoteca del inmueble que se ha adjudicado. ¿Alguien cree que el banco X puede decir que eso es imposible debido a que el deudor formalizo un seguro de cobertura de tipo de interés y que hay que liquidarlo? Se podrían escuchar las risas muy muy lejos. A ese tercero hipotecario de buena fe, lo que no este en el Registro de la Propiedad (con escasas limitaciones) se la trae floja. Luego tampoco parece que haya cuestiones legales.
Ya he comentado cual es mi sensación, y es que se trata de por un lado defender la hipoteca y por otro reforzar las garantías de que dicha operación de SWAP no va a ser incumplida, pero quizás me estoy dejando algo, no le leído bien el contrato, en otros contratos si figura alguna cláusula, etc. ¿Conocéis el fundamento técnico, jurídico, de dicha imposibilidad para modificar el préstamo?
  Leer más

Señoría, los planes de pensiones no se pueden embargar

Allá por los 90, el plan de estudios de la carrera de Derecho tenía unos cuantos saltos en el vacío. Estudiar derecho Mercantil sin conceptos básicos de contabilidad era algo inenarrable, un puro ejercicio memorístico para algunos, incapaces de entender nada de lo que se les explicaba, sin comprender la lógica que subyacía en la normativa.
No era el único caso. uno se encontraba con que entre los estudiantes había un profundo desconocimiento de los productos financieros, tanto de la normativa que los regulaba como de la practica comercial habitual, lo que llevaba a situaciones parecidas a la anterior en materias como el Derecho Hipotecario, el Fiscal o el Procesal.
Evidentemente, ese tipo de lagunas pervive en los operadores jurídicos que no se han molestado en actualizarse (abogados, fiscales, jueces, procuradores, etc...).Y una de las que suele llamar a la tentación es el empeño de algunos jueces en embargar los derechos consolidados de los planes de pensiones. Pues no Señoría, los planes de pensiones no se pueden embargar (o al menos no como Vd. pretende).
En su momento lo comenté como una de las ventajas de los planes de pensiones. El blindaje del plan de pensiones no solo se da frente a nuestras ansias por recuperar el dinero. también frente a la de nuestros acreedores. Me remito al art. 8 del Texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones.
Los derechos consolidados del partícipe en un plan de pensiones no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa, hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que se hagan efectivos en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración.
Desarrollado por el 22.7 del Reglamento:

Los derechos consolidados del partícipe en un plan de pensiones no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa, hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que se hagan efectivos en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración.   Leer más

Propuesta radical: la refinanciación abordada integralmente

Como estamos en mayo, mes de los idealistas, y al calor de esa ola de innovaciones que describía en mi anterior post, que menos que hace una propuesta personal. Será típica chorrada que no va a ninguna parte, o que se le ha ocurrido a 1000 tíos antes y que estará llena de defectos, pero ya os digo que es mayo, y una está de lo más idealista. Tanto que piensa que puede aportar un enfoque nuevo al manido tema de las refinanciaciones por pàrte de los bancos.
Ciando hablo de refinanciaciones hablo de ese cliente que se presenta ante el Banco para que le solucione su problema. Y su problema es que no pude seguir pagando la cuota, o generalmente las cuotas que estaba pagando hasta ahora. Hace unos meses eso se debía a la subida de tipos, ahora al aumento de desempleo, y en algunos otros casos, sencillamente pasa debido a que hay gente que se empeña en gastar más de lo que gana.
La manera clásica de proceder de la entidad financiera es hacer una radiografía económico financiera del cliente: ingresos, pagos, activos, pasivos, cumplimiento pagos anteriores, garantías adicionales, etc. La entidad, con buena lógica intentara ganar garantías y darle alguna viabilidad a la situación del cliente. Ese aire se insuflara usando herramientas como la carencia, el alargamiento del plazo, la financiación a familiares viables que a su vez ayuden al cliente, etc. Si la cosa pinta mal, habrá quien recurra a la dación en pago, pura y dura, o suavizada al complementarla con una alquiler con opción de compra sobre ese inmueble que se entrega por el deudor. Los que lleváis tiempo conmigo ya sabéis de que hablo.
Normalmente, en estos proceso de negociación se suelen dar indicaciones generales al cliente: oye, pues deberías trabajar aquí o allí, vender ese activo o ese otro, intentar reducir tu gasto aquí, etc. Pero, en general, y salvo los planes de desinversión en activos, lo cierto es que suelen ser consejos bienintencionados y a titulo personal del profesional financiero que les atiende, sin seguimiento, sin exigencia y sin apoyo de la entidad.
Y es que la refinanciación al menos tal y como se suele producir hoy en dia es, en mi opinión, demasiado especializada, demasiado sectorial. se centra únicamente en lo financiero, cuando lo financiero es apenas un síntoma, no el único ni la causa originaria, de la crisis personal. De nada sirve tratar un síntoma si no se conocen las causas. Los males, de un modo u otro, volverán a aflorar, y nos habremos cargado el antibiótico. Así que, aunque suena horroroso, muy de los 80, he de recurrir al adjetivo integral (casí mejor que holístico). Creo que se debe pasar de la refinanciación desde una óptica financiera a la refinanciación como parte de un proceso integral de mejora de la situación personal del cliente. Aguantaros las risa que hablo en serio, y no estoy en plan moñas, ni mucho menos.
Cuando una persona no pude pagar es necesario averiguar que ha ocurrido: mala cabeza,errónea gestión financiera, crisis sectorial, nula formación y crisis económica general, problema conyuntural muy concreto, etc....y aqui es donde comienzan las novedades.
En dicho sentido creo que los profesionales financieros de las entidades, y en buena medida las Obras sociales de las Cajas y las Fundaciones de los Bancos que las tengan deben colaborar. Alguno se sorprenderá, pero creo que mejor obra social, que mejor objeto para una fundación bancaria que ayudar a tus propios clientes a salir del agujero, que en ultima instancia repercutirá en la propia entidad y en sus sostenibilidad. Esos clientes deben ser prioridad básica para esa obra social (y no me refiero a inyectarles dinero sin ton ni son)
Por tanto, mi apuesta es por un coaching financiero. Traduzco: la persona que solicita una refionanciación debe verse inmersa en un proceso que permita ayudarle financieramente,. Pero, además, hay que orientarle dentro de los problemas que sufre. Por tanto, debe ser diagnosticado , y junto con él, se debe plantear unas pautas, un camino, unas ayudas para conseguir sus objetivos:
¿Necesita formación financiera, necesita elevar su cultura en dichos aspectos, incorporar nuevos criterios de actuación, nuevas formas de relacionarse con el dinero? Pues desde la obra social, desde esa Fundación, en colaboración con el cliente, ayúdesele: charlas, dinámicas de grupo, experiencias de rol, lo que haga falta. Y si es necesario aumentar los controles, supedítese el crédito con mecanismos similares a los que citábamos en el post anterior en relación con Grameen Bank, a través de grupos codependientes financieramente.
En mi modesta opinión, los mejores clientes somos aquellos que conocemos minimante los productos,que exigimos con consciencia, que sabemos el terreno que pisamos. es la única manera de construir un dialogo sólido cliente-empresa.
¿Necesita encontrar trabajo,montar una empresa, etc? para eso tenemos el outplacement. Móntese un departamento ad hoc para esos clientes. Que mejor atalaya que una entidad financiera para descubrir oportunidades de empleo, empresariales,para gestionar subvenciones, etc...
¿Necesita apoyo emocional, psicológico? Que se le presté. Un cliente paralizado por el shock es incapaz de encauzar su vida, incapaz de tomar decisiones, incapaz de pagar sus deudas y de volver a ser ese cliente merecedor del crédito y al que una entidad financiera aspira a acompañar toda su vida. Y, aunque no toca hablar de ello, no estaría de más pensar en el personal que atiende a esos clientes y el fuerte desgaste que suponen atender a personas en esas situaciones de angustia.
Soy consciente de que montar esto es caro, pero no estoy seguro de que sea más caro que no hacerlo, y tampoco que no se puedan detraer recursos de otras finalidades sociales financiadas por las entidades. No sólo se recuperarian clientes dados por perdidos, tambien se estableceria un lazo de fidelidad, de vinculación muy muy fuerte.
Soy consciente de que habría que ir paso a paso, de que seguramente no es para todos, de que´sería necesario hacer grupos piloto, etc. Bueno, uno empieza a correr dando un paso. Andemos.
También soy consciente de que hay personas que no están dispuestas comprometerse en esos procesos, de que van por libre. Me parece fantástico, pero entiendo que eso supone una menor garantía y por tanto considero que la entidad financiera debería discriminar a unos de otros, y salvo que vea que se valen muy bien solos, penalizar de algún modo a aquellos que no buscan otra cosa más que una aspirina financiera. El que quiera la mejor refinanciación, la más generosa, que ponga de su parte y que colabore en todo. Al que vaya por libre, el standard. Y al jeta, nada.
¿Me he explicado o me ha quedado muy místico?
PD: Tengo pendiente con José un post acerca de la legislación concursal (proximamente). En el se tocaría el tema de los particulares, de las personas físicas. Ya adelanté en su momento, y en esto no ha habido cambios, mi opinión sobre la situación actual. También dije que, si se cambia, las personas físicas beneficiarias de estos procesos concursales deberían ver limitadas sus derechos más allá de la duración del concurso. Y ahora lo complemento diciendo que, para esos casos, entiendo necesario algún tipo de proceso como el descrito en este post, una especie de rehabilitación financiera, y que un profesional valore si esta persona va a estar capacitada para gestionar su patrimonio sin dañar a terceros sistemáticamente.
  Leer más

Otros contenidos sobre 'Bancos' en Rankia

¿Cómo saber si tengo un vale vista?

Sofiast. Un vale vista, o vale a la vista, es un documento representativo de dinero en efectivo depositado en una cuenta vista y que puede ser emitido a nombre del mismo titular de la cuenta o de un tercero, y puede ser nominativo (a la orden) o endosable.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

Autor del blog

  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar