¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Blog El blog de Echevarri

O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

Etiqueta "Bancos": 152 resultados

El Manfiesto de ING Direct Usa: Nosotros, los ahorradores

Hay que reconocerlo. La publicidad de ING Direct en USA (Obamalandia) es de las buenas. Me parece bastante más inteligente que nacional, más sutil. Lo último de lo que me entero es de una acción de marketing viral, un pásalo. Los chicos naranjas han redactado una Declaración de Independencia Financiera (véase el guiño hacia el acta fundacional de los EEUU), que han colgado en http://www.wethesavers.com/. nosotros los ahorradores. Luego han puesto un banner en su web para que sus visitantes accedan a este Manifiesto, y procedan a su lectura, suscripción y difusión. Todo ello con un bonito contador y unas estadísticas por Estado. Como dicen en NetBanker, todo esto tiene un aire muy Cluetrain (los asiduos a Rankia o enterados de la web 2.0 sabrán de lo que les hablo).
Me consta que la inmensa mayoría de vosotros se maneja en inglés. Pero también hay quien no. Me vais a permitir que cuelgue una mala traducción de esta declaración de principios (se admiten todo tipo de correcciones, teniendo en cuenta mi pobre inglés). Además, en cursiva haré algunas (malvadas) acotaciones.
NUESTRA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA FINANCIERA
1. Nosotros gastaremos menos de lo que habremos ganado. Ahorrar un poquito en cada dolar que traigamos a casa supone la base de nuestra independencia financiera. De no hacerlo así, no podremos crear un patrimonio a través de nuestro hogar, no podremos invertir en nuestro futuro, y no estaremos preparados para estos tiempos de cambio. Nos comprometemos a retribuirnos a nosotros mismos antes que a nadie (Kiyosaki puro y duro, ya hemos hablado antes del mismo).
2. Nosotros usaremos nuestra vivienda como nuestra libreta de ahorros (NdT cuenta remunerada, de ahorro, distinta de la transaccional). Además de ser refugio y lugar de disfrute para nuestra familia, el papel de nuestro hogar en nuestra vida financiera contribuye a incrementar nuestro patrimonio. Cuando lo compremos aportaremos unos fondos propios razonables. Elegiremos aquella hipoteca que nos permita amortizar más rápidamente nuestra deuda (de esto ya hemos hablado también en estos lares). Entonces lograremos tener esos activos seguros en vez de gastar dinero en cosas con la que no obtendremos nada (aquí más de uno proalquiler se va a mosquear).
3. Cuidaremos de nuestro dinero. No basta con tenerlo en banco. debemos colocarlo allí donde consigamos que crezca (a ver si se lo dicen a ING Direct España, para que explique a sus clientes que mayoritariamente no son inversores, son depositantes, y su patrimonio va a crecer escasamente con las opciones que plantean). Deberemos realizar un seguimiento del mismo. Anualmente, auditaremos todas nuestras cuentas para protegernos frente al fraude o la perdida de las mismas por presunción de abandono.
4. Defenderemos nuestro historial crediticio (tomad buena nota). El tener un buen historial va a ser un activo muy valioso en los años que vienen. Pagaremos nuestras facturas puntualmente. Recurriremos al crédito únicamente cuando lo necesitemos y por cantidades que podamos devolver cómodamente. De este modo conseguiremos nuestro objetivo.
5. Ignoraremos los envíos de tarjetas de crédito no solicitadas. Nosotros somos los que decidimos cuando queremos una tarjeta, no el Departamento de Marketing. Y la mayoría de las veces no necesitaremos ninguna tarjeta adicional. Las romperemos.
6. Conoceremos el coste de nuestro endeudamiento. El interés que nos cobran las financieras es dinero contante y sonante. Cuando nosotros firmamos una hipoteca o financiamos una compra, debemos ser capaces de cuantificar esos intereses en euros, y sumarlos al precio del activo adquirido, preguntándonos si aún vale lo que cuesta (hay que recordar siempre la relación inversa entre valor de los activos y coste de financiación).
7. Invertiremos a largo plazo (el problema es que hay mucho inversor que en cuanto ve la primera perdida se olvida de esta máxima). Nuestras expectativas de futuro se fundamentan en la paciencia y en la prudencia, no en la suerte. No dejaremos de ahorrar ni pensaremos que nos va a tocar la lotería, ya sea esta en formato Las Vegas o Wall Street.
8. Velaremos por nuestro patrimonio. Trabajamos duro para tenerlo, y es una falta de respeto el malgastarlo usando como si fuese totalmente disponible (lo siento, no acabo de pillarle el tono a la traducción).
9. Recordaremos que cosas importan de verdad. Nosotros no somos lo que tenemos. Si os metemos en una espiral de gasto para lograr bienes con los que impresiona a nuestros amigos, quizás no sean tan amigos como pensamos.
10. Seremos oídos. Nuestros políticos y nuestras empresas deben ser conscientes de que hemos de ser atendidos. Si nos callamos, si aceptamos el status quo, las prácticas que nos han conducido hasta aquí (esta crisis) permanecerán. No vamos a aceptarlo (muy bonito y muy revolucionario. Para empezar me conformo con que no acepten el dinero público de su Gobierno).
Más que una Declaración de Independencia parecen Los Diez Mandamientos.
  Leer más

Las hipotecas multidivisa: el asesino es el del Banco

O el mayordomo, o...cualquiera menos el cliente, que sospechosamente no tiene nada que ver con haberse endeudado en divisas. Debe ser una mera casualidad que esto haya pasado, o que hayan abusado de su buena fe. Pobre víctima. O eso se intuye del artículo de El Confidencial :El drama de las hipotecas en yenes: pagan un 30% más... y si cambian de divisa es peor. En el se recoge como la subida del yen, alrededor de un 30% en las ultimas semanas, ha supuesto no sólo el encarecimiento de las cuotas de las hipotecas nominadas en dichas divisas como la subida del nominal del préstamo. Quien antes debía 300 mil euros ahora debe 390 mil.
Es una pena Sr. Cacho. Su medio me gusta, pero este artículo rebosa demagogia, masajeando el ego de los hipotecados y satanizando a la Banca, con un cúmulo de inexactitudes que asusta.
1. Espero que los hipotecados en estas divisas no vayan a manifestarse con el cartel delante de la puerta de sus sucursales. Fueron advertidos en numerosas ocasiones del problema que se le venía encima. No había mas que leer en internet. Desde esta humilde atalaya ya se vino avisando de los problemas de las hipotecas-fugu. Por tanto, que cada palo aguante su vela (por cierto, que otro día habría que hablar de los inversores en bonos Lehman, en los que no aprecio ni una gota de corresponsabilidad en el desaguisado en el que se han metido. Por lo pronto, gracias a ellos Zunzunegui anda liado y no publica nada. Una pena).
2. Dentro de dicha corresponsabilidad no encuentro tampoco la del medio que dirige Vd. Sr Cacho. En un artículo del 2007 se habla de las hipoteca multidivisas. Entonces se les calificaba de ingeniosas y se decía que solían estar referenciadas a divisas estables. ¿Cómo el yen, por ejemplo? El cambio de tono entre ese artículo y el hoy citado es tremendo. Un poquito de autocrítica no vendría mal. Ni un aviso a esas familias que tanto les preocupan hoy.
3. Mención aparte merece el papel de determinadas empresas de refinanciación. Merece la pena darse una vuelta por foros como Rankia, donde caían paracaidistas de este tipo. Soltaban cosas tan ingeniosas como que los Bancos no ofrecían hipotecas multidivisas a sus clientes ya que ganaban menos con ellas (de juzgado de guardia semejante memez). La segunda es que estas maravillosas empresas de refinanciación se atrevían a hacer de asesores para indicarte como y cuando cambiar de divisa, ya que ellas conocían de que iba el tema. La mejor respuesta al tema esta en este post. en el momento en que un refinanciador se os ponga en plan gurú de las divisas tened claro que no tiene ni idea de que esta pontificando.
4. Luego estan las soluciones de andar por casa propuestas en el artículo. Por ejemplo, la de atesorar en una cuenta cantidades en la divisa en la que esta financiado (tremendo, si no tengo pasta para pagar el préstamo voy a tener para ahorrar en dicha moneda). Pero la mejor es la de contratar un seguro de cambio o una opción para cubrir el riesgo divisa. Reconocen que tiene un coste, pero en todo caso inferior a ese estacazo del 30%. El problema, señores mío, es que Vds, están comparando el coste que tenía haber contratado en aquel momento con la subida que hoy conocemos. Y las cosas no se hacen así. Lo que deben hacer es comparar el coste de esas coberturas, más el de la financiación en divisas en aquel momento con la alternativa de financiarse en euros en aquel momento. pero claro, entonces se les vería el truco y es que quedaría lo comido por lo servido, resultando incluso más cara la financiación en divisa que la financiación en euros.
Seamos claros. La hipoteca multidivisa es para una minoría muy selecta, que desea especular en divisas (o que sus ingresos se generan en divisa distinta a la del euro). No es la solución para aquellos que no llegan con la hipoteca en euros. Y si se han querido engañar ellos mismos que no metan a las entidades financieras en el ajo, ya que esta claro que al final aquí siempre se trata de echar la culpa a un tercero de nuestros propios actos y de que alguine (nos) pague por esos errores nuestros.
  Leer más

Señales de crisis en las tarjetas de crédito

Ultimamente se me han juntado en el horno varios posts relacionados con el mundo de las tarjetas de crédito, un tema que hasta el momento no había tocado tanto como otros. Y que diablos, hay más tarjetas que hipotecas, y merece la pena que les dediquemos unos minutillos. Aviso que los próximos posts en relación con la mismas versaran sobre sus ventajas e inconvenientes, así como sobre su vinculación con paraísos fiscales, entidades de dinero electrónico y ¿evasión de capitales?(en los países en los que aún existe esa figura)
Hoy voy a dejar dos pinceladas sobre las tarjetas de crédito y la crisis. Y es que, como no podía ser de otro modo, la crisis ha llegado al mundo de las tarjetas de crédito. Y precisando más, es significativo de que manera esta golpeando a las tarjetas emitidas por los propios centros comerciales, en las que ellas, y no el Banco de turno, asumen el riesgo, a traves de sus propias financieras.
El evidente riesgo que suponen esta tarjetas era compensado en los años buenos con las numerosas ventas que facilitaban, los ingresos por intereses que generaban en los supuestos de aplazamiento, la información comercial que generaban, etc. Además, en muchos casos los clientes acababan refinanciando algún roto excesivo en su entidad bancaria. La mora era pequeña, rentable y refinanciable.
Ya no. Los Bancos se niegan a refinanciar estos excesos de consumo. Los Centros Comerciales se hallan solos ante el peligro, y por partida doble. Más impagos y menos ventas de sus productos, al faltar financiación, Las cifras son mareantes. Y lo peor es que las posibilidades de recobro suelen ser menores que en los productos puramente bancarios.
Voy a dejar dos detalles que identifican lo chungo que esta el asunto:
1. Las Entidades de Financiación al Consumo de los Centros Comerciales, es decir las financieras, están empezando a llevar a juicio y a embargar de manera sistemática a los morosos. Antes esto era raro rarísimo (especialmente sobre inmuebles). Ahora es regla habitual. Si anteriormente se evitaba por los gastos que suponía, por lo difícil y tardío de cobro y por la imagen comercial, ahora da igual. Se mete un embargo sobre una finca ya hipotecada, o sobre la nómina, o...con suerte y con tiempo alago se podrá cobrar.
2. Había tarjetas de estas firmas que se pasaban el día 5, o incluso más tarde. Están empezando a cargarlas el 1, pues entienden que si esperan a las fechas habituales, la mayoría de los clientes que cobran nomina ya lo habrán hecho y se lo habrán gastado. Acaba así una tradición comercial de décadas. M.... el último.
¿Alguien más ha detectado cambios en las pautas de los emisores de tarjetas de crédito?
  Leer más

Comisión por disposición en efectivo con tarjeta de crédito

Aviso a navegantes. Tenemos chico nuevo en Rankia. Me refiero a macroymicroblogger (en adelante Macro)y su Bitácora de Crisis, de la cual hace tiempo ya que éste que les escribe era lector. Creo que es un buen fichaje para Rankia.
Dicho lo cual, y como esto de los blogs va de conversar, y aunque algunos no lo entiendan, también de discrepar, me voy a permitir discrepar con Macro, a propósito de una de sus últimas entradas, concretamente a la llamada Comisiones por disposición en efectivo.
En ella, Macro nos cuenta su mosqueo debido a que su Caja le comunica la aplicación de una comisión por disposición con tarjeta en los cajeros propios. La verdad es que me quede sorprendido, ya que aunque en ocasiones ha habido intentos (por ejemplo Popular o Santander) de cobrar en cajeros propio pero que no estuviesen situados en oficinas propias (p.ej. supermercados, aeropuertos, etc) el imaginarme que estos cobros se iban a poder extender a cualquier cajero, me dejaba turulato.
Finalmente Macro me confirmó que, debido a una lectura apresurada, se le había pasado que la comisión era sólo para disposiciones en efectivo en los cajeros propios realizadas con Tarjeta de Crédito. Cito su respuesta:
Pues al final la comisión de marras (en cajeros propios) es para las tarjetas de crédito, es lo que tiene escribir en caliente. Pero no deja de ser un nuevo abuso añadido a los intereses usureros, que confirman a la tarjeta como la fuente de financiación más cara de todas las posibles.
Disiento bastante con la opinión expuesta por Macro. Entiendo que esa comisión esta plenamente justificada, ya que de no cobrarla es muy posible que la financiación le salga gratis al cliente. Y es que recordemos que la forma más usual de cobro de las tarjetas de crédito es a fin de mes. Y que si pagamos a fin de mes, la Entidad titular de la tarjeta nos está financiando a tipo 0. N nos cobra nada de interés (su negocio esta en las comisiones que cobra a los comercios). Lógicamente si el cliente dispone en el cajero y no le cobran ninguna comisión, de tener esta modalidad de pago va a resultar que tampoco le cobran interés. La conclusión es que es un chollo y que el Banco pierde dinero. Vamos, que la comisión esta plenamente justificada.
Cosa distinta es la apreciación que hace Macro sobre lo caro de financiarse con una tarjeta, señalando que es una de las formas mas caras. Insisto en que hay que recordar que si pagamos a fin de mes es el modo de financiación más barato que conozco, tipo 0. Más barato que pagarlo al contado. Efectivamente, si comienzo aplazar pagos, a utilizar la tarjeta en su modalidad de crédito revolving con pagos fijos o porcentuales mensuales, activaré el cobro de intereses. Y en la mayoría de los casos suelen ser intereses elevados, y a veces muy elevados. Sin embargo, en algunas ocasiones, incluso con esos intereses tan elevados, suelen ser mejor opción que un préstamo personal, en los cuales haya unos gastos mínimos de arrancada que disparen su tipo efectivo ´(intervención notarial, seguros, etc...).
Conclusión, la tarjeta no es ni cara ni barata como medio de financiación, depende de su uso. Eso si, y parafraseando a Buffet, es un arma de destrucción masiva en manos de alguien inconsciente.
A continuación, en el post de Macro, había otro comentario de un lector que me dejo un poco sorprendido:
Respecto a las comisiones por sacar de cajeros propios os diré que si existe,me ha ocurrido en un banco del que soy cliente y por eso tengo yo tarjeta de débito y no de crédito pues la primera carece de comisión mientras que la segunda te cobraba y daba igual si sacabas a débito o a crédito.
Habla de una tarjeta de crédito con la que se puede sacar a débito. La única que conozco es la Mastercard. Dicha tarjeta, viene predefinida para pagar a crédito en los comercios (1 mes) y disponer a débito en los cajeros. Y no cobran. tengo la sensación de que la Mastercard estaba mal configurada, pues nunca había oído nada igual.
Por cierto, que a los cazadores de chollitos la tarjeta de crédito en ocasiones les puede dar juego. Y es que, tal y como comentaba, la gracia del asunto estaría en poder disponer en un cajero con tarjeta e crédito y modalidad de pago a fin de mes sin comisiones. Comisiones 0, tipo 0. Pues hay una forma de lograr un efecto equivalente. Cuando pagamos con tarjeta en un comercio, si procedemos a anular el cargo por devolución del artículo, lo normal es que nos hagan el abono a través de la tarjeta. De ese modo al comercio no le cuesta dinero, pues se anula la comisión que le han cobrado.
Sin embargo, he detectado que hay alguna que otra cadena de establecimientos donde las devoluciones la hacen siempre en metálico. Supongo que tienen algún tipo de tarifa plana con el Banco por volumen (o bien son un desastre). El caso es que de este modo, el truco esta en comprar algo por el importe del que queramos disponer en nuestra tarjeta de crédito y devolverlo a los pocos minutos. Comisión 0, tipo 0.
  Leer más

ING Direct y su política de comunicación en USA

ING Direct no es una de mis entidades favoritas. Los que me lean con asiduidad lo saben bien. Pero uno intenta ser objetivo, y cuando se curran algo bien hay que reconocérselo. Y si en algo destaca ING Direct, más allá de su supuesta alta rentabilidad, es en su política de comunicación, en su propaganda, si lo queremos ver de un modo más grosero. Y,por lo que se ve, es marca de la casa matriz.
En Estados Unidos, a consecuencia del despelote de la crisis, el FDIC, el equivalente a nuestro Fondo de Garantía de Depósitos, ha elevado sus coberturas hasta 250 mil. Y como veremos, los norteamericanos deben tener la misma empanada mental que los españoles a la hora de saber lo que cubre, como cubre y cuanto cubre (¿y si tengo más de una cuenta?, ¿y más de un titular?). Aviso a lectores, paso de responder dudas concretas sobre lo que cubre o no cubre nuestro Fondo de Garantía de Depósitos, a leérselo.
ING Direct, a la que le deben estar dando duro también en USA ante la desconfianza de todo lo que huela a Banca, ha remitido a sus clientes un mail donde les explica el nuevo limite de la FDIC (250000 US$), y la manera en que computa, con ejemplos para maximizar la cobertura.
De esta lectura extraigo dos conclusiones:
1. Los chicos de ING Direct son listos. Raro, muy raro sera el cliente que tenga más que las posiciones descritas en su entidad en cuentas a la vista o de ahorro. Se lo ponen facilito al cliente para que duerma tranquilo (todo lo tranquilo que te pueda dejar un Estado megaendeudado como el norteamericano).
2. Pero claro, de una segunda lectura, creo que se nota una evidente asimetría con ING Direct España. Y me explico. Como sabemos ING Direct es una sucursal del Banco holandés. Por decirlo claro, no hay una sociedad ING Direct España SA (las cuentas anuales auditadas que se publican son las de la matriz, las de la española son notas de prensa de sus directivos). Y al no tener una personalidad jurídica separada, aunque este supervisada por el Banco de España en sus operaciones en nuestro país, el FGD que lo cubre es el Holandés.
En EEUU no se les permite operar como sucursal. Funcionan como Sociedad independiente, aportan al Fondo de Garantía norteamericano, y en mi opinión, el negocio que desarrollan en aquel país es mucho más transparente para un consumidor normalito que el que acometen en España.
Esta claro que la posibilidad de funcionar como sucursal esta amparada en la normativa europea. Pero dada la crisis financiera actual, el conflicto islandés-británico, o incluso el irlandés-británico, igual conviene que se empiece a obligar a todos los Bancos que trabajan en España a nivel de Banca Comercial a hacerlo bajo el paraguas de una sociedad ad hoc española, con sus correspondientes auditorías, y con su lógica aportación al FGD español.
¿Antieuropeo? No. Los antieuropeos han sido los que han comenzado a nacionalizar Bancos, a dar garantáis por el 100% de los depósitos y demás historias. Europa ha muerto, si alguno vez llegó a vivir.
  Leer más

Propuesta Radical: Cambio de tipo de referencia

Escribo este post despues de conocerse la bajada concertada de medio punto de buena parte de los Bancos Centrales de referencia. La bajada no ha evitado el pánico en las Bolsas. Ni el intervencionismo vía paquetes de compra de activos tóxicos, de Bancos en la UVI, o de no se sabe muy bien que no esta sirviendo de nada. Las inyecciones de liquidez en el sistema financiero tampoco.
Hoy he estado parado en un atasco durante más de una hora. Oyendo las noticias, dándole vueltas a las cifras, y sobre todo perdiendo un tiempo precioso. Es por ello que escribo este post de un modo apresurado. No voy a ser preciso, ni a poner enlaces, sólo a sugerir una reflexión en voz alta. Sin duda estará llena de defectos que no soy capaz de precisar, de consecuencias indeseables. No deja de ser una medida intervencionista, pero me parece que en mucha menor medida que las propuestas hasta el momento, entiendo que con menos efectos secundarios y con menos posibilidades para la corrupción.
Estadísticamente la mayoría de las hipotecas españolas están referenciadas al Euribor. El Euribor lo que hace, en última instancia, es tomarle el pulso al mercado interbancario europeo. De otro modo, distinto a la hora de su formación pero similar por lo que significa, a lo que hacia el Mibor años atrás con interbancario español. Diariamente los Bancos acuden a estos mercados con el propósito de tomar liquidez o de colocar liquidez, configurándose unas horquillas de precios en función de plazos, negociaciones, riesgos...De hecho el Interbancario era tomado por las entidades financieras como su coste de oportunidad, pagar por encima del mismo venía a suponer una perdida, lo mismo que cobrar por debajo. De este modo, se justificaba por parte de las entidades el uso de estos interbancarios como tasas de referencia a la que sumar un diferencia, que, burdamente, podría ser definida como la ganancia sobre ese coste de oportunidad.
El problema es que el Interbancario se ha secado. Las entidades financieras desconfían unas de otras. El virus se ha extendido y nadie sabe quien esta infectado a ciencia cierta, ya que las ramificaciones son insondables. Por tanto, la facilidad para financiarse en el interbancario se ha reducido de modo exagerado, teniendo en cuenta que también tienen complicado la colocación de deuda en los mercados, los Bancos están incrementando su dependencia de los depósitos de los particulares, y de los préstamos del BCE.
Buena muestra de ella es el diferencial entre el tipo del Banco Central Europeo y el Euribor a un Año. El primero a un 4,25 hasta hoy. El segundo rozando un 5,5. Un diferencial enorme que refleja la desconfianza del sistema y lo disfuncional del mismo. Tradicionalmente las diferencias son mucho menores, ligeramente por encima o por debajo en función de las decisiones que se esperan del BCE, pero solo ligeramente. Llevamos, sin embargo, mucho tiempo con estas disparidades. Tranquilos, que enseguida llego al asunto en concreto.
El problema, tal y como lo veo, es que la decisión del BCE de bajar medio punto puede quedarse en un mero nominalismo, sin consecuencias prácticas para la economía real. Ahora tenemos tipos al 3,75%, pero las hipotecas están referenciadas al Euribor y este, en principio, sigue al 5,5 o 5,4. Aunque mañana baje dudo que se pegue, como debiera, al del BCE. Y ésto es así debido a que el mercado interbancario ya no es un mercado eficiente. Luego el esfuerzo puede ser baldío, siendo los únicos beneficiados en última instancia aquellos bancos que tomen prestado directamente del BCE.
Entiendo que la justificación del Euribor como tasa de referencia se ha debilitado notablemente. Antes servía para determinar cuando se ganaba y cuando se perdía. Hoy por hoy, no esta claro que sea un coste de oportunidad real( ¿quién recurre al interbancario?, ¿cual es la dispersión de tipos entre todas las operaciones que se cruzan?). Lo que propongo es que quizás se debería dar una vuelta a la posibilidad de cambiar el tipo de referencia de las hipotecas, y donde dice Euribor hablar de Tipo de Intervención del BCE que, hoy por hoy, creo que se corresponde mejor con la principal fuente de liquidez del sistema. En cierto modo es similar a la previsión legal que hay sobre la sustitución del Mibor por el Euribor en determinados supuestos. Cuando un tipo de referencia oficial deja de ser funcional, creo que queda justificada la intervención por parte de los poderes públicos para su sustitución ex lege.
Evidentemente, esto supone que se repercuta inmediatamente una bajada fuerte en los tipos de las hipotecas. Y un pellizco considerable en las cuentas de resultados de muchos Bancos. Pero a cambio ganaría una mayor viabilidad de buena parte de sus operaciones de activo. Sin duda, habría que examinar también su impacto en relación con las emisiones de titulaciones, etc...
¿Es muy descabellado lo que planteo? Reconozco que me aburría en el coche.
  Leer más

Meme: sobre quiebras de bancos y cajas en España

La verdad es que Fernan2 es un cachondo. Pone deberes a triscapellejo. Segundo meme que me casca en poco tiempo. Y uno, ante el castigo se crece, ergo ya la tenemos liada. Debe ser algún tipo de relación sadomasoquista.

Fernan2 me planteaba las siguientes preguntas:

¿Podría en los próximos meses quebrar un Banco o Caja en España?

¿Podríamos perder el dinero que teníamos depositado y que creemos tener seguro en nuestro Banco o en nuestra Caja?

Pues vamos para delante. A la primera pregunta, y realmente a las dos, les pondría de música de fondo un tema de Loquillo en la que dice que el ve la vida en Blanco y Negro, que no quiere colores innecesarios. Pues, en términos financieros, no se si colores, pero gamas de grises hay unas cuantas. Por tanto la respuesta va a ser matizada, muy matizada.

Para empezar podemos dar la vuelta a la pregunta, ¿es imposible que quiebre un Banco o Caja en los próximos meses? Cuando hablo de imposible hablo de imposible absolutamente, esta claro. No creo que haya nadie que pueda negar esta posibilidad al 100%. Pero ojo, ni en estos momentos, ni en plena orgía del ciclo expansivo. Por tanto, podemos responder que como posible es posible.

Quédese el cambio

A veces uno se queda sorprendido del éxito de determinadas iniciativas. Quizás se debe a que soy escéptico sobre la bondad de determinadas ingenierías financieras. Quizás al creer, seguramente de modo equivocado, que en materia bancaria casi todo esta inventado. Y probablemente sea así, sólo que todo cambia al mirarlo con otros ojos. Y si esa visión coincide con la del consumidor , se ha dado en la clave. Cosas del diseño, según algunos.
Algo así sucede con la cuenta Keep the Change! de Bank Of America (BoA). Los chicos de BoA sacan un producto basado en la observación del comportamiento de los consumidores. Cuando pagamos en metálico y nos devuelven el cambio, si nos lo guardamos para chinchar a Solbes, este acaba en un bote en nuestra casa, como regla general. Un bote o hucha, donde vamos guardando las monedas una a una, hasta que al final las ingresamos en el Banco o nos damos un homenaje, tacita a tacita, que diría la Maura.
En EEUU el pago en efectivo es menor que en España. Están más habituados al pago con tarjeta. Y de repente a alguien se le enciende la bombilla. Lancemos una cuenta de ahorro vinculada a una tarjeta y que reproduzcan conjuntamente ese mecanismo. Cuando vayamos a pagar en un establecimiento, la tarjeta nos cargará la cifra redondeada en la cuenta, y destinará el exceso a una cuenta de ahorro. La cuenta Keep the Change.
Según nos comentan los chicos de BoA ha sido todo un éxito. Más de 10.000 millones se han volcado en esa cuenta. Casi nada. Dicho lo cual me gustaría hacer las siguientes precisiones.
1. Alguno puede pensar que esto no es ahorrar. Para mi sin duda lo es. Estoy apartando de mi cuenta de gastos un dinero a una cuenta separada. Además lo hago con un acto que el norteamericano medio agradece mucho, que es el consumir. Y contribuye a un efecto bien conocido por los financieros, y es que conviene limar todo lo posible nuestra cuenta transaccional, nuestra cuenta operativa, pues los excesos de saldo suelen contribuir a un mayor gasto (aunque aquí un mayor gasto supone también un mayor ahorro). En cierto modo es similar a la operativa de traspasos condicionados que ofertan determinadas entidades financieras españolas, en las que se marcan unos determinados importes, por encima o por debajo de los cuales, se transferirá una cantidad X entre fondos, cuentas corrientes, etc...En todo caso, este ahorro-calderilla se hace de un modo sutil y que parece no forzar al cliente.
2. Respecto a la operativa concreta, creo que hay algo de lo que expone la web, ebanking.cl (muy recomendable), a través de la que he llegado al producto que no me cuadra. Y es que deba solicitar en el momento del pago en el establecimiento el redondeo. No le acabo de ver sentido, al menos tal y como funcionan los datáfonos en España.El comerciante marca un importe X que es el que se le abona y el que se le carga al titular de la tarjeta. Importe sobre el que se gira la comisión. Entiendo que de ninguna manera se le giran comisiones por el exceso, pero desde el punto de vista fiscal no acabo de ver clara la jugada si es como se expresa en la web. Tiene más sentido que la tarjeta, por defecto al detectar el cargo en el establecimiento hago un cargo complementario de redondeo en la cuenta del consumidor.
3. Como agudamente señala alguien, el Banco tarda hasta 3 días en abonar el cambio en la cuenta de ahorro. Todo un caramelo, y toda un propina para colocarla en los mercados financieros. Además podrá estudiar patrones de comportamiento de este colectivo, hacer ofertas concretas para acabar recolocando o gastando esa minicuenta, etc...
Estará todo inventado, pero a veces no lo parece. ¿Hay algo equivalente aqui?
  Leer más

Las innovaciones financieras en tiempo de crisis (I): certificados de amortización negativa.

Decía aquel Ministro del Interior con el tuvo a bien obsequiarnos FG que, los experimentos con gasesosa. Parece mentira que dicha proclamación de prudencia no se correspondiese luego con su ejecutoria. Creo que lo más brillante de sugestión se condensa en esa aportación suya al uso de la gaseosa. Y convendría que mucho aprendiz de mago financiero reflexionase sobre ella antes de lanzar un nuevo Frankenstein financiero como panacea para resucitar a este Lázaro de mercado.

Que se me entienda bien: no estoy en contra de la sofisticación financiera. Para nada. Creo en el diseño a medida, en la delicatessen financiera, etc...De lo que estoy en contra es de que se vulgaricen dichas creaciones financieras y se acaben colocando en masa, indiscriminadamente, por profesionales que saben poco más que los clientes que han de asumirlas. A título de ejemplo, y dado que ya le he dedicado el suficiente tiempo y espacio a las hipotecas multidivisas y al tremendo agujero que van a hacer en un futuro, me quedaré con dos, una que aún no ha aterrizado en España y otra que esta en pleno desarrollo en nuestro país. En la entrada de hoy hablaré de los certificados de amortización negativa, dejando para mañana las subvenciones del promotor.
En una entrada muy sugerente, pero que creo que ha pasado injustamente desapercibida en Rankia, del Blog de Felipe Sanchez Coll, éste recoge una de las posibles soluciones al hecho de que el valor de mercado de la vivienda se sitúe por debajo del saldo vivo del préstamo hipotecario, lo que unido a una incapacidad de pago de la cuota por parte del deudor conduciría a la entidad financiera a una situación difícil. La propuesta, impulsada por Bernanke, consiste en fomentar la refinanciación de estos créditos y en el "perdón" por parte de las entidades acreedoras de las cantidades adeudas que se situasen sobre ese valor de mercado. Pero con matices, y cito a Felipe:
Sin embargo, en lugar de dejar marcharse de rositas a aquellos que tomaron una hipoteca que hoy no pueden pagar la Oficina de Supervisión recomienda otra solución complementaria. El diferencial entre el valor de la hipoteca y el valor actual del mercado no sería perdonado para siempre. El prestamista podría emitir un documento al que se denominaría “certificado de amortización negativa” por ese importe. De tal modo que si la propiedad recuperara su valor inicial y posteriormente fuera vendida, el prestamista tendría derecho a reclamar la cantidad adeudada más unos intereses.Bill Ruberry, el portavoz de la Oficina de Supervisión, explicaba que si una casa tiene una hipoteca original de 100.000$ y el precio de mercado en la zona es de 80.000 “entonces hay una parte negativa de 20.000$”. En ese momento el prestamista podría refinanciar ese negative equity de 20.000$.Si posteriormente la casa es vendida por 100.000$, entonces el prestamista podría recuperar los 80.000$, más los 20.000$. Si la venta se realiza por encima de los 100.000$ entonces el tenedor de ese “certificado” podría obtener unos intereses por encima de esos 20.000$. Además, en la propuesta se contempla otra posibilidad no menos llamativa, la de que esos certificados pudieran ser negociados. Un punto que hace pensar que los norteamericanos no han acabado de comprender en su totalidad el problema de las titulizaciones sobre hipotecas “Sub-prime”.
Bien, con la solución planteada, se consiguen varios logros. Se depuran los balances de los bancos, se ponen de manifiesto el daño real causado por la crisis, se reduce el monto de los pagos mensuales favoreciendo el cumplimiento crediticio, y ante una eventual evolución positiva de los precios, dicha condonación se retrotrae, existiendo una expectativa de recobro. De alguna manera, busca detener la hemorragia, cortando por lo sano y salvando lo salvable.
Evidentemente éso tiene un coste, supone reconocer unas perdidas abultadas (pero quizás sea mejor eso que dejar el mercado haga suposiciones sobre perdidas latentes superiores). Perdidas que irán contra la cuenta de resultados de esas entidades, ya que entiendo que esos certificados habrán de ser provisionados del alguna manera. Dicha joroba financiera supone aceptar que durante un tiempo esos balances estaran lastrados. De ahí que el supervisor proponga refinanciarlos. Pero, entre nosotros, y como comentaba en el Blog de Felipe, me parece una aberración. Si la titulización de hipotecas subprime nos ha llevado hasta aquí, que esperan de hacer otro tanto con lo que no es si no un desecho de las mismas, de algo que aparentemente carece de valor.
¿Y en España? Desconozco si hay algún estudio de como articular jurídicamente estas figuras de los certificados de amortización negativa en nuestro sistema hipotecario. Así mismo habría que ver sus implicaciones fiscales, contables, de supervisión del Banco de España...En tanto en cuanto llega eso o algo similar, lo más parecido que conozco lo hace una EFC, que pacta con los clientes unas cuotas fijas durante un periodo X (2-3-5 años), pero con un Préstamo a tipo variable. ¿Cómo salvan la diferencia entre la cuota que pagan y las que les correspondería según tipos? Capitalizándola en el préstamo. Es un supuesto de amortización negativa. De una manera similar podrían usarse los sistemas de capital aplazado. Hay entidades que postergan la amortización del 20%, del 30% , del 40% del préstamo al vencimiento del préstamo, reduciendo de esta manera la cuota. Hasta ahora, eso si, los intereses correspondientes a ese capital aplazado se pagaban mes a mes junto con la cuota ordinaria, pero nada impediría a que igualmente se capitalizasen, dejando una cuota más liviana, a costa de generar una pelota futura considerable.
Soy consciente de que estas soluciones ibéricas no suponen, a diferencia de las norteamericanas, un reconocimiento temporal del agujero patrimonial. Son algo muy distinto, pese a que formalmente los efectos sean similares. Y me preocupa que, al igual que corre con la multidivisa sean usadas para financiar una nueva expansión crediticia, permitiendo que aquellos no pueden comprar algo lo tengan al alcance de la mano gracias a la magia financiera. En dicho sentido, la propuesta yanki supone un claro marcaje de las hipotecas dañadas, y no se puede usar, en principio para financiar operaciones insostenibles.
Los experimentos con gaseosa, ya se sabe, pero parece mentira que al menos no hay un debate público sobre posibles soluciones legales, que no pase por rascar el bolsillo del contribuyente (cosa que en USA tambien hacen).
  Leer más

¿Banca de ambiente?

En los comienzos de este blog hablé de las hipotecas de alta costura. Hipotecas que, realmente, no eran para el común de los mortales. Se trataba, como en sus homólogas del mundo de la moda, de reclamos publicitarios, de muestras de virtuosismo financiero dedicadas a conseguir que se hablase de ellas en los medios, que la gente se interesase por ellas aunque finalmente acabase contratando otras.
Evidentemente, lo mismo que puede haber hipotecas de alta costura, otro tanto ocurre con otros productos, a otra escala. Una buena muestra la han dado en la filial de Credit Suisse en el Reino Unido. Credit Suisse, especializados en Banca Privada, han creado un Departamento específico orientado a clientes gays, atendido así mismo por asesores gays. Por un lado afirman que los gays son un nicho de mercado muy interesante, ya que cuentan con ingresos superiores/menores gastos que los heterosexuales, y por otro entienden que el desarrollo de este servicio conseguirá que los potenciales clientes no se vean en la necesidad de tener que justificar o explicar sus estilos de vida, ante alguien que los comparte dada su condición sexual.
Pues no lo veo. Para nada. Dudo de ambos presupuestos en los que se apoya la idea:
1. Es un tópico muy manido lo del gay adinerado. Tengo la sensación de que es un cliché que pertenece a otro tiempo. Hay un chiste bastante vulgar que no voy a reproducir pero que tiene un fuerte poso de verdad. Hubo un tiempo en que sólo aquellos que contaban con unos ingresos relevantes, con una holgada y estable posición económica y profesional , podían hacer pública su condición sexual, que además era fuertemente aireada por el hecho de la diferencia. Hablar de la heterosexualidad de Abramovich no es noticioso. Lo que no gozaban de un cierto status,si salían del armario se la jugaban en muchos frentes Hoy, en mi opinión, en nuestra sociedad (y supongo que en la británica) ese estado de cosas esta amplia y felizmente superados. Y con ello podemos comprobar que los gays, como no podía ser de otro modo, representan una realidad, desde el punto de vista profesional, como la de los heterosexuales. Hay parados, millonarios, auxiliares administrativos, policías, vamos, como los Village People.

Otros contenidos sobre 'Bancos' en Rankia

¿Cómo saber si tengo un vale vista?

Sofiast. Un vale vista, o vale a la vista, es un documento representativo de dinero en efectivo depositado en una cuenta vista y que puede ser emitido a nombre del mismo titular de la cuenta o de un tercero, y puede ser nominativo (a la orden) o endosable.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

Cuentas de Ahorro online de Scotiabank

Mablan. ¿Estás ahorrando para comprar una casa o coche? Scotiabank te ofrece numerosas formas de ahorrar para cualquiera que sea tu objetivo. Hay numerosas formas tradicionales de ahorro pero ahora vamos a conocer una nueva alternativa de ahorro: la Cuenta Renta Diaria.

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

¿Cómo obtener una tarjeta MasterCard en Chile?

Matias Torres. MasterCard Chile proporciona una tarjeta de crédito asociada a la compañía, lo que significa que puede ser utilizada en todos los comercios que cuenten con un sistema compatible con la empresa. Existen 4 tarjetas de crédito y cada una pertenece a un segmento diferente, es decir, que en el mismo orden en que serán nombradas es que aumenta su cupo, sus beneficios y la renta solicitada...

Autor del blog

  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar